Las 5 Mejores Películas de Barry Levinson

Oriundo de Baltimore, Barry Levinson se erigiría como uno de los directores americanos claves entre la décadas de los 80 y 90’s, encargándose de algunos relatos que ejercían cierta crítica y presión al modus operandi político y social en Estados Unidos.

Incómodo pero real por momentos, Levinson combinaría su intensa narrativa dramática con momentos naturales de comedia y hasta sátira, llegando a la cima con una de las menores pero aun así más infravaloradas películas ganadoras del Oscar y el Oso de Oro de Berlín en 1988 (única película en la historia en conseguirlo).

Un director versátil y con un par de joyas dramáticas sociales, celebramos los 80 años de Levinson con sus 5 Mejores Películas

 

Bonus – Sphere (1998)

Pocas veces tengo la oportunidad de hablar sobre esta muy cuestionable cinta de horror y ciencia ficción también del propio Levinson, y es que aunque podría catalogarla como uno de mis más grandes “gustos culpables”, la realidad es que este extraño thriller submarino – alienígena encausa no solo dos o tres secuencias o hasta clímax trepidantes y repletas de suspenso, sino que en su planteamiento también se da abasto para surtir a Hoffman – Stone – Jackson de una tremenda química que surte la tensión y ese efecto deseado de terror psicológico, base de su trama o “misterio”. Adaptada de la novela de Crichton, Esfera es una de esas maravillosas ideas un poco subidas o forzadas de tono en su desarrollo, pero aun así muy disfrutable gracias a sus actuaciones

 

5 – Wag the Dog (1997)

Una comedia política que tristemente capta mucho de la realidad. Levinson se hace de dos exquisitas actuaciones de Dustin Hoffman y Robert De Niro, para emprender una “cortina de humo” para la reelección del presidente de los Estados Unidos, el cual al ser captado en un escándalo, debe inventarse por medio de su relacionista público y un productor de Hollywood, una guerra en Albania que él mismo someterá  heroicamente frente a la televisión estadounidense  ¿Les suena? Levinson toma un caso de la vida diaria y lo exhibe de forma vertiginosa e hilarante hasta que el espectador es capaz de sentirse culpable por llegar a creerse tanta idiotez en el mundo real

 

4 – The Natural (1984)

Por El Cine Actuario

Las historias de underdogs prácticamente se escriben solas, y a pesar de que por momentos el director y guionistas se dan algunos tumbos, la humanidad, así como la facilidad por generar empatía del personaje principal, hacen que en automático esta cinta se salve de ser un desastre a ser una de los más memorables manifiestos sobre el baseball en el cine. Y es que el protagonista, Roy Hobbs, un beisbolista ninguneado pero con mucho talento, es tan bien diseñado que a pesar de la melcocha cae bastante bien. No es perfecta, pero su espíritu competitivo hace que al final de la última escena Barry Levinson hagan un home run de emociones que convierten a la cinta en un clásico del “Rey de los Deportes”

 

3 – Good Morning Vietnam (1987)

¿Sintieron esa extraña sensación de querer hacer callar a Williams cuando salía en alguna presentación en vivo como anfitrión, presentador o entrevistador, pero por alguna extraña circunstancia también seguían queriendo escuchar su sarta de trabalenguas sin sentido? Bueno, ese trastorno se debió a esta película, un drama bélico que Levinson encausa bajo la figura de Williams hacía un plano de mayor crítica sociopolítica gracias a su juguetón tono sarcástico – humorístico. Bajo un excéntrico, gritón e hiperactivo DJ al cual le es asignado la estación radiofónica en pleno conflicto de Vietnam, Levinson introdujo a Williams al gran Hollywood gracias a esta cinta

 

2 – Rain Man (1988)

Una película que siempre ha sido más de lo parece y/o aparenta, como por ejemplo, ser la única ganadora del Oscar y del Oso de Oro en la historia. A nivel general como film palidece ante varios ganadores de ambos, pero a nivel actoral Hoffman está ¡MOUNSTRUOSO!, desarrollando quizá una de las mejores interpretaciones sobre un personaje de estas condiciones y por ende desatando una química que convierte a este film en un testimonio dramático muy natural, sin emociones desbordadas y un final lejos de las convencionalidades “alegres” de Hollywood. También una de las mejores películas fraternales, hay varias secuencias ya icónicas  muy emotivas dentro de la cultura pop

 

1 – Sleepers (1996)

Sleepers (conocida como Los Hijos de la Calle), es una pieza por demás controversial que no se puede catalogar como una ficción o memoria biográfica, ya que su adaptación de la obra de Lorenzo Carcaterra nunca ha dejado en claro si las circunstancias narradas son del todo reales o ficticias. Levinson toma la novela y realiza con ella una imponente adaptación que queda como una de los referentes más sonados en la cinematografía en cuanto al tema de abuso de menores. Comprendiendo el lenguaje de la obra, el director torna la desesperanza en un cuento de hadas moderno donde la venganza se convierte en el eje narrativo y elemento heroico; una trama donde la pérdida de la inocencia rebasa cualquier otro crimen habido y por haber

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*