Las 10 Mejores Películas de Jeff Bridges

Nacido en el seno de una familia de actores, Bridges aparecería en el cine desde 1951, cuando apenas a los dos años acompañase a su madre, Dorothy Dean Simpson, como un niño extra en la estación de tren en la película The Company She Keeps. Aquel niño actor precoz sería convencido por su padre, Lloyd Bridges, de tomar las artes de manera profesional, por lo que Jeff comenzaría a hacer sus primeros papeles en la televisión de los 60.

El rápido paso al cine se consolidaría cuando Bridges fuera seleccionado para uno de los más grandes “coming of age”, The Last Picture Show, ganando su primera nominación al Oscar en lo que apenas sería su segundo largometraje.

Casi sin retornar a la pantalla chica, desde ese momento Bridges acumularía un currículo de más de 90 títulos, consiguiendo ser un referente no solo en el drama, la comedia, el thriller y el western moderno, sino también un miembro de la cultura pop de los 90 al recrear a uno de los símbolos cómicos e ideológicos de la historia.

Cumpliendo 72 años, celebremos al gran y versátil “Dude”, Jeff Bridges, con sus 10 Mejores Películas

 

Bonus – Bad Times at the Royale (Drew Goddard, 2018)

Por El Fett

De bajo perfil en el mundo del cine gringo, este sorprendente y muy entretenido thriller contado desde 6 vertientes que convergen en un solo punto, mantiene su desfachatado interés gracias a las chispa y credibilidad de sus actuaciones, al entorno oscuro, y a un perfecto y rítmico montaje, pero principalmente gracias a su a su tenebroso antagónico, una especie de metáfora hacia Charles Manson que Chris Hemsworth interpreta de manera avasallante y fuera de su zona de confort. Bridges por supuesto destaca por su madurez, sirviendo como guía histriónica con un buen antihéroe con “facha” de sacerdote. Esta es una de las películas gringas más divertidas de los últimos años.

 

10 – Hell or High Water (David Mckenzie, 2016)

Por El Fett

Sheridan, un nativo fílmico del western criado en la nostálgica violencia de los parajes desérticos, ha provisto al género de dos excelentes obras, una de ellas este modernista cuento de vaqueros que hace lucir al criminal como víctima del sistema, creando un ente empático resultado de la hostil naturaleza del territorio y de la maldición de haber nacido en él bajo sus peculiares y mismas condiciones de siempre: lo salvaje. Dicha conexión emocional es planteada como el lazo fraternal de dos bandos (dos hermanos y dos rangers) que mantienen de inmediato el interés hacia con relato y que son unidos por la sangre, la violencia y el gusto por la cacería humana. Bridges conseguiría su última nominación hasta el momento, con un papel que si o si necesita subtítulos.

 

9 – Tucker: The Man and His Dream (Francis Ford Coppola, 1988)

Por El Fett

Coppola revierte el sueño americano en esta bien lograda biopic, que si bien cae en los vicios y frenos de su subgénero dramático, permitieron a actores como Martin Landau y Jeff Bridges lograr actuaciones que los catapultarían a finales de los 80 (cuestión que Bridges aprovecharía de mejor manera). La historia sobre el desarrollador y diseñador automotriz Preston Tucker, se aleja del melodrama excesivo para encausar un manifiesto muy personal y emotivo por parte de Coppola, el cual vierte en Bridges esa sensación de sueño y adversidad ante las distintas condiciones y barreras que atraviesa el personaje. Mientras Landau conseguiría nominación, Bridges se quedaría solamente con el recuerdo

 

8 – The Last Picture Show (Peter Bogdanovich, Estados Unidos, 1971)

Por El Fett

Entrañable y atemporal relato “coming of age” que significó no solo uno de los primeros esbozos de dicho subgénero, sino también una cinta visual y narrativamente adelantada a su época tanto por su atrevimiento como por el brutal y honesto retrato de varios tópico “tabúes” dentro de aquella combinación entre decadencia social y despertar juvenil americano, dos curvas que en su intersección despertaron en Bogdanovich una obra maestra. Así pues aquel brutal cambio generacional no solo incluyó grandísimas actuaciones de Ben Johnson, Ellen Burstyn y Cloris Leachmann (más el descubrimiento de Jeff Bridges), sino también temas como la violación, la ignorancia y/o indiferencia sobre la discapacidad, el despertar sexual y la pobreza y militarización.

 

7 – The Fisher King (Terry Gilliam, 1991)

Por Edgar del Valle

En esta película excéntrica, con momentos de autenticidad y humor, dirigida por Terry Gilliam, Jeff Bridges en su papel de Jack Lucas un exitoso locutor de radio que se siente culpable por considerar que una de sus alocuciones provocó que uno de sus oyentes asesinara a unas personas, lo lleva a plantearse la posibilidad de suicidarse, logra como siempre une excelente interpretación. El hecho de que su coestelar sea Robin Williams, en el papel del vagabundo con problemas mentales que lo salva en su intento de quitarse la vida, le brinda la oportunidad de muy mayor lucimiento en su trabajo actoral al compartir el trabajo. La crítica fue favorable a la labor de Bridges, pero no le alcanzó para alguna nominación a los premios cinematográficos, lo que fue una lástima.

 

6 – True Grit (Hermanos Coen, 2010)

Por El Fett

El western podría etiquetarse como un género que abarca pocos tópicos gracias a su concepción como el retrato de una época violenta, sin embargo la injusta segregación fue diluyéndose a principios de los 50 hasta que en 1969 vio su arribo a una comunión con una temática más sentimental y emotiva, particularmente del tono paternalista con True Grit. A pesar de que en ella Wayne vio su consagración en el género gracias a una narrativa de mayor peso dramático, fue hasta el 2010 cuando los hermanos Coen sugirieron un mejor remake, mejor encausado y dirigido, sumamente entretenido y con un Bridges sumido en el papel del antihéroe mercenario que le diera el Oscar a Wayne. Tan sobrevalorada en su tiempo como infravalorada en la historia.

 

5 – The Fabulous Baker Boys (Steve Kloves, 1989)

Por Edgar del Valle

Los hermanos Baker son un dueto de pianistas que han pasado buenos y malos momentos, pero que, al ser despedidos, idean contratar a una cantante para actualizar y mejorar su espectáculo. La participación de la cantante en el grupo provoca el distanciamiento de los hermanos, por celos profesionales y situaciones románticas de uno de ellos. Nunca Jeff Bridges sonó tan melancólico en sus ácidas palabras, en su gesto cínico, de maltrato emocional y necesidades afectivas, como sucede en este filme donde comparte crédito con su hermano en la vida real, Beau Bridges, lo cual resulta a un más memorable. Así también la participación de Michelle Pfeiffer redondea una grandiosa química

 

4 – Arlington Road (Mark Pellington, 1999)

Por Edgar del Valle

Película dirigida por Mark Pellington, contando en el reparto con la participación de Jeff Bridges, Tim Robbins, Joan Cusack.En esta película de suspenso terrorismo, Jeff Bridges se encuentra en su línea, es decir notable en su papel de Michael Farday un maestro abatido por la muerte de su esposa en un acto de terrorismo.Posterior a este infortunado hecho, Farday entabla una gran amistad con sus nuevos vecinos, pero a medida que pasa el tiempo empieza a sospechar que sus amigos no son lo que dicen ser e incluso sospechar que estuvieron involucrados con su muerte.En esta película comercial pero interesante, sobresale sobre todo el duelo interpretativo entre Bridges y Robbins, una película imprescindible en la filmografía del actor.

 

3 – Starman (John Carpenter, 1984)

Por El Fett

Tras ponerse violento con “La Cosa”, Carpenter se pondría blandengue con Starman, una cinta que incluso parecería una alegoría al E.T. de Spielberg (1982). La diferencia no radica en la dirección de Carpenter (siendo una de sus cintas más débiles y olvidadas), sino en la electrizante e infantil interpretación de Bridges y su química con una Karen Allen que se roba cada momento en pantalla. Si bien en E.T. se retrata desde cierto aspecto el duelo paternal, aquí Carpenter hace lo propio con un duelo marital, cuando el extraterrestre caído tome la figura del esposo recién fallecido. Una interesante alegoría, bien dirigida y muy conmovedora, Bridges incluso lograría una nominación al Oscar como actor protagónico.

 

2 – Crazy Heart (Scott Cooper, 2009)

Por El Fett

Jeff conseguiría el tan anhelado reconocimiento de su industria con un papel que le permitió sacudirse una seguidilla de intermitencias durante la primera década del milenio. Teniendo también a una Maggie Gyllenhaal en plan grande, el veterano encausa un papel desgarrador en esta especie de “A Star is Born” redentora (y sin aprendiz de por medio). Es de notarse la compenetración dramática en este espiral de auto destrucción, denotando fuertes emociones, frustraciones e impotencia frente a un duro relato sobre alcoholismo. Un justo Oscar, pero también un papel que le permitió explotar todo su potencial y de nuevo tener un tercer aire dentro de su carrera (y que sigue vigente).

 

1 – Big Lebowski (Joel Coen, 1998)

Por El Fett

Creo que dejaré al propio Lebowski que nos explique quién es: “Look, let me explain something to you. I’m not Mr. Lebowski. I’m the Dude. So that’s what you call me. That, or His Dudeness … Duder … or El Duderino, if, you know, you’re not into the whole brevity thing” ¡Exacto! Una de las más grandes comedias y cintas de culto refiere en su título al “otro” Lebowski ¡al millonario!, y no al mítico personaje interpretado por Jeff Bridges que de manera instantánea se ganó su posición como un personaje de la cultura pop. En esta brillante jugarreta de macguffins, engaños, comedia y thriller de los Coen, el secreto estará en repetir cuántas veces sea necesario dentro de la trama el mencionado apellido: Lebowski. Para su servidor, la mejor comedia de todos los tiempos

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 Comments

  • Bridges siempre ha sido de esos actores que pasan casi totalmente desapercibidos, a pesar de ser de los que cada papel que les den lo hacen bien; algo así como Defoe.
    La verdad nunca había oído la de Bad times at the Royal, la voy solo por lo que mencionó de Hemsworth; el cual nunca me ha gustado, ni su faceta cómica ni dramática (?)

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*