10 Datos Curiosos para recordar a George A. Romero, el padre Zombie

El día de ayer se dio la triste noticia del fallecimiento de George A. Romero, oficialmente reconocido como el inventor del “zombi” moderno al establecer los principales arquetipos  narrativos de la criatura a partir del clásico de 1968 Night of the Living Dead, creando  así un subgénero que a raíz del formato serie b, en la actualidad se ha posicionado como uno de los más prolíficos tanto en el cine como en la televisión y videojuegos.

Nacido en Nueva York, George desarrolló rápidamente la pasión por la cámara y la cinematografía, llevando a cabo sus primeros cortometrajes apenas egresado de la Universidad en 1960,  manteniéndose a partir de hacer comerciales junto con sus socios y colegas Russell Streiner y John Russo, quienes también lo ayudarían en la producción y el guion de su opera prima, aquella que cambiaría los estatutos del concepto zombi, de ser una cadáver viviente de origen caribeño (haitiano para ser específico) creado a través del vudú y con fines de esclavismo, a ser seres violentos e inconscientes motivados por el apetito de carne humana.

Ganador de 13 reconocimientos durante 5 décadas de trabajo en las cuales dirigió 15 largometrajes, George A. Romero fue y será siempre referenciado  como el emblema y máxima autoridad en el tópico zombi, al cual acudían cineastas, creadores de comics, series, videojuegos y demás conceptos alrededor del muerto viviente para conseguir al menos su bendición y/o visto bueno.

Detrás de cámaras siempre fue considerado una persona afable y accesible. Se retiraría de la dirección en 2009 y el día de ayer pasaría a la otra vida tras la lucha contra el cáncer de pulmón, siempre acompañado de sus seres queridos y bajo el sonido de la banda sonora de The Quiet Man de John Ford, su película favorita.

Que descanse en paz el padre del Zombi ¿O será que lo tendremos pronto de vuelta en alguna noche de muertos vivientes? Sin duda su obra perdurará por siempre.

 

En realidad, él no fue el primero

Antes de Romero, existen algunas películas que oficialmente se consideran del subgénero zombi a pesar de que estas generalmente recaen en los estatutos previos de la criatura, la de su verdadero origen como un cadáver reanimado que sirve como esclavo para el hechicero en turno: La primera fue White Zombie de 1932 (Donde Bela Lugosi tendría uno de sus más relevantes papeles), a la que le seguiría I Walked with a Zombie de 1943, ambas ambientadas en el Caribe, tierra natal del original muerto viviente. Sin embargo, fue el considerado como peor cineasta de la historia, Ed Wood Jr., quien había mostrado ya muertos vivientes, hostiles e inconscientes pero sin apetito y controlados por una raza alienígena, 9 años antes con Plan 9 from Outer Space.

La Noche de Los Muertos Vivientes

Romero y Russo tomarían como principal referencia la novela I Am Legend de Richard Matheson. Filmada en blanco y negro con una película de 35 mm, la cinta que iniciaría todo ni siquiera incluía la palabra “zombi” en el guion, siendo considerada como uno de los films independientes más exitosos en la historia, costando $114,000 dólares y recabando 30 millones. Su proyección distribuida por Columbia Pictures causó tal impacto que muchos medios, entre ellos Readers Digest, trataron de sabotear las funciones argumentando que el film inducía al canibalismo. Sobra decir que Night of the Living Death es considerada como una de las piezas de horror más relevantes en la historia

Las secuelas

Por supuesto que este gran debut procrearía una serie que se pospondría 10 años. La primera fue Dawn of the Dead (1978), no solo considerada la mejor de la serie, sino también el mejor trabajo de Romero en su carrera; la segunda sería Day of the Dead (1985), que aunque menos relevante, conservaría el estilo narrativo y estético del autor, incluyendo ese discurso de crítica social secundario que si bien con la primera parte fue desde un tono accidental (ubicado en el racismo), con las consecuentes dicho mensaje se iría obviando contra el consumismo y los medios de comunicación, respectivamente. Romero diría que en sus películas consideraba a los vivos como los “villanos” y a los muertos solo como la consecuencia de esa maldad. Cabe destacar que Dawn… es considerada por muchos medios como la mejor película del subgénero, incluso siendo distribuida en Europa bajo el título genérico de “Zombie”.

Vampirismo

Muchos de los elementos para construir a su zombi fueron tomados del  vampirismo, tópico en el que también incurrió en su carrera. Para fines prácticos, fue antes de comenzar con la segunda parte de su saga cuando dirigió Martin (1978), un ejercicio juvenil donde se aborda el tema de los vampiros desde una perspectiva más psicológica que fantasiosa, pero con ciertos toques de horror. Recibida bien por la crítica y sus seguidores, Martin incluso llegó a ser presentada en el Festival de Cannes de 1977

El show de Stephen King

A principios de los 80’s, Romero colaboraría con Stephen King para levantar el proyecto Creepshow (1982), una antología de cuentos de horror adaptadas de las obras del mismo King  y en donde el cineasta dirigiría los 5 segmentos. Siendo la única película de Romero donde él no participaría en el guion, el resultado general fue dispar, pero forjaría una eterna amistad entre los dos maestros del horror. Posteriormente Romero adaptaría y dirigiría la novela de su amigo, The Dark Half, la cual sería uno de los ejercicios menos virtuosos para la carrera de ambos

Resident Evil

George A. Romero fue originalmente contratado para escribir y dirigir la adaptación del 2002 referente al famoso juego de Capcom ¿Se imaginan que visión tan diferente hubiera sido aquello? Sin embargo tras entregar un primer borrador y confrontarse con muchas diferencias creativas, fue relegado del proyecto ¡Que sacrilegio!

Cameos

Romero tiene tan curiosas como fugaces participaciones en cine y televisión (y videojuegos). Con 15 créditos en total como “actor” y 8 de ellas como voz, policía, extra o reportero en sus propios films, Romero también aparecería como un agente del FBI en The Silence of the Lambs (1991) y en su última participación en este apartado se daría en la serie animada Phineas y Ferb, donde el 2014 también protagonizaría el capítulo en honor a él: Night of the Living Pharmachists.

Intercambio con The Misfits

En una sequía creativa a principios del nuevo milenio, Romero dirigiría quizá su más grande fracaso, el thriller de terror Bruiser, donde la banda de hardocre punk The Misfits colaboraría no solo apareciendo en una de las escenas de la película, sino también con dos canciones hechas para la misma: Fiend Without a Face y Bruiser. A cambio de este “favor”, Romero dirigiría el videoclip de la canción Scream!, donde curiosamente los miembros de la banda aparecen como zombis

Extensión y segunda trilogía

Ya en el final de su carrera y con el talento más reducido y muy repetitivo, Romero comenzaría una nueva trilogía que también sería una extensión de su trilogía original. Tras 5 años de ausencia del fracaso de Bruiser y tras 20 años de alejamiento del tópico zombi, el padre regresaría en 2005 con Land of the Dead, a la que les seguirían Diary of the Death (2007) y Survival of the Dead (2009), su última película, y una desgraciada y progresivamente peor que la anterior. A través de esta segunda serie, Romero contaría con el cameo de varios de sus amigos y allegados al tema de horror y zombi, muchos considerados sus pupilos y/o fanáticos y que a la vez encausarían muchas de las películas del subgénero dignas de apreciar: Edgar Wright, Simon Pegg, Quentin Tarantino, Wes Craven, Stephen King y Guillermo del Toro, entre otros

Rechazo a The Walking Dead

Tras el estreno de la afamada y aún en activo serial de televisión, los productores buscaron a Romero para que este dirigiera al menos un capítulo. El Maestro los rechazó argumentando que esos “zombis” no eran su idea.

Quizá George A. Romero no fue un gran cineasta, pero si un autor de gran relevancia y siempre coherente a su estilo e ideología del horror, manteniendo a pesar de la evolución de los efectos, ese tono sombrío de serie b, juguetón, crítico y espeluznante retratado en aquel gran clásico del 68.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*