10 Datos Curiosos para recordar a Bob Hoskins

Quizá no existió otro actor que haya aprovechado su condición física como él. Bajito, rechoncho, de “forma cúbica” y “con cara de cangrejo” como él mismo se describía, agregó en algún tiempo de su vida que ni siquiera su madre se atrevería a llamarlo “bonito”. Tal comprensión de su ser, al contrario de crear un impedimento, se convirtió en una gran ventaja competitiva en su dominio de las artes escénicas, profesión que Robert William Hoskins Jr. desempeñó de manera accidental cuando acompañaba a uno de sus amigos a un casting teatral.

36524

Nacido un 26 de octubre de 1942, el bebé Bob y familia deberían evacuar la provincia británica de Bury St. Edmunds debido al constante bombardeo nazi. De descendencia gitana, un aún muy joven Hoskins de 15 años abandonaría la escuela para desempeñar trabajos de conserje, payaso y traga fuegos en un circo, sin embargo su atracción por las letras y el diseño lo llevaron a la enseñanza autodidacta hasta aquel día en el que le gritaron que era el siguiente, para comenzar como extra de la televisión en 1972.

Destinado generalmente a interpretar tanto villanos como papeles de corte humorístico en desempeños secundarios, a través de su carrera como actor incurrió en 115 títulos entre el cine y la televisión (Sin contar su trayectoria en el teatro), experimentando también las mieles de la producción, guion y dirección, esta última labor con 2 largometrajes y dos segmentos para la pantalla chica.

bob-hoskins

Uno de sus histriones altamente reconocibles y talentosos que entregó clásicos e inolvidables papeles a finales de los 80’s, un día como hoy nace Bob Hoskins, y le rendimos homenaje en Cinescopia con 10 datos curiosos y recordando sus mejores películas.

 

Comienzos tardíos

Con 26 años en el teatro, 30 en televisión y 31 en el cine, Bob resultó ser un actor nato al referirse a la profesión como tal, descalificando todo tipo de lecciones y argumentando que talento es sencillamente natural. Primero desempeñándose en la industria de su país, su primer rol importante se daría hasta sus 44 años, para consecuentemente con 46 dar el brinco hacia Hollywood, pero esas son otras historias…

Mona Lisa

Recién saliendo de los roles secundarios / terciarios, Neil Jordan vería en Bob la pieza perfecta para edificar su obra Mona Lisa (1986), un torcido drama de crimen y romance en donde el actor, gracias a un tan poderoso como odioso y tierno desempeño, se haría de la tripleta BAFTA, Globo y Palma de Oro, solo siendo derrotado en los Oscar, mercado en el que aún aquel chaparro, osco y pelón no era nada reconocido, por lo tanto la nominación era más que suficiente. Definitivamente el rol de un ex reo chofer enamorado de una joven prostituta le regaló a Bob el mejor papel de su carrera.

monacb

La Segunda Guerra Mundial

“La mayoría de las dictadores eran de mediana edad, calvos, enanos y gordos” Palabras sabias del actor que lo llevarían a interpretar a 4 líderes de este tipo dentro de la línea histórica de la II Guerra Mundial: Al dictador Benito Mussolini en la mini serie documental Mussolini and I (1984); al sádico líder comunista ruso Lavrenti Beria en The Inner Circle (1991); al ministro y oficial del Ejército Británico Winston Churchill en la película para la televisión When Lions Roared (1994); y finalmente a la mano derecha de Stalin durante la invasión nazi y posterior artífice de la Guerra Fría Nikita Jruschov en la deficiente Enemy at the Gates (2001), cinta bélica que gozó de cierta fama gracias a la dirección de Jean Jacques Annaud.

El acento americano

Sin duda su papel más querido y conocido fue el Detective de caricaturas Eddie Valiant en el peculiar clásico del cine noir Who Framed Roger Rabbit? (1998) de Robert Zemeckis y Steven Spielberg. Para conseguir el papel Hoskins no solo tuvo que fingir un perfecto acento yanqui que incluso llegó a confundir al público y a la crítica sobre aquel aún extraño y desconocido actor, sino también pasar por encima de Chevy Chase, Eddie Murphy, Ed Harris, Robert Redford, Harrison Ford, Bill Murray, Jack Nicholson ¡Y Sylvester Stallone! En lo personal, me resulta imposible concebir esta infravalorada joya sin el rostro y desempeño de Hoskins ¿Ustedes?

Pirata de segunda mano

A pesar de que Hook (1991), una secuela muy libertina del cuento de Peter Pan resultó ser uno de los mayores fiascos de los 90’s para Steven Spielberg, el trabajo actoral de los villanos y en especial la química entre Dustin Hoffman como el Capitán Garfio y Bob Hoskins como el Señor Smee resultó de lo más agradable y relevante (Sobre todo cuando un insoportable Robin Williams no estaba en escena). El papel del asistente pirata sería retomado por Bob hacia el final de su carrera en la mini serie de solo dos capítulos Neverland

Cercanía con la mafia

Se le relacionó con algunas actividades mafiosas durante su carrera, sin embargo dichas afiliaciones siempre fueron rumoreadas y no confirmadas. Esto debido a su estrecha amistad con el actor y gánster John Bindon, el cual terminó su carrera cuando le fueron revelados cargos por tráfico de drogas y asesinato.

ed11a9ad00f1848789cafe52b3a9d11f

Amante del Jazz

Un gran fanático del jazz, Hoskins también era conocido por su conecte en variados clubs y amistad con músicos, así como por su vasta colección de álbumes. El mismo actor declaró que el primero que adquirió fue Your Eyes Are the Eyes of a Woman in Love de Frankie Lane, sin embargo su ítem predilecto era Kind of Blue de Miles Davis

Mario Bros por Batman

Que terrorífico cambalache, pero al fin y al cabo accidental, como muchas otras cosas en su vida. Hoskins fue considerado para el rol de The Penguin en Batman Returns (1992), pero el papel fue a parar a manos de Danny DeVito (Bob llegó a declarar que todos sus papeles los competía con DeVito), el cual acababa de rechazar el personaje de Mario de aquella abominable y asquerosa adaptación del videojuego llamada solamente Super Mario Bros (1993). Años después el actor se declararía arrepentido de haber aceptado ese papel, afirmando que ni siquiera sabía que existía un juego llamado así.

db_fotog_19407

Sus mejores películas y/o apariciones

Además de Mona Lisa y Who Framed Roger Rabbit?, Hoskins tuvo pequeñas apariciones en grandes cintas como Brazil (1985), Pink Floyd: The Wall (1982), así como también participaciones más importantes y/o protagónicos en las destacables Hollywoodland (2006), Nixon (1995), Felicia’s Journey (1999) y Mrs. Henderson Presents (2005). Su última cinta sería el bodrio Snow White and the Huntsman en 2012, año en el que decidió retirarse de las pantallas debido al Parkinson. Fallecería de una neumonía 2 años después a los 71 de edad.

¿El primer Lobezno?

Si, aunque usted no lo crea. Cuando al loco de James Cameron le dio por hacer una adaptación de X-Men allá por el año de 1989 (Como productor, pues su aún esposa Kathryn Bigelow la hubiese dirigido), el actor seleccionado por la pareja para interpretar a Wolverine era ni más ni menos que ¡Bob Hoskins! Según algunos rumores, Cameron defendía esta idea al argumentar que el mutante era descrito como “bajito” y “feroz” en los cómics ¿Razón suficiente? Afortunada o desgraciadamente nunca pudimos ver aquello, ya que el mismo Stan Lee le canceló todos sus planes a Cameron

526008185e4c8489f0ed25b63464b7d206b5f3eb7fbcb9afbb9b8543103ba446

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*