Las 10 Mejores Películas de Joaquin Phoenix

Hijo de la naturaleza, el nacido en San Juan Puerto Rico un 28 de Octubre de 1974 con el nombre de Joaquín Rafael Bottom, pareciera que fue un producto preconcebido para alcanzar la gloria cinematográfica. Hermano del Rio (River), de la Lluvia (Rain), del Verano (Summer) y la Libertad (Liberty), Joaquín adoptó como su primer nombre el de una Hoja (Leaf Phoenix se hacía llamar), respetando y fomentando desde muy temprana edad el respeto hacia la madre Tierra, los animales y la ideología vegana.

Sus padres, ambientalistas, activistas y misiones, motivaron a sus 5 hijos a desarrollar sus habilidades creativas, convirtiéndose todos ellos en artistas, dejando al primero de ellos y figura para Joaquin, su hermano River, como principal estandarte de esta nueva estirpe actoral. Sin embargo pareciera que la tragedia sería una parte fundamental en el proceso y crecimiento histriónico de Joaquin, pues el destino tenía planeado que viera morir a su hermano de una sobredosis por consumo de variados estupefacientes cuando este apenas comenzaba a despegar como un promisorio actor.

Joaquin tomaría su lugar en el ciclo de la vida, y así comenzaría de la mano de la publicidad, la televisión y consecuentemente el cine en 1986, una carrera que ha cosechado 35 largometrajes y 37 reconocimientos internacionales, incluyendo el Globo de Oro, la Copa Volpi de Venecia y el reconocimiento del Festival de Cannes, suma que incluso luce poca cosa a lado de lo que se ha revelado como uno de los mejores actores de su época, y si el tiempo lo permite y el curso natural de las cosas sigue el mismo curso, sin duda también de la historia.

¿La buena noticia? Que aún falta mucho Joaquin Phoenix por ver, pero por el momento y celebrando su nueva cinta y su cumpleaños número 45 este mes, vamos haciendo un corte para recordar sus 10 mejores películas y/o actuaciones.

 

10. Her (Spike Jonze, 2013)

Phoenix por su sola actuación será capaz de salvar cintas destinadas al fracaso o a la mediocridad, o como en este caso, de inflarla hasta límites inimaginables, incluso logrando ponerla como un relato “de culto” generacional (sin duda una de las cintas más sobrevaloradas ¡EN LA HISTORIA!) gracias a ciertos aspectos sociales de su personaje que lo hagan fácilmente  identificable con los nativos tecnológicos. La profesionalidad ante todo, en una narración redundante y predecible, confiada en un par de secuencias surreales pero sobre todo en la interpretación, el principal valor de Phoenix es crear una química real o palpable de una irrealidad, explayando el concepto de la soledad y de una dependencia tecnológica enfermiza.

 

9. Mary Magdalene (Garth Davis, 2018)

Phoenix consigue un Jesucristo memorable alejado de todos los estereotipos fijados en demás cintas, textos y libretos, enfocando su labor de profeta a un tono más humano e incluso más equitativo gracias a la base testimonial de la revalorada figura de la Magdalena. En otro plano psicológico, es también de notarse que estamos ante un Jesús introvertido, deprimido, incapaz de transmitir el mensaje a sus seguidores más cercanos, sin embargo el actor cuando es requerido para la faceta milagrosa del personaje, también se nota capaz de mostrarse poderoso y/o revolucionario, aludiendo a las dos perspectivas generales sobre dicha figura: la religiosa y la histórica. En uno de los papeles más difíciles y repetitivos del cine, Phoenix entra en cualquier top.

 

8. I’m Still Here (Casey Affleck, 2010)

Junto a su ex cuñado Casey, Phoenix llevó a cabo este falso documental con dos propósitos: el primero, llevar a cabo una especie de auto redención y crítica sobre todos los excesos de los que son adeptos muchos integrantes de la farándula, denotando una especie de conexión penitente  hacía con el trágico deceso de su hermano; el segundo, exponer con un tono punzante el peligroso entorno del show bussiness y de cómo este es un fuerte influyente para llevar la autodestrucción. Phoenix logró engañar a todos, incluso llevando a su falso alter ego fuera de la pantalla al dar la noticia de su supuesto retiro de la actuación y su nueva etapa como músico – cantante, en lo que al final logró dar un doble sentido a este ejercicio, el de una gran y accidental comedia negra

 

7. The Sisters Brothers (Jacques Audiard, 2018)

Extraordinario western que escapa de su molde para agregar un rico y atípico trasfondo a sus cuatro ejes protagonistas, uno de ellos Phoenix, en lo que significó su regreso triunfal a los papeles secundarios sirviendo como un fastuoso apoyo para la grandiosa interpretación de su compañero, el también excelente actor John C. Reilly.  Es Phoenix incluso el que sufrirá el peso del balance narrativo cuando Audiard alcance su clímax, en lo que es un relato que enfrentará la violencia del salvaje oeste contra la llegada del avance científico, una comunión poco o nunca vista en el género y que tendrá catastróficos resultados. De variados matices, Phoenix logra un papel de reparto soberbio que escapó de la vista de los premios americanos (injusta constante en su carrera).

 

6. Gladiator (Ridley Scott, 2000)

El papel que lo lanzó a la fama con variadas nominaciones incluidas es simplemente uno de los mejores villanos en los últimos 20 años. Este ejemplar hijo de puta no solo logró ser el principal baluarte histriónico del filme de Scott, sino también el elemento más sólido descrito por el guion gracias en mucha parte al maduro desempeño de Phoenix, poniéndose al tú por tú con Richard Harris y sin lugar a dudas rebasando al propio Russell Crowe en cualquier cuadro compartido. Lo que pudo ser un papel que lo destinara al encasillamiento por su obvia y gran vena antagónico, Phoenix pudo mantenerse avante gracias a su talento y a las consecuentes participaciones con Shyamalan, en especial con la infravalorada Signs (que podría ser un muy decente bonus)

 

5. Walk the Line (James Mangold, 2005)

Con una seguidilla de éxitos, el posicionamiento como uno de los mejores actores de su generación llegaría de la mano de una de las mejores biopics y/o cintas musicales de la historia, cuando de vida a un tan encantador como complejo Johnny Cash. Un parteaguas en su carrera, a partir de este momento quedaría marcado como uno de los elementos actorales más intrigantes y exclusivos, llevando su método actoral hacía personajes que lo mantuvieran alejado de las etiquetas de la simplicidad, situándose entre la línea del antihéroe y aquellos entes emocionales complejos que le representaran un reto al nuevo despertar de su talento. Esto se confirmará con los 4 lugares siguientes, pero aquí Phoenix ya parecía tener 50 años de experiencia.

 

4. The Master (Paul Thomas Anderson, 2012)

Fervientemente creo que una de las mayores cosas a las que más puede aspirar un actor es interprear a un personaje inclasificable, que represente un misterio para el espectador no solo durante el visionado, sino también para la posteridad. Esto indica bajo las bases directivas pertinentes (uno de los mejores PTA), que el histrión podrá asegurar su inmortalidad confiando en el emocionalmente complejo trabajo que acaba de realizar, en este particular caso, también logrando una emancipación mental y física de loque representa el yugo ideologico y/o religioso en algo que se deja extrañamente ver como Cienciología. Fabuloso, y es que quizá no haya un peronaje menos empático en el cine, que a su vez te pueda causar un mar de culpas y sensaciones.

 

3. Don’t Worry He Won’t Get Far on Foot (Gus Van Sant, 2018)

Retornando al cobijo de uno de sus padrinos, tal vez sea este su mejor papel menos conocido y/o ignorado, situado irónicamente en el año medio de su apogeo como histrión. Aquí no solo nos hará partícipes de una espiral emocional sin retorno (donde la empatía se logra a partir de la redención y no de la tragedia, pues es a partir de esta la negación y la culpa se apoderan de un ente desdeñable y en proceso de transformación), sino también de una actuación física por demás conveniente y hasta ese momento inhóspita en su carrera. La tragedia se convertirá en esperanza y el odioso alcohólico en un icono de fortaleza encantador. Cabe destacar la química de nuevo con su pareja en la vida real.

 

2. Joker (Todd Phillips, 2019)

Alcanzando de una vez por todas las cimas de los Festivales y Hollywood, quizá Phoenix no haga al mejor Joker, pero si uno de los más memorables y crudos retratos psicológicos y demenciales en la historia del cine. Independiente de lo cuestionable que pueda resultar la cinta al nivel de guion y dirección, es Joaquín el que logra acaparar toda la atención maquillando todas las frivolidades y libertades que se toma esta adaptación construida a base de referencias de Scorsese ¿Lo fastuoso del asunto? Que Phoenix es capaz de hacernos voltear a otro lado y por momento ignorar todo eso, sumergiéndonos con él en esta debacle de locura, violencia y anarquía. Si, Phoenix es tan buen actor, que puede cargar con todo el peso mediático. Qué proceso, qué bárbaro Joaquín.

 

1. You Were Never Really Here (Lynne Ramsay, 2017)

No, el payaso no es el número uno. No, tampoco es la mejor referencia a Taxi Driver en el cine actual. Sí, estamos ante uno de los vengadores y antihéroes por antonomasia que nos ha otorgado el cine en los últimos años y que incluso también sirvió de influencia para el Joker, un relato más violento, crítico, hábil y mucho mejor narrado, una fábula urbana tan desgarradora y macabra como bella y esperanzadora, con picos surreales que son capaces de adentrarnos en la psicosis y la mente de un Phoenix que parece actuar en esta ocasión en un doble plano, el físico y el mental. Por favor, háganse el favor de ver este oscuro retrato de la vileza humana donde Phoenix se postra como uno de los mejores actores no de la época, sino de todos los tiempos ¡He dicho!

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*