Las 5 Mejores Películas de Anthony Hopkins

Anthony Hopkins, con más de 130 títulos entre el cine y a televisión, se acaba de convertir el pasado domingo en el ganador más longevo en la historia del Oscar a sus 84 años. Si bien y a título personal el galés siempre me ha parecido gozar de una cierta sobrevaloración por parte del público, puedo encontrar claramente el justificante o respuesta hacía dicha percepción en que el veterano cuenta con 10 títulos que denotan una calidad histriónica formidable e impactante a lo largo de su carrera, suficientes para ganarse ese status de culto que incluso en los últimos años le ha regalado uno de sus mejores momentos como actor.

Aquel estudiante poco prometedor y con dislexia comenzaría a ver en las artes un escape a la presión de sus padres, por lo que se matriculó gracias  la influencia de otro actor, Richard Burton, en la escuela de arte y drama de la que se graduaría en 1957. Rápidamente comenzaría a aparecer tras los telones del teatro y en la televisión a principios de los 60, con muy pocas apariciones en el cine (una de ellas su debut en 1967, del que ya hablaremos en el ranking). Sería hasta que lograra cierto prestigio en Broadway bajo varias puestas en escena de Shakespeare, que en los 80 Hopkins comenzaría a llamar la atención de varios directores (como David Lynch), pero aun así su carrera fílmica se mantendría en cierto anonimato hasta la llegada de 1990, ganando el Oscar y haciéndose del personaje que lo definiría por el resto de su vida, cierto Doctor psicópata y caníbal. Sir Hopkins ya tendría en este tiempo 53 años, y la fama estaría a punto de comenzar.

Las Mejores Películas de Anthony Hopkins

El resto sería historia, pues Hopkins aceptaría cualquier trabajo, de índole dramático o meraente comercial para aprovechar el súbito éxito, estrategia que le ha funcionado hasta el día de hoy al ser uno de los actores más longevos, conocidos y mediáticos en el mudo del cine, independientemente de sus varias labores filantrópicas.

El galés se ha hecho de más de 50 premios, destacando un Oscar, dos Globos de Oro y 4 BAFTA. A la espera de la que parece ser otro ejemplo de su talento con The Father, celebremos los 83 años de Anthony Hopkins con sus 5 Mejores Películas

 

Bonus – Dracula (Francis Ford Coppola, 1992)

El mejor Van Helsing desde Peter Cushing, uno de los puntos mediáticos para que esta adaptación fuera un rotundo éxito no solo fue la meta participación de Anthony Hopkins como el célebre cazador de vampiros, sino la impresión de una personalidad cínica, inteligente y hasta algo aterradora, facetas con las que el personaje hasta ese tiempo no estaba muy identificado. La extravagancia pues rodea una excelente interpretación, convirtiéndose de paso en la única contraparte actoral de un Gary Oldman que se termina robando el film. Tan tétrica como romántica, Coppola une dos extremos, humano y criatura a través de una conjunción de imágenes teñidas en todo momento de rojo, color que define de principio a fin a su trágico y sangriento antihéroe.

 

5 – The Remains of the Day (James Ivory, 1993)

Un Hopkins en estado de gloria, los principios de los 90 le significó no solo su etapa más redonda, sino también de mayores registros. De ser Hannibal Lecter, Hopkins se trasladaría a la piel de un mayordomo que sería testigo de la transición aristócrata de los años 50, un testigo íntimo al cual Ivory complementaría con un inmejorable reparto y obvio, con el elemento del romance en la carne de Emma Thompson. Resulta impresionante tanto la química como las expresiones de Hopkins al narrar más desde su interior que de su exterior, en un papel complejo y símbolo – extensión de la soledad de aquel arquetipo de mayordomo al que después muchos otros cineastas intentarían relevar (Altman como mejor ejemplo algunos años después)

 

4 – The Two Popes (Fernando Meirelles, 2019)

The Two Popes, Anthony HopkinsUno de los mejores guiones del año en mucha parte gracias a la química entre Pryce y Hopkins, este último sin duda muy superior gracias también a un papel mucho más complejo que el de su contraparte, interpretando a un líder católico entre la espada y la pared, entre la enmienda y el escape de una caja de pandora tan trágica como repugnante. Anthony Hopkins logra proveer de humanidad y de duda a su papel con un desempeño que raya casi en lo documental, y de una intensidad que a los ojos de su servidor, no se le había visto desde que ganara el Oscar con The Silence of the Lambs. Sería nominado al Oscar como mejor actor reparto, y si somos sinceros, quizá hasta debió ganarlo por encima de Pitt y de la dupla de The Irishman

 

3 – The Lion in Winter (Anthony Harvey, 1968)

Su debut en el cine no pudo haberse dado de mejor forma, pues un joven Hopkins es capaz de sostenerle la mirada, el nivel histriónico y hasta blandirse en duelos interpretativos con los mismísimos Peter O´Toole y Katherine Hepburn, en uno de los cuentos de época más divertidos, perturbadores, navideños y tensos en la historia del cine ¡Hermoso salvajismo meramente interpretativo! Pocas veces se aprecia tanto poderío, y da gusto ver a ese novato seguro de sí mismo y de su escuela shakesperiana. Por otro lado ya también base de su actuación, es que el guion se toma ciertas “libertades” para hacer a su personaje emocionalmente más complejo, un Ricardo “Corazón de León” con muchos “mommy issues”

 

2 – The Father (Florian Zeller, 2020)

Una de las mejores interpretaciones masculinas de al menos los últimos 20 años, y de paso, sin duda la mejor de Hopkins solo detrás de su Lecter (¿o será mejor esta?). Hopkins acaba de dar quizá la última ráfaga de su gran talento con un personaje tan trágico como entrañable, que dentro de esta compleja narrativa es capaz de evidenciar el padecimiento del alzheimer como pocas veces se había visto en el cine: desde la perspectiva y sentir del propio enfermo. Si bien la fantástica dirección y adaptación de Zeller funciona en cada rincón de este distorsionado laberinto mental, es el carácter, carisma y destrucción de Hopkins el que nos lleva hacía un final catártico y de un impacto emocional irreparable. La última secuencia es sencilla y actoralmente CATEDRÁTICA

 

1 – Hannibal Lecter (1990, 2001, 2002)

Hannibal Lecter, Anthony HopkinsEl personaje que lo inmortalizó sería uno de los más queridos psicópatas del cine. Presentado al mundo en 1990 con la fastuosa The Silence of the Lambs, Anthony Hopkins encausa una tan siniestra como adorable interpretación, haciendo que cada uno de sus momentos en pantalla sean una delicia histriónica que se tensaría de manera morbosa en la comunión con Jodie Foster. El deseo, la demencia y el terror son palpables gracias a su legendaria actuación, la cual repetiría dos veces más en una precuela y en una secuela, siendo Red Dragon una repetición bastante loable, y Hannibal un thriller que más que ayudar, caricaturizaría a su complejo ente como un villano de superhéroes. La escena con el diálogo del hígado sigue estremeciéndonos

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*