Las 10 Mejores Películas de Meryl Streep

Bendito(a) sea aquel mago de los sueños que permitió que Meryl Streep no se levantará aquella mañana que presentaba su examen de admisión para convertirse en abogada, evento que suscitó no solo un impacto personal, sino también la decisión de encausar su persona hacía la que sería su verdadera pasión: el drama y el teatro ¡Puro talento! La jovencita de 22 años obtendría su título y con él sus primeras audiciones que con éxito la posicionarían primero en la escena teatral, luego en la televisión, y finalmente para 1977 en el cine, pantalla que se rendiría a sus pies durante 4 décadas y contando, constante, ganadora ¡monstruosa!

Una de las actrices más ganadoras de todas los tiempos, tanto en el Oscar (con sus 3 premios de sus 21 nominaciones) como en la escena internacional (suma 174 galardones en todo el orbe), el talento inconmensurable de Streep no solo abarca varios registros (comedia, drama, musical, thriller, biopics, etcétera), sino también acentos, siendo considerada la mejor actriz de todos los tiempos no solo por la cantidad de estos, sino por su perfecto encausamiento en la pantalla, desde varios de la región americana como los sur, norte y el particular estilo del Bronx de Nueva York, hasta el inglés británico, irlandés, polaco, alemán y el inglés australiano ¡todos a la perfección!

Deberíamos hacer un TOP 20 (pues aunque ustedes no lo crean se van a quedar fuera películas como “La Mujer del Teniente Francés”, “The Hours”, “The Deer Hunter”, “”Music of the Heart”, “Ironweed”, “Evil Angels”, entre otras), pero por el momento bastará con un 10 + Bonus para celebrar 72 años de vida de la reina de la actuación.

 

Bonus – Doubt (Shanley, 2008) Por El Fett

Tanto la química como el choque emocional con el finado Hoffman es sencillamente fastuosa, foco altamente dramático la estruendosa y mencionada “duda” que refiere el título del film (el mismo Hoffmany el comportamiento de su sacerdote), la cual quedará como un misterio abierto para variadas interpretaciones, en mucha parte gracias al extraordinario abordaje de estos dos monstruos histriones, que defienden su suerte y perspectiva hacía con un tema de alto impacto social y cada vez más constante (y evidenciado) en la iglesia católica. El valor de la actuación de Streep es que lo que comienza como un personaje odioso y sin fundamentos (monja cabrona), se va trastocando en una cómplice del espectador al sembrar esa duda, posiblemente real

 

10 – Julie & Julia (Ephron, 2009) Por IvanO

Ya con 16 participaciones en el Oscar encima, Meryl Streep ya nos ha mostrado que puede interpretar a un árbol y hasta le pueden nominar por eso; en Julie & Julia, se pone en manos de la directora Nora Ephron (su última película) para interpretar a la singular chef reconocida mundialmente Julia Child. Meryl capta a la perfección los movimientos y el tono de voz de la chef (denotando un dominio del acento perfecto y dentro de la biopic que tan bien se le da), que si bien al principio se torna un poco raro con el paso de la película esto se olvida. Totalmente divertida, y en completa química con Stanley Tucci hace que esté película de medio pelo salga muy bien librada.

 

9 – August Osage County (Wells, 2013) Por El Fett

Una verdadera “perra”(un rol muy característico en su carrera), enferma de cáncer e insoportable matriarca responsable de una familia bastante disfuncional y demente; Streep logra con cada momento vislumbrar una cátedra actoral a la que todos sus alumnos (colegas de reparto) deben adaptarse y entender para al menos no desentonar y salirse un poco de su sombra. Julia Roberts lo comprendió perfectamente, y es con ella con la que Streep construye una asociación mágica emprendida para salvar a este film de convertirse en un melodrama fastidioso, siendo esta la química responsable de un sube y baja catártico y cargado de fuertes emociones donde los trancazos físicos y emocionales de madre versus hija son lo justo para llevarse las palmas.

 

8 – Silkwood (Nichols, 1983) Por El Cine Actuario

Otro de los papeles infravalorados de su carrera, antes de que el personaje de la mujer empoderada fuera el gancho mercadológico de la mayoría de las películas del siglo XXI, a finales de los años 80 Meryl ya interpretaba algo parecido y sin tanto bombo o platillo. El papel de la señorita múltiples veces nominadas al Oscar denotaba a una persona de convicciones en una férrea lucha por demostrar que la empresa Silkwood falsifica informes de seguridad acerca de sus productos, sin embargo, esta pelea contra una entidad corporativa gigantesca le pasara factura pues provocará una destrucción de su vida profesional, e incluso personal. Una introspección David vs Goliat interesante que Streep encarna de una manera fabulosa.

 

7 – The Bridges of Madison County (Eastwood, 1995) Por El Cine Actuario

Quizás uno de sus papeles más infravalorados, esto es una historia de amor, pero no desde el punto de vista de “philos” o “eros”, sino desde la perspectiva “agape”. Streep interpreta a un ama de casa que tiene la oportunidad de huir de Madison con su nuevo amor, pero a pesar de lo que siente por él, toma la decisión de quedarse, pues el cariño que tiene por sus hijos es más grande que cualquier cosa. En la óptica actual los centennials podrán decir que es una falta de amor propio, pero sobreponer la estabilidad familiar y tus hijos por encima de cualquier sueño, anhelo o romance (el contexto de la cinta), es una muestra de la pureza del amor maternal, de sacrificio, nobleza, pero sobre todo de mucha admiración. Un papel de muchos matices que quizás merece más reconocimiento de lo que se le da.

 

6 – Adaptation (Jonze, 2002) Por El Fett

Un drama que al borde de lo surreal logra encausar uno de los mejores, más entretenidos y complejos auto relatos del cine bajo el majestuoso libreto de Kaufman; una auto sátira al proceso creativo fílmico y de la escritura, de donde el afamado guionista divide su personalidad entre el cine de autor y el comercial a través de dos personajes, dos gemelos interpretados con una impresionante solvencia por Nicolas Cage), pero en donde también tiene tiempo para abordar el hartazgo literario y adaptativo en la figura de Streep, en uno de los papeles más sorpresivos (y fuera de su zona de confort) de su carrera, con tintes antagónicos y una naturalidad que denota el por qué este hierro se puede convertir en madera cuando quiera.

 

5 – Out of Africa (Pollack, 1985) Por Clementine

Galardonada con 7 premios de la Academia incluida la de Mejor Película, Out of Africa de Sidney Pollack fue la encargada de unir a Redford y a Streep, y en la cual ésta última interpreta a la baronesa Karen Blixen en una historia basada en hechos reales. Pollack no la quería como su protagonista sin embargo ella, aguerrida como siempre, lo obtuvo. Sin minimizar la gran calidad narrativa del guion, la actriz es el alma de la película, con un magnetismo increíble y dotando a su personaje de emociones que permiten conectar con ella; cabe resaltar también cómo evoluciona junto a su personaje, con una introspección de admirar y a base de pura fuerza interpretativa. Con una buena contraparte masculina en Redford, Out of Africa es el gran clásico que es, en gran parte por nuestra actriz.

 

4 – The Devil Wears Prada (Frankel, 2006) Por Clementine

Para Frankel, responsable de la dirección de varios capítulos de Sex and the city, el mundo de la moda no era algo nuevo, sin embargo su historia contada desde dentro de este mundillo de belleza y elegancia, al mismo tiempo que de cinismo y banalidad; fue muy bien recibida por la crítica resultando ser la sorpresa del verano de 2006, resaltando sobretodo el personaje de Streep, su memorable Miranda Priestly, una jefa todopoderosa, arbitraria, tirana, igual de indescifrable que de exigente, y el terror de todos sus subordinados. Resulta ser una historia inteligente dentro del subgénero de la moda, al igual que entretenida y recibió varios premios y nominaciones, siendo la mayoría para la interpretación de Streep, ganando el Globo de Oro como Mejor Actriz.

 

3 – Kramer vs. Kramer (Benton, 1979) Por El Fett

Para los que solo ven Netflix, seguramente Historia de un Matrimonio los dejó en shock, pero para los que en realidad conocen y saben que hay cine fuera de su televisión, damos cuenta que Kramer vs Kramer es la líder en cuanto a narraciones matrimoniales fallidas se refiere. Muchas son las razones: primero, la aquí ganadora del Oscar desata una de las mejores “anti” relaciones histriónicas que se hayan dado, un duelo de talentos que llega a términos emocionales insospechados de parte de Streep y Hoffman. Con una naturalidad impresionante que permite familiarizarse de manera inmediata con las emociones y los errores de ambos, Streep conseguiría su segunda nominación al Oscar, pero también el trampolín perfecto para la llegada a su corona.

 

2 – The Iron Lady (Lloyd, 2011) Por El Cine Actuario

Iron Lady podemos decir con todas sus letras, que es una película mala, con una dirección flojísima y un guion horrible sacado del Hallmark Channel, pero como selección europea de medio pelo siempre puede haber un crack que marque la diferencia, en este caso Meryl Streep es el Lewandoswki de esta cinta. Y es que prácticamente con una interpretación de una de las personalidades políticas más fuerte de los últimos, Streep muestra su lado más duro a nivel histriónico interpretando un papel fuerte en el aspecto carácter a la par que es hilo narrativo, y de dirección de toda la película. Los grandes actores saben dar buenos papeles en escenarios favorables, los actores titánicos pueden cargar en sus hombros una película entera.

 

1 – Sophie’s Choice (Pakula, 1982) Por Clementine

Sin mencionar que Pakula realiza aquí probablemente uno de sus trabajos más sólidos, un desgarrador drama que con él resulta convincente, conmovedor y revelador, resalta el hecho de que Meryl Streep es LA película. Es increíble como nuestra gran actriz tiene la capacidad de hacer completamente creíbles todos sus papeles, logrando transmitir perfectamente todas las emociones de la naturaleza humana, además de su legendaria capacidad de imitar todo tipo de acentos. Aquí no interpreta a Sophie, se convierte en Sophie, una mujer polaca marcada por las duras decisiones que tuvo que tomar cuando estuvo en un campo de concentración nazi. Esa escena del tren que le da el título a la película es increíble y muestra de lo que es capaz nuestra actriz.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*