10 Curiosidades de Dumbo, la joya animada que salvó a Disney en 1941

Surreal, ceremonial, traumático, revolucionario, atrevido, estremecedor, tierno; muchos calificativos para referirse al clásico de Disney de 1941 que sin duda es una de las joyas remanentes de lo animado, y que ahora verá su legado y respeto en peligro de la mano de una muy cuestionable adaptación del mediocre y cada vez venido a menos Tim Burton.

¿La gran diferencia? Proveer a los humanos de un protagonismo que en la pieza original les era ajena, fungiendo estos como simples elementos alrededor de la tragedia y aventura del elefante Jumbo Jr., apodado como “Dumbo” debido a su supuesta torpeza ¿Eran acaso aquellas dos orejas una metáfora hacía aquellas minorías con capacidades diferentes y/o superiores? Absolutamente, dentro un discurso donde a Walt Disney no le importaba un carajo la corrección política en una época de apogeo para el cine animado, alejado de tendencias ridículas que hoy en día afectan su narrativo, riesgo y esencia artística.

Dumbo no solo es surreal en su interior, sino también en su exterior, abordando temas que iban desde el racismo, la guerra y las mencionadas minorías, hasta la crueldad humana (ya sea en los personajes humanos o la crueldad social relejada en el comportamiento “animal” de algunos de sus personajes), la pérdida maternal y el uso de estupefacientes, estos últimos elementos explícitos tanto en su elaboración como en su relato.

Recordemos al entrañable elefante orejón en vísperas de su comercial y peligrosa re adaptación, con 10 datos curiosos sobre su hechura, que vuelven a Dumbo una joya imprescindible y atemporal del cine y de la animación.

 

Números y estadísticas

El cuarto largometraje de Walt Disney Studios primeramente fue pensado como un mediometraje de 30 minutos para recuperar algunas de las pérdidas que habían causado Fantasía y Pinocho, ambos rotundos fracasos taquilleros, sin embargo y tras algunas circunstancias del propio Walt (que comentaremos más adelante), el film pasó a las pantallas con 64 minutos, siendo uno de las películas con menor duración en la historia del estudio, pero su mayor logro taquillero en los años 40, repitiendo en 1981 el honor de ser la primer película de Disney en pasar al formato de video VHS.

Oscar y Cannes

Con dos nominaciones al Oscar, Dumbo acabó por llevarse en 1942 la estatuilla a la mejor banda sonora, aunque muchos piensan que también debió hacerse de la de mejor canción con la hermosa y desgarradora Baby Mine. Tras estallar la Segunda Guerra Mundial, el éxito de Dumbo revivió hasta 1947, cuando fue considerada en la participación de Cannes, llevándose un premio del festival al mejor diseño animado.

Protagonistas mudos

Hasta la fecha, Jumbo Jr. (Dumbo) es el único protagonista en la historia de Disney que no emite ninguna palabra. Un rasgo que se extiende hacía otro de los personajes principales, su mamá, que solo emite un solo diálogo, el nombre de su hijo.

El primer elefante en TIME

Debido a su rotundo éxito, la revista TIME había pedido a Disney prestado su elefante para que este engalanara su portada de Diciembre de 1941, sin embargo el ataque japonés a Pearl Harbor paró la racha de Dumbo.

El Peyote

Aunque no es un hecho corroborado, es sabido por algunos testimonios que en aquellos tiempos los animadores de Disney usaban peyote, digamos, como un instrumento de inspiración. Los rumores de su uso se han corrido sobre todo durante la creación de Dumbo, hechos que se adaptan y coinciden de manera “surreal” con nuestro siguiente dato.

Salvador Dalí

El afamado pintor surrealista, declarado un fan de Walt Disney en una carta dirigida al padre de dicho movimiento artístico, André Bretón, firmó un contrato con los estudios en 1940, colaborando con algunas ideas en Fantasía y los bocetos de la que sería la secuencia más onírica, memorable y oscura de Dumbo, la del desfile de los elefantes rosas. Con esta colaboración Dalí pretendía junto con Walt tener una mayor injerencia artística y narrativa para un siguiente proyecto que nunca se consolidaría debido a la lucha de egos entre estos dos genios. Sin embargo el daño (o maravilla visual) estaba hecho, y todos los infantes que vimos Dumbo tuvimos que vivir con ello durante muchos años, con palabras como ánimas, almas y Satanás en sus letras, aquellas alucinaciones dejan en claro que dicho proyecto para su tiempo era totalmente arriesgado y fuera de todo canon o estándar (aún lo son).

La pérdida matriarcal

Disney al principio decepcionado por sus dos fracasos al hilo de 1940, vio a Dumbo como un cortometraje sin mucha emoción de trasladarlo a un mayor montaje, sin embargo los primeros borradores de la historia lo motivaron a trabajar sobre ella imprimiendo en él, según los rumores, mucho de su duelo por la muerte de su madre en 1938, de la cuál según los mitos urbanos, Walt se sentía culpable (por un accidente con la caldera de la casa que él mismo les compró a sus padres). Con este dato la secuencia de “Baby Mine” toma otro plano mucho más emotivo y complejo, dejando en animado una especie de expiación del mismo Disney.

La preferida de muchos

No solo Walt Disney dijo en alguna ocasión que Dumbo fue su película favorita, sino también lo es para John Lasseter, el cual en 2001 cuando se encontraba al mando de Disney, canceló una posible secuela de esta joya debido al respeto y estima que le profesaba al pequeño elefante.

Easter eggs

Era apenas la cuarta película de Disney y el mundo de los “easter eggs” ya eran un tema con el que constantemente jugaban los animadores y directores. Tenemos tres aquí principales: el nombre del circo grabado en el Tren se llama WDP Circus, un guiño a Walt Disney Productions; se puede ver y escuchar a Mickey Mouse durante el film, primero cuando Timoteo el ratón abraza una burbuja, viendo su metamorfosis momentánea en el reflejo, además de reír y toser igual que Mickey; por último el mismo Timoteo en el idioma original hace una referencia a las orejas de Clark Gable, diciéndole a Dumbo que muchas personas famosas tienen las orejas grandes.

Cuervos negros

Mientras que en la versión latina los cuervos que ayudan a Dumbo son personificados por culturas y dialectos hispanos (mexicanos, españoles, argentinos), en el idioma original es claro que estos divertidos personajes se mueven y hablan como afroamericanos, explotando en aquellos tiempos los rumores infundado del racismo de Walt Disney. La decisión de hacer a estos cuervos “negros” fue la referencia cultural y musical hacia el jazz ¡nada más!

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

  • Si bien esta claro que vamos a ver a Dumbo de Burton como una aberracion (vamos, estamos a nada de su estreno y no hay resenas en Rotten Tomatoes y veo demasiada publicidad del elefantito volador en las calles de Chicago), yo aun tengo la sensacion de que la cinta va a tener la trama mas “original” de las cintas live action que Disney propone este 2019, claro, es ver la historia de Dumbo desde la perspectiva humana (tecnicamente la verdadera historia arranca justo donde Dumbo termina) y esto mata la historia que nos enternecio en los cuarenta, pero, vamos, Burton, tiene la dura tarea de hacer una historia que no suene a lo mismo, algo que ya vengo digiriendo al ver los trailer de Aladdin y El Rey Leon.. si logra eso, cancelen mi ida a las cintas live action de disney, por lo menos, hasta Malefica II

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*