Las 10 Mejores Películas de Dustin Hoffman

No sé ustedes, pero siempre he tenido la sensación que no se habla tanto de Dustin Hoffman como se debería ¿será por su conocida actitud poco afable? ¿Por las acusaciones de acoso sexual de sus co estrellas de las cuáles él mismo se ha deslindado y disculpado si su misma personalidad “coqueta” se malinterpretó en su momento? ¿O simplemente será un reflejo de las mismas complicaciones que sufrió por entrar el mundo del cine claramente por su físico “no privilegiado”?

Nacido un 8 de agosto de 1937 en Los Ángeles, el de descendencia ucraniana y rumana se preparó en una primera instancia para ser doctor, pero las circunstancias vocacionales se le revelaron para abandonar la carrera y estudiar teatro. Coincidiría en aquella academia con otro grande como Gene Hackman, y pronto Hoffman  emigraría a Nueva York a buscar suerte en la televisión y el teatro, aceptando pocos y pobres roles mientras se enrolaba en una escuela “de método”. Seis años pasaron sin conseguir nada relevante, y con poco dinero y a punto de perder la esperanza, llamaría la atención del director Mike Nichols para que contra todo pronóstico, debutará en el cine a los 30 años en un rol de universitario, dando una de sus más grandes actuaciones dentro de uno de los más grandes y polémicos clásicos del cine: El Graduado… el resto es historia.

Aunque es claro que su carrera se ha desdibujado durante las últimas dos décadas, Hoffman gozaría de un estatus privilegiado durante un poco más de 3 décadas gracias su versatilidad y prominente talento. Con 83 créditos en su haber que ahora coinciden con sus 83 años, Hoffman ha cosechado más de 60 premios que incluyen 2 Oscar, 6 Globos, 1 Emmy, 3 BAFTA, un Oso y un León de Oro honorarios a su carrera ¿Así o  más leyenda?

Celebremos al injustamente a veces olvidado Dustin Hoffman, sin duda uno de los mejores actores vivos, con sus 10 mejores actuaciones – películas.

Nota: Me di la libertad de no incluir All the President´s Men, por qué si hiciera un top de las películas que me parecen más sobrevaloradas de la historia, sin duda esta estaría en uno de los primeros 5 lugares.

 

10 – Sleepers (Levinson, 1996)

Una de las grandes virtudes de Hoffman y que explotó en el último lapso de su clímax histriónico, fue el de fungir como un entrañable actor de reparto incluso en roles de muy poca presencia pero de gran peso para la trama. Ejemplos varios en películas cuestionables o un poco olvidadas, como Juana de Arco o Dick Tracy, pero sin duda uno de los más relevantes se da en este notorio drama infantil, excelente pieza que raya también en lo thriller sobre el abuso y la mafia, en donde Hoffman interpreta a un abogado alcohólico que funge como el títere en el plan de unos jóvenes por vengarse de aquellos guardias que abusaron sexualmente de ellos. El papel de Hoffman resulta totalmente creíble en una combinación que raya entre la ternura y lo patético.

 

9 – Sphere (Levinson, 1998)

Pocas veces tengo la oportunidad de hablar sobre esta muy cuestionable cinta de horror y ciencia ficción también del propio Levinson, y es que aunque podría catalogarla como uno de mis más grandes “gustos culpables”, la realidad es que este extraño thriller submarino – alienígena encausa no solo dos o tres secuencias o hasta clímax trepidantes y repletas de suspenso, sino que en su planteamiento también se da abasto para surtir a Hoffman – Stone – Jackson de una tremenda química que surte la tensión y ese efecto deseado de terror psicológico, base de su trama o “misterio”. Adaptada de la novela de Crichton, Esfera es una de esas maravillosas ideas un poco subidas o forzadas de tono en su desarrollo, pero aun así muy disfrutable gracias a sus actuaciones

 

8 – Papillon (J. Schaffner, 1973)

Como película esta sería muy superior al menos comparadas con las dos siguientes de este ranking, pero como estamos hablando del término histriónico, dejemos que Hoffman de nuevo nos maraville como el complemento de reparto ideal del que quizá sea el mejor y más trágico thriller carcelario en el cine, y de donde emerge la mejor actuación de aquel sobrevalorado (pero aquí sumamente genial) Steve McQueen.  Sin duda su primer mejor papel de reparto, es notorio como su presencia hace que McQueen incremente como por arte de magia su registro dramático, encausando escenas repletas de una poesía trágica y entrañable que se coronan hacía su lapso y secuencias finales. De todas sus nominaciones, sin duda esta fue un gran e injusto olvido

 

7 – Mad City (Costa-Gavras, 1997)

Una curiosa incursión americana del célebre director griego resultó convertirse en  uno de los thrillers sobre el abuso y la manipulación de los medios de comunicación más cruentos pero también mejor aprovechados en cuanto a las actuaciones se refiere. Es cierto, aunque romantiza demasiado con el hecho criminal y los personajes desde el libreto parecen algo estilizados para exagerar la situación que se narra, es la química entre Travolta y Hoffman la que despliega la veracidad en el accionar de ese “cuarto poder”, cuando un veterano pero venido a menos reportero haga hasta por inmiscuirse en el secuestro de un desesperado vigilante de museo a unos niños visitantes, para conseguir la primicia de la noticia. Ambos, John y Dustin, están geniales

 

6 – Tootsie (Pollack, 1982)

Una de las tragicomedias insignias de los 80, acreedora a 10 nominaciones al Oscar dentro de una ceremonia que quizá tuvo que haber ganado (la victoriosa fue la sobrevalorada Gandhi), y remanente de un estilo que Pollack toma prestado de Billy Wilder. Mucho valor tiene Jessica Lange en su equilibrio dramático para que Hoffman se encuentre más concentrado en hacer a su doble personaje lo más creíble posible  a partir de un elemento que luce cómicamente forzado desde su guion. Hoffman por supuesto responde a esta necesidad del relato de la manera más verosímil posible, haciendo de Dorothy incluso un símbolo de la comunidad LGBT en los 80, un poco fuera de los injustos e inadecuados estándares sujetos a este tipo de roles previos.

 

5 – Marathon Man (Schlesinger, 1976)

Repleta de un suspenso realmente tan magnifico como peculiar gracias a su pausado pero preciso ritmo, esta es una de las más maduras cinta de espionaje y de los mejores thrillers de la historia, repleto de buenas actuaciones y un guion de momentos fastuosos solventado por la triada histriónica de Dustin Hoffman, Roy Schreider y la leyenda de Laurence Olivier. La desesperación y la tortuosa experiencia del personaje de Hoffman son tan palpables, que el actor logra comunicar de manera real y empática esta trágica odisea emocional y física, logrando ponerse incluso al nivel de Olivier en cada uno de sus enfrentamientos histriónicos. Nominado al Globo de Oro, esta cinta saldría a la par que Todos los Hombres del Presidente, siendo uno de los mejores años para Dustin

 

4 – The Graduate (Nichols, 1967)

Una institución y clásico instantáneo. The Graduate es una obra adelantada a su tiempo que movió fibras sensibles en varios círculos, haciéndola indeseable para mucha audiencia e industrias. El despertar sexual de Benjamin Braddock (y el actoral de Hoffman en su primer rol fílmico) fue un tema complejo sin lugar a dudas, y Nichols no tuvo reparos en mostrarlo y desarrollarlo como tal, con un nivel de intensidad y suspenso que llegan a causar esa deseada sensación de incomodidad en un ritmo que se ve ensalzado por una excelsa fotografía, actuaciones y su legendario tema musical. Aún vigente y peligrosa para los “presumibles” valores familiares, basta la última escena y esas miradas para distinguir que estábamos ante el despertar de un gran, gran actor

 

3 – Kramer versus Kramer (Benton, 1979)

Para los que solo ven Netflix, seguramente Historia de un Matrimonio los dejó en shock, pero para los que en realidad conocen y saben que hay cine fuera de su televisión, damos cuenta que Kramer vs Kramer es la líder en cuanto a narraciones matrimoniales fallidas se refiere. Muchas son las razones: primero, la aquí ganadora del Oscar desata una de las mejores “anti” relaciones histriónicas que se hayan dado, un duelo de talentos que llega a términos emocionales insospechados de parte de Streep y Hoffman; en segundo lugar, el primer Oscar de Dustin estaría perfectamente justificado gracias a que su actuación se mantiene perfecta y sin ápice de forzamiento o exageración al conflicto que se está viviendo, una metamorfosis admirable.

 

2 – Midnight Cowboy (Schlesinger, 1969)

La favorita de muchos de nuestros autores (y que con mejores argumentos podría estar en el primer lugar), es uno de los relatos más extrañamente trágicos del que uno puede ser testigo. Déjeme explicarle el porqué. Hay un cierto halo de inocencia que rodea a todo este relato de prostitución masculina y que incluso en su tiempo se atrevió a retar el estatus quo social y la narración al romper por momentos la cuarta pared; dicha falsa inocencia será corrompida por otro cierto elemento inerte de la “idiotez”, la idiotez de dos parias – socios autodestructivos que marchan en sentido opuesto de la redención para encontrar su final, un sueño alejado, imposible y surrealista, tal y como sus pobres y miserables vidas. Una dura joya, con un durísimo final.

 

1 – Rain Man (Levinson, 1988)

Es cierto, a nivel general como film palidece ante varios de los ya expuestos, pero a nivel actoral Dustin Hoffman está ¡MOUNSTRUOSO! Hecho una leyenda actoral ya a finales de los 80 y con Oscar a película, director, guion y a su actuación, Hoffman incluso llega a posicionar a su hermano Babbitt como uno de los iconos dela cultura pop, replicado tanto en homenajes y sátiras, como respetado por su tremendo acercamiento hacía el padecimiento del autismo. De nuevo, su intervención hace que un naciente y gritón Tom Cruise luzca un registro sorpresivo, regalando no solo una química enternecedora, sino un par de momentos y diálogos inolvidables. Podrá ser una de las menores ganadoras del Oscar, pero también una de las mejores películas fraternales

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


4 comentarios

  • Actorazo el Hoffman (de mis favoritos), en sus mejores tiempos era un verdadero camaleón.

    Por cierto, deberías hacer tu TOP de películas sobrevaloradas o que no están tan buenas como nos la pintaron. Estaría bueno un poco de polémica. Saludos.

    Responder
  • Todos los Hombres del Presidente fue una cinta que si debio quedar un poquito mas bajo en la valoracion, si, se agarro del Watergate para ser un exitazo en los cines y si, entiendo que envejecio bastante mal. Mi eterna favorita es la catedra de actuacion que le dio a Tom Cruise en Rain Man y de ahi agarraria El Graduado…

    Responder
    • Si, para mi es una cinta tan plana como sobrevalorada, ahora que la ves en verdad no tiene nada. Incluso hay una película llamada The Report con Kylo Ren que la supera por mucho estimado

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*