5 Personajes y Momentos para recordar a Alan Rickman

Alan Sidney Patrick Rickman, actor y director nacido en Londres en 1946, falleció esta mañana a la edad de 69 años después de luchar contra el cáncer. Mejor conocido solo como Alan Rickman, comenzó su carrera en la televisión británica en 1978 para 10 años después dar el paso a la pantalla grande de la mano de uno de sus personajes y vilanos más icónicos, Hans Gruber en Die Hard.

 

A lo largo de su carrera contó con 45 títulos en el cine y 23 en televisión, siendo también director en dos ocasiones (Una muy reciente en 2014) sin poder equiparar su renombre como actor. Ganador de un Globo de Oro y un Emmy por su papel televisivo de Rasputin y nominado cuatro veces al BAFTA (Ganando uno como mejor actor de reparto por Robin Hood), Rickman a lo largo de tres décadas se posicionó rápidamente y desde sus inicios en cine como un referente actoral de dos generaciones a la orden de su destacable versatilidad en variados géneros como la comedia, acción, thriller, ciencia ficción, fantasía y drama. Su inconfundible acento y tono de voz y un desempeño histriónico que combinaba una gran presencia con algunos característicos gags físicos sin llegar a la exageración y/o lo grotesco, lo llevaron a ser un icono de reparto llevando a algunos de sus personajes al estrato de iconos de la cultura pop y de la cinematográfica, en especial cuando se enfundaba la piel de pintorescos y hasta complejos villanos que al final le regalaron el quizá sea su papel más recordado: el de un siniestro mago con complejos de amor, bondad y paternidad.

Daniel Radcliffe confirma la calidad de persona de Rickman

Daniel Radcliffe confirma la calidad de persona de Rickman

La selección de sus proyectos lo distinguió, sabiendo donde, como y cuando estar y encausar sus dotes histriónicos para abarcar a toda una audiencia que lo recordará con mucho cariño y respeto a pesar de no contar con esa estela de “Gran actor”.

Nosotros aquí en Cinescopia lo recordamos con mucha estima gracias a esa dosis de entretenimiento y drama de calidad en lo que refería a sus actuaciones. Con las participaciones de Mrs. Punisher, Chikilla, Arquicruz y su servidor El Fett, aquí recordamos 5 personajes y momentos  que construyeron su recuerdo, el cual se postergará durante generaciones gracias a estas interpretaciones:

 

Bonus. Dogma (Kevin Smith, 1999)

El Fett

Personaje: Metatron

En el hilarante éxodo moderno y religioso que sirvió a Kevin Smith para desfigurar y satirizar los mitos dogmáticos de la Iglesia católica y encausar su vena cómica de una vez por todas, Alan Rickman interpreta al Ángel del señor “The Metraton”, la voz de Dios, su mensajero, el cual en forma de un ángel se le aparece a la dinastía de Jesucristo para que esta pueda detener a dos arcángeles caídos que quieren desafiar al todopoderoso y ponerle fin al mundo. Una cinta divertidísima que no necesita de complejas sino pintorescas y carismáticas actuaciones para desencadenar una serie de cuestionamientos religiosos bajo un sarcasmo y humor negro únicos y muy frescos, cualidades con las que Rickman encajó perfectamente gracias a su mencionada versatilidad y su dualidad entre malhumorado y cómico personaje. A pesar de sus pocas escenas, es un deleite verlo fuera de la villanía.

 

  1. Rasputin (Uli Edel, 1996)

Arquicruz

Personaje: Grigori Rasputin

La primera vez que me topé con este excelente actor fue en esta película hecha para la Tv, en una clase de historia, creo que a la maestra o maestro les dio flojera explicar el tema y nos pusieron esta cinta no muy conocida por muchos sobre el legendario e infame Monje Loco.

Desde ese momento me llamaron la atención dos detalles del conocido histrión: Tenía pegue a pesar de no ser el típico actor “carita” y segundo, hacía la mueca de hastío y desagrado más chida de todo el mundo cinematográfico.

Si bien su actuación es digna de mencionarse en esta película por su interpretación y mantener a un adolescente que rayaba en lo hiperactivo entretenido con una narración del temido brujo al servicio de los Zares de Rusia.

Si no quieren verlo de sufridote en Harry Potter o en Sense and Sensibility, les recomiendo esta cinta.

 

  1. Sense and Sensibility (Ang Lee, 1995)

Arquicruz

Personaje: Colonel Brandon

Segunda película que vería de las conocidas adaptaciones de la célebre autora Jane Austen, donde se confirmaría mi debilidad por las cintas de época. En esta cinta, Rickman interpreta todo un verdadero hombre, ya que encarna al Coronel Brandon, quien pretende a la dulce y virginal Marianne Dashwood y luego de ser vapuleado con el frío látigo del desprecio de esta hormonal y sufrida adolescente; nuestro héroe a base de esfuerzo y constancia logra lo que pocos hombres en la vida han logrado: Salir de la FRIENDZONE.

Quizás Rickman no poseía la fuerza o el arrastre para ser un gran protagonista, pero poseía las tablas para interpretar todo tipo de papeles, desde un chiflado brujo, hasta un abusivo sheriff medieval y claro, un respetuoso hombre perdidamente enamorado.

Descansa en paz Alan Rickman, el cine pierde a otra persona esencial.

 

  1. Die Hard (John McTiernan, 1988)

El Fett

Personaje: Hans Gruber

No hubo mejor debut para un actor de sus cualidades (Y limitaciones) que la interpretación de uno de los villanos más icónicos del cine de acción, un supuesto terrorista que como él bien lo dice… solo es un excelente ladrón. Hans Gruber se convirtió en la contraparte perfecta para  Bruce Willis en este explosivo, divertido y tenso thriller de acción gracias a la vocalización y chispa física que Rickman imprimió a su papel, logrando que incluso en el momento de su muerte y derrota, se recordara también como uno de los mejores finales a una figura villana dentro del género. En mucha parte el peso de este personaje a través de los tiempos recae no solo en esa admiración y equilibrio psicológico hacia el seductor y carismático mal por parte de la audiencia, sino también en un guion eficaz que balancea al villano casi como otro protagonista, elemento que a pesar de su acierto no hubiera sido lo mismo sin los ademanes y el cinismo de Alan ¡Inolvidable!

 

  1. Robin Hood: prince of thieves (Kevin Reynolds, 1991)

Mrs. Punisher


;

Personaje: Sheriff George of Nottingham

Durante la larga ausencia del Rey Ricardo Corazón de León (Sean Connery), el sheriff de Nottingham  (Alan Rickman) oprime y abusa de su pueblo.  Robin de Locksley (Kevin Costner) escapa de prisión con la ayuda de Azeem (Morgan Freeman)  y regresa a Nottingham para enterarse que su padre fue asesinado.

Sin lugar a duda el único papel rescatable de esta película es el de Alan Rickman. Eso de hacerla de malo maldito le quedaba que ni pintado. Esos gestos de desenfado, de que el mundo no lo merece me matan de risa. Cruel, cínico, berrinchudo, mala leche por excelencia. En toda la película genial, no podría escoger una sola escena para recordarlo, pero esa de la boda con Lady Marian (Mary Elizabeth Mastrantonio) para mí fue amor a primera vista.

 

  1. Harry Potter and the Philosopher’s Stone y Harry Potter and the Chamber of the Secrets (Chris Columbus, 2001 y 2002), Harry Potter and the Prisoner of Azkaban (Alfonso Cuarón, 2004), Harry Potter and the Goblet of Fire (Mike Newell, 2005), Harry Potter and the Order of the Phoniex, Harry Potter and the Half Blood Prince, Harry Potter and the Deathly Hallows Part I and II (David Yates, 2007, 2009, 2010 y 2011)

Chikilla

Severus Snape: El eterno héroe en la Friendzone.

Uno de esos momentos sin duda es su participación en la saga de Harry Potter como el profesor de Pociones Severus Snape. Este es uno de los mejores personajes que escribió  la señora Rowling al mantener escondido  durante toda la saga al mejor héroe que pudo tener la historia.

La de Snape es una historia de sacrificio y resignación. Resignación al estar siempre en segundo lugar y nunca poder tener lo que deseaba. El hombre estaba enamorado desde la infancia  de su amiga Lilly pero condenado a la friendzone casi desde el momento en que entraron a Hogwarts.

Después tuvo que aguantarse todos los insultos y humillaciones recibidas por el estúpido e insufrible padre biológico de Harry Potter que en los últimos libros se nos descubre como un HDP durante su período estudiantil. Snape aguantaba todo por el gran amor que le tenía a Lilly.

Posteriormente como maestro en Hogwarts  siempre se quedó esperando tener el puesto de maestro de Defensa contra las Artes Oscuras, pero año con año le era negado. Para colmo, cuando Potter llegó a Hogwarts, el hombre sufría cada que lo veía pues el niño tenía  los ojos de la mujer que amó toda su vida y a la que jamás pudo tener.

En el momento de su muerte se nos revela el gran sacrificio llevado a cabo y se reivindica como el héroe escondido que siempre fue.

Dumbledore: “Si amabas a Lily Evans, si la amabas de verdad, asegúrate de que no haya muerto en vano. Tú sabes cómo y por qué ha muerto Lily: ayúdame a proteger a su hijo.”

Snape: “Él no necesita protección. El Señor Tenebroso se ha ido.”

Dumbledore: “El Señor Tenebroso regresará, y entonces Harry correrá grave peligro.”

Snape: “Está bien. De acuerdo. ¡Pero no se lo cuente nunca a nadie, Dumbledore! ¡Esto debe quedar entre nosotros! ¡Júrelo! No soportaría que… Y menos al hijo de Potter… ¡Quiero que me dé su palabra!”

Dumbledore: “¿Mi palabra, Severus, de que nunca revelaré lo mejor de ti? Está bien, si insistes…”

RIP Severus Snape. Por siempre serás recordado como el mayor friendzoneado de todos los tiempos pero también como el héroe que sacrifica hasta su vida por el amor de una mujer que jamás le correspondió.

¡Descanse En Paz el querido Alan Rickman!

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*