Forrest Gump llega corriendo a su 25 Aniversario

Este sábado 06 de Julio se cumplieron 25 años de aquel famoso “Run Forrest, run” frase popular de Forrest Gump película ganadora de 6 premios de la Academia, incluyendo Mejor película (aunque para mi gusto se lo quedaron a deber a The shawshank redemption), mejor director para Robert Zemeckis y mejor actor para Tom Hanks en una de sus mejores interpretaciones. Aunque la cinta no solo nos presentó a este entrañable personaje todo corazón que nos conmovió con su particular manera de ver la vida, ni solo nos dejó un par de las frases más famosas del cine (el mismo “Corre, Forrest, corre” o “La vida es como una caja de chocolates, nunca sabes el que te va a tocar”) sino que también nos narró de manera sutil algunos de los acontecimientos más importantes en la historia de los Estados Unidos durante el siglo XX (algo que la Academia adora).

Desde la contracultura de la década de los 60’s pasando por la Guerra de Vietnam esta película muestra algunos de estos eventos de los que de alguna manera fue partícipe en primera línea nuestro personaje protagonista.

Movimiento de los Derechos Civiles

En el estado de Alabama, uno de los estados sureños ultra conservador y fanáticamente religioso, es donde nace Forrest en la década de los 50’s. En las calles de su pueblo se ven banderas confederadas por todos lados, y es en este estado uno en el que el Ku Klux Klan tiene más presencia incluso su familia tiene un pasado relacionado con este grupo de ultraderecha. También veremos a Forrest en la Universidad de Alabama siendo testigo de los primeros movimientos de estudiantes negros que buscaban derribar, con muchas dificultades, el racismo y la segregación.

La Guerra de Vietnam

Este evento funciona dentro de la historia incluso como un personaje más, además de ser un pasaje clave de la cinta. Después de graduarse, como buen ciudadano que busca ser, Forrest se enlista en el Ejército, decisión que lo lleva a vivir en carne propia uno de los conflictos más vergonzosos de la Historia y que fracturaron la identidad de los Estados Unidos polarizando su sociedad por completo y conmocionando a toda una generación. Ve ante sus ojos como su gran amigo Bubba (Mykelti Williamson), soldado estadounidense de familia pobre, muere en el conflicto en medio de escalofriantes secuencias de violencia, mismas que dejan secuelas físicas y psicológicas en los sobrevivientes como vemos reflejado en el personaje de Gary Sinise el teniente Dan.

Rock n’ Roll

Para ganarse la vida, la madre de Forrest (Sally Field) alquila algunas de las habitaciones de su casa y casualmente un día pasa por ahí un joven con el cabello todo engomado y con una guitarra en la mano. Ese joven aún desconocido es nada menos que Elvis Presley, destinado a ser un ídolo de masas y llamado el “Rey del Rock n’ Roll”. Elvis se inspira en un extraño baile que ve del pequeño Forrest para crear su característico estilo. Tiempo después, ya siendo famoso, vemos como la Sra. Gump rechaza totalmente el encanto sensual y esa atracción que provocaba el cantante mientras su hijo embobado no puede dejar de mirarlo en la televisión, mostrándonos ese choque generacional, quizá más marcado que nunca durante aquella época.

También vemos como Jenny (Robin Wright) el gran y único amor de Forrest canta a Bob Dylan en un cabaret mientras anhela ser la próxima Joan Baez. Incluso en un evento muy afortunado coincide con John Lennon en un programa de televisión, sirviendo de inspiración al mismísimo exBeatle para componer su himno universal Imagine.

Contracultura.

Aunque va en contra de la idea que tiene el personaje de Tom Hanks de ser un ciudadano modelo y ejemplar, su querida Jenny se mete por completo en los movimientos sociales de los 60’s llenos de ese espíritu rebelde con la utópica promesa de “amor y paz” para todo el mundo. Es una hippie en San Francisco, y de alguna manera entra en contacto con el Black Panther Party además de participar activamente en las manifestaciones en contra de la Guerra de Vietnam. Pero casi al final de la película de manera trágica y como a modo de lección, nos muestra como muere a causa del SIDA, enfermedad que durante la década de los 80’s fue relacionada malamente con la homosexualidad y la drogadicción.

El escándalo de Watergate.

De alguna u otra manera, Forrest a lo largo de su vida tuvo una fabulosa habilidad para asistir a la Casa Blanca como invitado. Conoció ahí y estrechó la mano de John F. Kennedy (muestra también el momento de su asesinato); charló e hizo bromas con Lyndon B. Johnson. Pero quien sin duda se arrepintió de dejarlo entrar fue Richard Nixon, ya que una inofensiva denuncia de Gump fue el desencadenante del escándalo que le costó la presidencia a Nixon, el Watergate.

Eventos que solo se mencionan o toca ligeramente la película son por ejemplo la Guerra Fría la cual solo vemos mencionada implícitamente con algunos triunfos deportivos que la sugieren apenas por asomo; o la llegada del hombre a la Luna, evento que casi ni se molestan en mencionar a pesar de que fue todo un acontecimiento social y político por sus implicaciones en la misma llamada Guerra Fría. Así vemos también a Forrest llegando a los 80’s con un renovado sentido patriótico y un marcado optimismo calzando unas zapatillas Nike; y como de manera casi circunstancial, alcanza el éxito financiero con una empresa frutera llamada Apple. No sabemos si 25 años después Forrest siga corriendo, pero todos estos sucesos narrados de una manera inocente y hasta tierna, tal como lo es el personaje, quien justamente destaca por esta nobleza de corazón, misma nobleza que lo lleva a ser testigo de algunos de los hechos más trascendentales de su país.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Clementine   @@lupistruphis  

Escéptica ante todo, pero con una gran curiosidad. Amante del café y del aroma a libros viejos. Nostálgica e idealista sin remedio. Alguna vez de niña me llevaron al cine, y siempre vuelvo a él porque siempre me salva.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*