Las 5 Mejores Películas de Bradley Cooper

Su padre lo iba a mandar al ejército para tener una educación militar, pero tras verlo interpretar a “Joseph Merrick” en la obra de su escuela de “El Hombre Elefante”, toda la familia cambió de opinión para brindarle el apoyo necesario al joven Bradley para que este inicializara su carrera como actor

Bueno para los deportes y para la cocina, Cooper se trasladaría a Nueva York para sus últimos estudios mientras intentaba suerte en el teatro, cosa que lograría a finales de los 90, ganando alguno roles tanto en dicha escena como en el cine y televisión. Debutaría en la pantalla grande en 2001, pero tendría que pasar una década más y algunas “copas” y resacas para descubrir que además de un niño lindo, teníamos a un excelente actor dramático y hasta un buen director en potencia.

Aquí las 5 Mejores Películas de Bradley Cooper

 

5 – The Place Beyond the Pines (Derek Cianfrance, 2012)

Místico drama que desde su título ya lleva implícito el paseo onírico a presenciar, a través de un cambio generacional y de cómo las acciones en el presente pueden retumbar en el futuro de nuestro linaje. Aunque Cianfrance  confía el primer capítulo a su fetiche  Ryan Gosling, para el segundo acto Cooper retoma el hilo anti heroico de la trama interpretando a un policía convertido en detective y caído en la desgracia y corrupción. Su personaje se convertirá a la larga en el nexo narrativo con Gosling hacía su clímax,  bajo un desarrollo narrativo de mucha inteligencia e interés.  Desde la tarea de casting, hasta la concepción de su guion y desembocando en esos parajes contemplativos, el director conmueve con en este cuento de desgracia y expiación.

 

4 – American Hustle (David O. Russell, 2013)

Un agente del FBI seriamente obsesivo, violento, peligroso, impredecible y consternado por alcanzar un estatus de leyenda dentro de su departamento; Cooper supo cómo transformar esos manierismos  cómicos para llevarlo a encajar en personajes repletos de carisma y caídos en varios trastornos sociales y mentales. Aunque un poco sobreactuado por momentos, el carisma de aquellos chinos, su físico, bailes “disco” y la buena química que logra con Christian Bale y Amy Adams, fueron suficientes para conseguirle no solo otra nominación al Oscar, sino también para confirmar su crecimiento actoral y dramático para lo que vendría a ser un gran cierre de década para su carrera

 

3 – American Sniper (Clint Eastwood, 2014)

En el género existe un tono muy establecido que crítica la campaña militar mediante el análisis de la estadía del soldado en combate, su psicología y posterior estado emocional; llamado anti bélico, en lugar de ensalzar la batalla, se enfoca en los horrores y consecuencias de esta, proyectándola como insulsa y falsa, una cortina de humo para poder enriquecerse a consta de algunos sacrificios. Pero qué pasa cuando Eastwood no crítica la guerra, sino al soldado y a la sociedad ¿Hay algo más patriota que la honestidad? Muchos llamaron a esto “propaganda patriotera” siendo totalmente lo contrario: un relato sobre un soldado en particular y su objetivo: servir sin preguntar. Cooper se encuentra inmerso en este frío soldado controlado por la mecánica gringa. Una cinta muy infravalorada

 

2- A Star is Born (Bradley Cooper, 2018)

En constante evolución, uno de los grandes aciertos de Cooper director es que hace que el Cooper actor se transforme inmediatamente en Jackson Maine, presentando una metamorfosis musical que poco a poco se irá degradando en una humana, cambiando su mirada, su aspecto físico y su acento dentro de este trágico personaje. Quizá Cooper pueda ser en un futuro un mejor director que actor, demostrando aquí unas excelentes  tablas técnicas y números musicales que ayudan a a la narrativa y agregan desarrollo a sus mismos personajes (basta con recordar la primera secuencia o los creíbles duetos con la Gaga). No fue una gran película, pero si un muy loable y eficaz remake de donde Cooper sacó los mejores beneficios artísticos

 

1 – Silver Linings Playbook (2012)

Quien hubiera dicho que detrás del “pasado de copas” había un potencial actoral del más fino y divertido. Sencillamente Bradley es el alma de esta extraordinaria cinta. Una actuación llena de naturalidad que en su desarrollo transmite veraz desesperación, risa y ternura, haciendo que el espectador comparta su sufrimiento y proceso hasta la redención. Mucho ayudó la dirección de David O. Russell, pero lo que en realidad catapulta esta interpretación es la química que Bradley crea con Jennifer Lawrence, convirtiéndolos en una de las mejores y más románticas parejas del cine (y películas románticas), dos chiflados cautivadores que entregan momentos memorables para todo el género.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*