10 Canciones para recordar a Leonard Cohen en el Cine

El Ministro de Canadá ayer anunciaba en su cuenta de twitter que su nación perdía a uno de los más notables e influyentes artistas de su historia. En efecto, el fallecimiento de Leonard Cohen sería anunciado apenas ayer por su familia en su propia cuenta de Facebook, pasando este gran escritor, poeta y cantautor a mejor vida desde el pasado 7 de noviembre.

Nacido en Montreal el 21 de septiembre de 1934 y de descendencia polaca y lituana, Cohen comenzaría estudiar música y poesía a sus 14 años; fascinado por la cultura española, la poesía de Federico García Lorca y los acordes de la guitarra clásica y el flamenco, rápidamente comenzaría a escribir letras para su grupo adolescente de country-folk The Buckskin Boys. El joven músico escritor disfrutaba del peculiar ambiente decadente de los barrios bajos de Montreal; el vicio en los clubes nocturnos, las peleas clandestinas y las operaciones del hampa captarían su atención y darían origen en un futuro a sus letras más famosas.

26-lists-leonard-cohen-w750-h560-2x

Entre 1954 y 1956 publicaría sus primeras poesías, a los que le seguirían una constante búsqueda por el éxito literario con obras de poemas y ficción como The Spice-ox of Earth (1961), pieza que además de darle daría cierta relevancia entre los críticos y casas editoriales canadienses, le permitiría junto a la herencia de su padre comprar una casa en Hidra, Grecia, lugar que actuaría como su musa durante este y los años por venir.

Durante principios y mediados de 60’s alzaría su poesía con 4 publicaciones, sin embargo desesperado por la falta de éxito y reconocimiento se trasladaría a Estados Unidos para comenzar su carrera como cantautor. Dos factores principales influyeron para el levantamiento del mito musical: el primero, su participación en clubs y variados festivales de folk; el segundo, su célebre canción Suzanne, la cual terminaría por enamorar al mismo productor de Bob Dylan.

rs-leonard-cohen-2c24a166-affc-4250-a4a5-a8fd0a52a730

El resto fue más que historia, fue leyenda. Su inconfundible y única voz parecía solo apta para su cruda y romántica percepción de ver la vida transformada a través de su poesía en una hipnotizadora estructura musical. La religión (Del judaísmo se convirtió al budismo), la política, el amor y la sexualidad fueron temas recurrentes en sus letras, conformando así decenas de éxitos durante 6 décadas de carrera (14 discos de estudio, 8 en vivo, 4 recopilatorios y 5 de homenaje).

La cierta y atrayente depresión emanada de sus acordes y ese oscuro y maravilloso tono de voz lo hicieron material para musicalizar en el cine y la televisión más de 240 soundtracks, sumando además 9 composiciones (3 cortometrajes, 3 largometrajes, 1 serie de televisión y 2 documentales) y 6 participaciones como actor secundario .

leonard-cohen-1

En lo personal, una figura esencial para mi aprendizaje cultural y musical, capaz de sonorizar interminables horas de debate en mi juventud entre dominó, el humo del cigarro y pláticas sobre la política, religión y sociedad que forjaron mi carácter y amistades.

Recordemos 10 de sus temas más recurrentes en el cine, con la promesa de seguir escuchando y reverenciado su excelencia poética y musical durante generaciones. Que descanse en paz

 

Hallelujah (Songs of love and hate, 1984)

Quizá su canción mas conocida y ciertamente la más referenciadas dentro del cine con más de 100 inclusiones en soundtracks. Según datos, Cohen escribió más de 80 versiones de la letra antes de dar con la versión definitiva de esta, la cual toma prestadas simbologías judeocristianas para referirse a la felicidad y el dolor que provoca el amor. Aunque al principio no resultó un hit, conforme el tiempo se convirtió en un verdadero himno ¿Recuerdan Watchmen?

 

Everybody Knows (Im Your Man, 1988)

Los críticos la describen como una pesimista pero muy divertida profecía del fin del mundo vista desde la decadencia social, con muchas referencias al comportamiento humano y de nuevo simbologías religiosas. Acabamos de escucharla en War Dogs este año, pero se la ha incluído en más de 30 soundtracks

 

Waiting for the Miracle (The Future, 1992)

Con alrededor de 15 inclusiones en el mundo del cine, la desalentadora pero magnífica canción de Cohen musicalizaría una de la secuencias más icónicas dentro de una de las cintas más polémicas de los 90’s: Natural Born Killers, siendo la escrita por Tarantino y dirigida por Oliver Stone también plataforma para otros dos clásicos del canadiense.

 

Anthem (The Future, 1992)

Este álbum en particular, uno de los mejores de su carrera, fue utilizado para variadas cintas  además de la anteriormente mencionada (Wonder Boys, David Gale y la serie Sopranos por mencionar algunos). Este bellísimo tema con apenas 5 inclusiones en la historia del cine denota el valor humanitario del poeta, siendo una oda y/o comunicado anti bélico y en pro de la felicidad y esperanza. Vale la pena echarle un vistazo a esta presentación del 2008 con una emotiva introducción

 

Song of the French Partisan

Un cover de la canción original en francés escrita en 1943 por Emmanuel d’Astier que habla sobre la resistencia francesa en la segunda guerra Mundial. Una de sus primeras canciones y la primera adaptación al inglés de la pieza, la cual permitió que después de Cohen muchos otros artistas hicieran su versión. Con apenas un par de inclusiones, la podemos ver en la reciente y brillante comedia de Taika Waititi, Hunt for the Wilderpeople, una de las mejores películas del año

 

Dance me to the end of Love (Various Positions, 1984)

Poco más de una decena de films han referenciado esta hermosa pieza en su uso romántico, sin embargo Cohen declaró que si bien empezó como tal, mientras se iba componiendo fue dedicada al Holocausto, en especial a las ejecuciones crematorias en los campos de concentración en la imaginativa de un cuarteto de cuerdas ficticio tocando los acordes mientras los prisioneros eran llevados a su muerte

 

Suzanne (Songs of Leonard Cohen, 1967)

Como muchas canciones de su primer álbum, la letra de esta pieza se origina del poema Suzanne Takes You Down, contenido en su libro publicado en 1966 Parasites of Heaven. Cohen se basó en el encuentro que tuvo con Suzanne Verdal, la esposa del escultor Armand Vaillancourt. Con una treintena de apariciones en películas, destacan sus acordes en Breaking Waves de Lars Von Trier y Fata Morgana de Werner Herzog. La canción también contiene un dato curioso que el mismo Cohen relata al principio de este video

 

I’m Your Man (I’m Your Man, 1988)

Considerado una especie de regreso musical, la canción que titula este disco se convirtió junto a otras piezas verdaderos clásicos de su carrera. Una canción coqueta y sensual que incluso dicta conductas obsesivas y masoquistas, no por nada fue seleccionada para ser parte del soundtrack de la cinta Secretary. Sin duda una de sus mejores canciones.

 

The Future (The Future, 1992)

Una dura y cruel canción enmarca la perspectiva del cantautor hacia un futuro desolado rodeado por la inminente destrucción haciendo clara alusión al poder bélico, natural y político. Una pieza opresora con unos grandes acordes que la hacen la favorita de su servidor. Como ya lo habíamos mencionado esta obra compartió los créditos cinematográficos y televisivos del mismo álbum homónimo. Recuerdo repetir y repetir esta canción en eternas y gloriosas noches de dominó con mis amigos en la infancia y juventud ¿Han jugado dominó con Leonard Cohen de fondo? Se los recomiendo, es un total regocijo intelectual y musical

 

Take this Waltz (I’m Your Man, 1988)

Una de sus himnos más reconocidos, Cohen adaptó a modo de versión en inglés el poema Pequeño Vals vienés del poeta y mayor influencia Federico García Lorca contenido en su publicación Poeta en Nueva York. Contrario a su conocimiento comercial y a diferencia de muchas otras, esta obra apenas se ha usado para menos de una decena de films incluyendo la cinta de comedia romántica homónima del 2011

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*