Las 5 Mejores Películas de Angela Lansbury

A solo 5 días de cumplir sus 97 años, la hermosa y gran actriz de cine, teatro, televisión, doblaje, cantante, compositora y productora cinematográfica Dame Angela Brigid Lansbury, conocida popularmente como Angela Lansbury, ha fallecido el día de hoy según lo reporta su familia.

Dotada de belleza, talento y versatilidad para cualquier género, aunque ya era conocida dentro de la escena del cine clásico de Hollywood, la fama mundial le llegaría hasta 1984, al protagonizar la serie de televisión “La reportera del crimen” (Murder, She Wrote), trasmitida hasta 1996.

Entre las cintas más notables de su filmografía se encuentran: “El estado de la Unión” de 1946, “Los tres mosqueteros” de 1948, “A Lawless Street” (Calle sin ley) de 1955, “La historia más grande jamás contada” de 1965, “Muerte en el Nilo” de 1978, “Anastasia” de 1997, “Nanny McPhee” de 2005 y “El regreso de Mary Poppins “de 2018, su última aparición

A lo largo de su carrera, Lansbury se hizo con varios de los premios más importantes de la industria del entretenimiento, entre ellos: un Óscar honorífico, seis Globos de Oro, cinco Tony, un Olivier y un Grammy, además de acumular 18 nominaciones al Primetime Emmy. En 2014 fue nombrada «dama» por la Reina Isabel II por su contribución a las artes interpretativas

Su trabajo en el cine, la televisión y el teatro a lo largo de 70 años la convirtieron en una de las actrices europeas de mayor renombre en el mundo. El día de hoy se apagó una de las últimas luminarias del cine clásico. Que descanse en paz

INTRODUCCIÓN DE EDGAR DEL VALLE

 

Bonus Televisivo – Murder, She Wrote (1984 – 1996)

POR EL CINE ACTUARIO

Serie de misterio sobre una novelista dedicada a investigar crímenes. La fórmula consistía en el famoso tropo del “villano de la semana”, por lo cual después de tres temporadas se vuelve bastante cansada. Si bien la quinta varió un poco por darle protagonismo a ciertos secundarios, también vio una baja en calidad porque parte de que el concepto se extendiera fue gracias a Lansbury (nominada de manera consecutiva por 9 años a mejor actriz al Emmy y por casi 10 al Globo de Oro) y su carisma, por lo que para la octava se tuvo que regresar a darle un protagonismo. Prácticamente hablar de esta serie es hablar de Angela y del valor que tiene como actriz, al cargar por completo una serie que desde la temporada 5 reflejaba síntomas de cansancio, pero que llegó a una 12 gracias a su capacidad.

 

Bonus  – Beauty and the Beast (Gary Trousdale, Kirk Wise, 1991)

POR EL FETT

Desde su prólogo y consecuente apertura musical, no hay mayor fantasía, romance, musical(es), mito y calidad narrativa en Disney que esta grandilocuente, emocionante, divertida y cautivante épica ¿Cómo no se iba a convertir en el más grande cuento de princesas? Desde el equilibrio entre todos sus factores humanos, emocionales y hasta sociales (para las extremistas de hoy en día), hasta el minucioso cuidado y diseño de producción de una villa francesa al castillo medieval ¿Qué mayor magia animada se podría haber encausado antes, durante y después de esto? No hay escena, barítono, personaje o número que sobre aquí, porque todo es perfecto, incluyendo a la entrañable Mrs. Potts de Lansbury, que a su cargo cuenta con el mejor momento musical

 

5 – The Mirror Crack’d (Guy Hamilton, 1980)

POR EL FETT

De nuevo apareciendo en otro relato de misterio y crimen de Agatha Christie, Lansbury se roba la cámara a pesar de contar con un protagónico estafado por la duración y por la mediática aparición de otros actores y actrices de mayor nómica (Elizabeth Taylor, por ejemplo). Su poco tiempo en pantalla es precisamente para salvar un thriller – culebrón alrededor de un asesinato en pleno rodaje de una película; su inmediata chispa y humor natural, así como irónicamente lo fugaz de su presencia, permiten a la veterana actriz no solo brillar por encima del reparto, sino fijar las bases para lo que vendría a ser su más famoso personaje en la televisión.

 

4 – Death on the Nile (John Guillermin, 1978)

POR EL CINE ACTUARIO

Película basada en los libros de Agatha Christie y estrenada 2 Años de su muerte, acerca del misterio de un asesinato de joven millonario en una nave fluvial. A nivel guion es una cinta que se destacó por quitarle volumen (tramas y personales) con respecto al libro, que si bien genera un resultado noble a la pantalla, termina con el hándicap de ser un misterio mucho más simple, (por lo menos se agradece que la historia no sea tan mecánica). Por el lado de la dirección se hace un buen trabajo de inmersión en este misterio policiaco. Destaca también su reparto especialmente Angela Lansbury, quien termina robándose cámaras con la Salome Ottobourne

 

3 – The Picture of Dorian Gray (Albert Lewin, 1945)

POR EL CINE ACTUARIO

Aprovechando el juego entre la realidad y fantasía, sobre el miedo al envejecimiento y a la juventud eterna que plasmaba la célebre obra, Lewin crea una variedad fotográfica interesante que va desde el blanco y negro, color y una iluminación de grises con sombras marcadas que recuerdan al expresionismo. El manejo de cámara es excelso, incluso con tomas que van a ras del suelo para simular la miseria interna de nuestro protagonista. Destacan también Hurt Hatfield y Angela Lansbury cómo Sibyl Vane. Una cinta necesaria, especialmente para tiempos donde la idealización de una juventud eterna y el hedonismo se ha vuelto una idea peligrosa para el desarrollo y crecimiento de los individuos.

 

2 – Gaslight (1944)

POR EDGAR DEL VALLE

Película que le permitió a una radianteIngrid Bergman obtener su primer premio Oscar. Una combinación entre thriller y drama psicológico, Bergman interpreta a una mujer que se casa con un pianista, pero tras la luna de miel, la pareja se establece en la casa que ella hereda de su tía, una cantante de ópera famosa pero asesinada, cuyo caso quedó sin resolver. Mucho se habla de imprescindible trabajo del trío protagonista, sin embargo hay una cuarta figura que es clave para la trama, tan coqueta y sensual como siniestramente indiferente, aquella mucama de Lansbury también sutilmente nos sugiere otro engaño, uno sexual, en cuanto a la unión con su villano, el tétrico personaje de Charles Boyer. Su desempeño no pasaría inadvertido en su tiempo, pues lograría su primera nominación al Oscar

 

1 – The Manchurian Candidate (John Frankenheimer, 1962)

POR EL FETT

Otra de las grandes injusticias de su temprana carrera, Lansbury demostraría a base de su talento camaleónico y gran presencia, no solo fungir como una mujer de mayor edad (retando a todos los críticos que en su momento la nombraron muy joven y novata para el papel), sino construir a una de las mayores villanas – madres del cine. Malévola y manipuladora, es su desempeño el que mueve los hilos de este infravalorado thriller político, donde ni siquiera su nombre apareció dentro de los principales de la promoción, lo cual fue compensado con la que quizá fue la oportunidad más cercana de hacerse de su Oscar. Debemos rescatar esta película y gran actuación.

 

 

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*