Las 5 Mejores Películas (bailes) de John Travolta

Su capacidad de bailar es inversamente proporcional a su talento histriónico, cierto, pero lo que también es innegable es que gracias a sus pasos John Travolta se ha convertido desde los 70 en uno de sus íconos accidentales e inmortales del cine.

Nacido un día como hoy pero de 1954, en realidad no hay mucho que decir sobre sus casi nulos dotes histriónicos – dramáticos que han “relucido” solo en un par de ocasiones debido a la pericia directiva de algunos cineastas; y es que la estadística es clara, pues el pobre John cuenta con más nominaciones y premios razzie (14 nominaciones y 3 victorias), que menciones o galardones de importancia a lo largo de su carrera, incluso siendo uno de “esos” actores más auto humillados en la historia, aceptando trabajar en varias de las peores abominaciones que ha parido Hollywood en los últimos años (Battlefield Earth, Hairspray o Gotti, entre otras)

Entonces ¿por qué rendirle el tiempo en un top cinco? La respuesta es sencilla: Travolta a la larga, para bien o para mal, se ha convertido gracias a sus pasos (y dedicación para crearlos) en un icono de la cultura pop y cinematográfica que incluso lo han convertido en un símbolo visual adherido permanentemente a las pistas que engalanan sus legendarios e inolvidables pasos y secuencias.

Por el momento retirado de la actuación (suponemos por el trágico y reciente deceso de su esposa), Travolta ha encontrado en los últimos años tanto un respiro como cierto nivel histriónico (al menos decente) dentro de la pantalla chica, sumando a la fecha 85 títulos entre el cine y la televisión desde su debut en 1972.

Celebremos los 67 años del bailarín Travolta con sus 5 mejores películas ¿o será mejor decir “bailes”?

 

5 – Michael (Nora Ephron, 1996)

Chains of Fools de la gran Aretha Franklin engalana el baile de un Travolta que voló de más tras su resurrección en Pulp Fiction. Independientemente de la canción y de los pasitos posesores de John, “Michael” es capaz de encausar ciertos momentos emotivos dentro de estos tradicionales romances noventeros y de superación espiritual – personal, tópicos que en este caso abarca convenientemente la historia de un ángel caído del cielo que enamora y cambia la vida de la reina del amor de aquella época: Andie McDowell. Personalmente es uno de mis gustos culpables dentro una patética racha “dramática – mesiánica” que tuvo John a mediados de los 90 ¿recuerdan también Fenómeno? Por cierto, las dos son muy malas.

 

4 – Grease (Randal Kleiser, 1978)

Quizá el musical más famoso y representativo de la juventud americana, Travolta no solo se confirmaría aquí como el actor y bailarín de moda, sino también como el sex symbol de la década. Haciendo de una caricatura bailarina de James Dean, junto a una Olivia Newton John que le doblaba la edad bajo esos kilos de maquillaje, la realidad es que la química entre ambos funcionaba gracias a la parafernalia y espectacularidad de sus coreografías y producción, convirtiéndose así en uno de las parejas y musicales más reverenciadas, copiadas, homenajeadas y hasta parodiadas en 9 de cada 10 bodas (algunas más patéticas que otras). Grease quizá sea el ejemplo y testimonio más puro en torno de fama accidental de John.

 

3 – Saturday Night Fever (John Badham, 1977)

Aunque le dieron una nominación al Oscar por… bailar, la realidad es que independiente a esos legendarios pasos (que ponen de buenas a cualquiera), la representación dramática que intenta Travolta es por momentos patética e incluso en ocasiones mucho peor que su interpretación cómica en Grease; sin embargo hay algo dentro de esta cinta que exhibe no solo el talento bailarín del “actor”, sino también su innegable dedicación. Y es que Travolta no nació sabiendo bailar, siendo sus primeras prácticas de danza específicamente para este film, creando e improvisando varias de sus rutinas y escenas ¿impresionante no es así? ¿El resultado? Una de las secuencias más legendarias del cine y referente de la cultura pop (e incluso de la historia de los Bee Gees)

 

2 – Mad City (Costa-Gavras, 1997)

Una curiosa incursión americana del célebre director griego resultó convertirse en  uno de los thrillers sobre el abuso y la manipulación de los medios de comunicación más cruentos pero también mejor aprovechados en cuanto a las actuaciones se refiere. Es cierto, aunque romantiza demasiado con el hecho criminal y los personajes desde el libreto parecen algo estilizados para exagerar la situación que se narra, es la química entre Travolta y Hoffman la que despliega la veracidad en el accionar de ese “cuarto poder”, cuando un veterano pero venido a menos reportero haga hasta por inmiscuirse en el secuestro de un desesperado vigilante de museo a unos niños visitantes, para conseguir la primicia de la noticia. Aquí John no baila ¡pero si actúa!

 

1 – Pulp Fiction (Quentin Tarantino, 1994)

Muchos la llamaron “su resurrección actoral” ¡pero la realidad es que nunca había tenido una buena actuación en su vida! Hasta este momento. Combinando sus nuevos y sorpresivos (aunque un poco limitados) dotes dramáticos junto con lo que mejor sabe hacer: bailar, Travolta consigue un personaje alejado de su zona de confort, pero sobre todo creíble dentro de esta fábula gansteril. Si bien ni siquiera fue el actor protagónico (siendo superado en demasía por Samuel L. Jackson), los Oscar y los Globos (y todos en realidad) quedaron tan sorprendidos que no les quedó de otra más que darle nominaciones como mejor actor principal, un justo favor para la mejor y única completa actuación de su carrera.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


4 Comments

  • Tanto que le dedicaste un a la caza y al final te dejaste seducir por el encanto del gay de John LOL.
    Algo curioso es que el único actor que ha destruido su carrera dos veces, desde Hairsphay dónde hacia de gorda y desataba su pluma como nadie no ha tenido ningún éxito (taquillero se entiende), esperemos que al igual que Cage logré volver, di lo que quieras pero Tony Manero, Danny Zuko y Vincent Vega no serían lo mismo sin el y Blow Out de Palma rulea.

    Saludos.

    Reply
  • Por cierto Michael la del angel no es muy buena pero no piensas que William Hurt está muy desaprovechado (?) A mí me parece un actor excelente.
    El turista Accidental, reencuentro, hijo de un dios menor, el beso de la mujer de araña, fuego en el cuerpo, estados alterados, el doctor, Gorky Park, smoke, etc.
    Creo que los directores deberían haberlo aprovechado más.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*