Las 5 Mejores Películas de Bruno Ganz

Fallecido el pasado 19 de febrero, Bruno Ganz dejó un legado actoral que ajeno de los focos mediáticos de occidente podría ser considerado como una de las mayores carreras y talentos histriónicos de Europa desde que comenzara su carrera a mediados de la década de los 60. Hijo de un mecánico y desde muy joven obsesionado por las artes dramáticas, Ganz no solo se convertiría en el símbolo fílmico de su natal Suiza, sino con el tiempo en una de las opciones más coherentes y precisas en las filmografías de Herzog,  Rohmer, Coppola y Wenders.

De una sobriedad, presencia y timbre de voz inconfundible, Ganz fue también un metodista desde su incursión dentro de la escena del teatro alemán, aplicando una férrea investigación y encarnación de sus personajes previos a sus rodajes que consecuentemente lo llevó literalmente a convertirse  en el Hitler, en la que sin duda ha sido la más conocida interpretación de su carrera.

Ganador de más de 25 premios durante una carrera que abarcó más de 120 títulos entre el cine y la televisión durante 6 décadas, su figura y talento siempre quedarán adheridos a la corriente alemana en una época fílmica de doble identidad dentro de un país aún dividido y en una búsqueda constante por reencontrar no solo su sociedad y cultura, sino el mensaje narrativo que cumpliera con dos objetivos: la redención de su patria y la obtención de un nuevo reconocimiento tras la definitiva extinción de su expresionismo. En definitiva quizá el suizo sea el rostro actoral por antonomasia de dicho lapso al equilibrar su trabajo entre el telón y las pantallas.

Rindiéndole homenaje más vale tarde que nunca a este monstruo europeo de la actuacion, recordamos las mejores películas de Bruno Ganz

 

Nosferatu: Phantom der Nacht (Nosferatu, Werner Herzog, Alemania, 1979)

Un homenaje a la pieza prima del expresionismo alemán, la adaptación que hace Herzog del texto de Stoker basa su virtud en ser una renovación visual, narrativa y actoral de la propia obra de Murnau. Aunque nunca superior, resulta que una de las cosas que si sobresale en esta versión por sobre la original e incluso sus futuras (por ejemplo la de Coppola), es la incursión de Ganz como el personaje de Jonathan Harker, dotado de una mayor profundidad y tabla actoral cimentada en su escuela teatral, que se adhiere perfecto al tono y forma experimental de Herzog dentro de los últimos esbozos por los preservar los recuerdos de los orígenes del cine alemán.

 

The House that Jack Built (Lars Von Trier, Dinamarca, 2018)

Aunque presencialmente solo aparece en el último lapso del film dentro de aquella hermosa alegoría y odisea infernal plasmada por Lars Von Trier, como Virgilio Ganz logra durante todo el metraje ser la hipnótica contraparte dentro de este minucioso estudio reflexivo y contemplativo de la maldad, representando a través de su voz cierta bondad antagónica dentro de la perturbadora mente de su más reciente pasajero hacía las tinieblas. De nuevo resaltando su origen y vena teatral en los absorbentes monólogos y diálogos con Jack (inolvidable Matt Dillon), el veterano actor demuestra que el talento histriónico no requiere ni siquiera la presencia física.

 

Der Amerikanische Freund (El Amigo Americano, Wim Wenders, Alemania, 1977)

Segunda película sobre el personaje de Tom Ripley de Patricia Highsmith (y que tiene un muy loable remake con John Malkovich del 2002), esta cinta de culto significó el estrellato y confirmación tanto para su director como para su histrión, el cual funge aquí como la víctima del artero Tom Ripley, cuando se le pida un trabajo criminal para recibir una montosa cantidad de dinero que podría pasar a su familia tras fallecer por su enfermedad terminal. Crimen, suspenso, drama y noir se combinan en una testigo fehaciente de la renovación fílmica alemana, haciendo suyo el género negro de los americanos con una pieza tan entretenida como compleja.

 

Der Himmel über Berlin (El Cielo sobre Berlín, Wim Wenders, Alemania, 1987)

Cerca de su mejor obra (esa se llama Paris, Texas), Wenders vuelve a asociarse con Ganz para construir la que sí es su más romántica y personal pieza, y que a diferencia de su insufrible remake gringo (Un ángel Enamorado con Nicolas Cage), de la mano un ángel que sobrevuela Belrín compadeciéndose y tratando de comprender a los humanos, director y actor hacen una perfecta comunión para llevar a cabo una bella alegoría narrativa hacia la situación divisoria de su sociedad, así como también otra visual a la redimida ciudad de Berlín, con una colección de planos que renuevan la fe en dicha metrópolis, marco y excusa perfectas de este romance espiritual y surreal.

 

Der Untengang (La Caída, Oliver Hirschbiegel, Alemania, 2004)

Ganadora de una veintena de reconocimientos (que pudieron haber sido más, pero la resistencia socio cultural hacia cierta humanización de su protagonista fue un factor clave y que aún pesa en Europa y América), Ganz no solo se convirtió en el primer actor de lengua alemana en interpretar a Hitler, sino en el mejor en hacerlo en toda la historia hasta el punto de convertirse en un remanente para la cultura pop gracias a las estúpidas (pero algunas divertidas) parodias de cierta secuencia en las redes sociales. En esta sublime inmersión psicológica al bunker y mente de uno de los más grandes villanos de la historia, la principal virtud de Ganz es la indiscutible sobriedad y objetivismo con el que aborda a su personaje, que en ningún momento polemizó su decisión por interpretarlo más allá del silencio selectivo de muchos premios y festivales a su alrededor. El talento nato y la mera expresión artística fueron las únicas dos armas y poderes para que el gran histrión europeo saliera avante de tan grande y peligros encomienda.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*