10 Datos para recordar a Doris Day

La chica con la que todo americano soñaba; tierna, talentosa, valiente, rubia y de sonrisa perfecta, “La Chica de al lado”, la perfecta vecina, Doris Day fue el arquetipo de la belleza hollywoodense de toda una generación, presencia que le fue acompañada de un versátil talento y sentido humanitario que hoy llegarían a su fin tras fallecer a sus 97 años.

Actriz, cantante, bailarina, estrella de la televisión y defensora de los animales, Doris acumuló 43 títulos entre cine y televisión cuando decidiera terminar su carrera fílmica apenas en 1968, a solo 20 años de su primer film, Romance on the High Seas de Michael Curtiz (en televisión extendería su carrera hasta 1985 con sus famosos talk shows).

Recordando a la novia rubia por excelencia de Hollywood, aquí 10 datos curiosos que quizá no sabías sobre Doris Day. Que descanse en paz.

Su sueño principal era el de convertirse en bailarina, pero un accidente de carro en 1937 dañaría gravemente sus piernas, haciéndola permanecer en silla de ruedas durante muchos años de su juventud. Fue durante ese tiempo que decidió comenzar a cantar en la radio, donde conoció al afamado líder de orquesta Barney Rapp, el cual le sugirió cambiar su apellido Kappelhoff, por el de “Day”, en alusión a una de las canciones que Doris tenía en su repertorio: Day by Day.

En su primer matrimonio sufrió de constantes maltratos físicos y psicológicos al punto de ser amenazada con una pistola en el estómago cuando estaba embarazada de su primer y único hijo, esto debido a que su esposo quería que ella abortara. Al negarse y tras dar a luz, el músico Al Jorden la siguió maltratando cada vez que el bebé lloraba en las noches. A pesar de esa experiencia, Doris Day declaró nunca arrepentirse de haberse casado con Jorden: “Si no me hubiera casado con este pájaro, no tendría a mi maravilloso hijo Terry. Así que de esta experiencia horrible vino algo maravilloso”. Su único hijo falleció en 2004 a los 62 años.

Quizá el error más grande su carrea fílmica fue haber rechazado el papel de Mrs. Robinson en The Graduate

Defensora de los animales, cuando se retiró de la actuación se dedicó fuertemente a la creación de dos fundaciones para la ayuda de animales. Una experiencia que ejemplifica de manera perfecta su amor por ellos fue la que se suscitó cuando en pleno set en Marrakech cuando filmaba The Man Who Knew too Much tuvo contacto con cabras, camellos y perros hambrientos, negándose a rodar hasta que  la productora optase por tener que ayudar a los animales montando una especie de stand de comida. Con el problema resuelto, Doris Day aceptó volver al trabajo.

Durante 20 años en el cine hizo 39 películas, haciéndose de 25 premios, entre ellos 4 Globos de Oro

Al principio se negó a cantar su más famosa pieza “Que Será, Será”, por considerarla una canción infantil. Finamente bajo presión del mismo Alfred Hitchcock y la misma productora Paramount, la cantó en una sola toma pensando que sería la última vez que la escucharía. La canción ganó un Oscar y formó parte de la banda sonora de su posterior sitcom “The Doris Day Show”, protagonizada más tarde por la actriz.

Así mismo también en el set de The Man Who Knew too Much, Doris llegó a enojarse con Hitchcock debido a que pensaba que este se preocupaba solo por lo técnico y no por las actuaciones, en especial por la suya, pues sentía que lo estaba haciendo mal. Decidida a confrontarlo, Day le preguntó a Alfred por qué no daba anotaciones sobre su desempeño, a lo que el director solo contestó: “Querida Miss Day, si tuviera algo que decirle, créame que se lo diría”

Su fobia a volar no solo le causó el no poder acudir a recibir la Medalla de la Libertad entregada por el presidente George W. Bush, sino que también le arrebató la oportunidad de recibir un Oscar honorario al negarse a viajar en vuelo a la ceremonia.

Aunque compartió cartel con algunas de las estrellas masculinas más importantes de Hollywood, como James Stewart, Cary Grant, David Niven o Clark Gablefue su química y gran amistad con Rock Hudson la que ha pasado a los anales de la historia del cine con una trilogía de clásicos: Pillow Talk, Lover Come Back y Send me no flowers. En su reencuentro televisivo de 1985, Day dio cuenta del estado de salud de Hudson, enfermo de VIH, declarando que ella nunca supo sobre su padecimiento y preferencias sexuales.

Day tuvo dos estrellas de la fama, una como actriz y otra como cantante, grabando más de 600 canciones.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*