Las 5 Mejores Películas de Cary Grant

Archibald Alexander Leach, el nombre verdadero detrás del caballero británico origen de espías y obsesiones femeninas durante cuatro décadas; uno de los rostros más cotizados de la época dorada de Hollywood, su presencia y temple se detuvieron en el tiempo para conservar su imagen como un verdadero mito y figura, retirándose de los escenarios dos décadas antes de fallecer y dejando a su paso una estela de actrices y femme fatales deslumbradas por su talento y carisma (Dietrich, Loren, Hepburn’s, Kelly, Bergman, Fontaine incluidas).

Grant dejaría su tormentoso pasado atrás no dejando vestigios de su nombre real; al ser su madre recluida en un psiquiátrico por su propio padre y posteriormente ser expulsado de la escuela por un lio de índole sexual con el vestuario de las chicas, Grant se uniría a una caravana de teatro que llegaría a Estados Unidos a principios de la década de los 20. Su ascenso se daría no solo gracias a su innegable atractivo y galantería, sino también a su versatilidad y talento natos, pasando en Broadway casi una década hasta antes de su arribo en Hollywood en 1931.

A Grant no le costaría un esfuerzo extra adaptarse a la farándula del star system, firmando varios contratos de manera inmediata; siendo consciente de sus atributos y armas físicas y artísticas, esa misma década filmaría más de 35 películas, siendo para finales de la misma ya una estrella reconocida y en pleno ascenso. Aunque se inició en la comedia y el romance ligero, Grant llegaría a ser un referente del drama, del noir y del thriller en las consecuentes décadas al lado de los más grandes directores y actrices de la década. Su estrella no solo acapararía las mamparas, sino también la cultura pop, siendo el arquetipo para la creación del propio James Bond (se dice que rechazó serlo en el cine debido a su edad ya avanzada, argumentando que se vería ridículo) y de cierta manera patentando el término “gay” tanto en las pantallas como el vida real, pues cuenta la leyenda (y varias biografías, testimonios y rumores de la época), que independiente a su contante vida de casado con 5 esposas, Grant sostenía varios romances con hombres, siendo el más conocido el vaquero y estrella del western “Randolph Scott”, con el que se dice vivió y mantuvo una “amistad” muy íntima durante 12 años.

Por su trauma y miedo excesivo a la pobreza que vivió en su juventud, Grant se ganó la fama del tacaño más famoso de Hollywood. A pesar de que en su tiempo llegó a ser la estrella mejor pagada en Hollywood, se dice que cobraba sus autógrafos a 15 centavos y que en las apuestas (de las cuáles era fanático), solo sacrificaba un par de dólares (al igual que en las carreras de caballos). Dicho modus operandi influyó también en su temprano retiro 20 años antes de su muerte, convirtiéndose en un foco de la farándula gracias a sus constantes viajes por el mundo

Con 73 películas en su currículo (nunca actúo en la televisión), a pesar de nunca ser galardonado (más que por un Oscar honorífico) Grant conserva en su carrera un importante número de clásicos y joyas del séptimo arte. Recordemos para las que a gusto de su servidor son sus 5 más destacadas

 

Bonus – Bringing Up Baby (Howard Hawks, 1938) Por Kim Tobías

Una comedia ligera e ingenua que basa su encanto en el atractivo carisma y la química entre sus estrellas. Un creciente Grant y una ascendente Hepburn desatan una serie de divertidas situaciones, tan absurdas e hilarantes como la misma trama de la cinta. Dentro de ellas, se encuentra la icónica escena en la que el personaje de Grant se ve obligado a vestirse con una bata bastante femenina, seguido de un momento algo vergonzoso para él, pues es visto con dicha ropa por Mrs. Random, quien no duda en hacerle una serie de preguntas sobre su vestimenta, por lo que la respuesta se convierte en un espontáneo “Because I just went Gay all of a sudden!”; convirtiéndose así en la primera vez que la palabra “gay” fue mencionada dentro del cine.

 

5 – Only Angels Have Wings (Howard Hawks, 1939)

Si una película sirvió para que Grant comenzara su metamorfosis como actor de comedia ligera a papeles más demandantes fue este culebrón – joyita de Howard Hawks, que conserva no solo el equilibrio entre la aventura romántica y el drama, sino también ese halo del Hollywood clásico que incluso encantó a Cannes considerándola para la Palma de Oro. Como un piloto de avión que se enamora de una corista en algún lugar de Sudamérica, independiente al interesante discurso y visión social de Hawks hacía la zona latina, Grant y Arthur crean una potente química que brillaba por su naturalidad dada la época. Grant comenzaría a llamar la atención de la crítica y de algunas premiaciones con este preludio a lo que sería su gran etapa.

 

4 – Notorious (Alfred Hitchcock, 1946)

Potente y romántico noir que acercó a Grant al tema del espionaje  y que quizá sirvió como influencia para el arquetipo que Fleming consecuentemente usaría para la creación de Bond. Aunque la cinta sirve para destacar la obsesión de Hitchcock hacía con Bergman (la cual se roba toda la atención y cámaras), la contraparte de Grant recrea una atmósfera romántica tan provocadora e inquietante capaz de encausar la credibilidad de una trama sumida en la paranoia de los temores por el final de la Segunda Guerra, donde una mujer que es contratada para infiltrarse dentro de una esfera nazi que planea asesinar miles de inocentes con provisiones de uranio. Los mejores valores del noir, Grant se ha convertido en un “Don Juan” ahora dramático

 

3 – His Girl Friday (Howard Hawks, 1940)

Queda establecido que el mejor socio de Grant fue Hawks, un director que junto a Billy Wilder asentaron muchas de las bases de la comedia y el romance en el Hollywood clásico, siendo cimientos narrativos que persisten hasta nuestros días. Hágase el favor de ver uno de los mejores vestigios de la misma corriente y por ende una de las más electrizantes e hilarantes comedias de la historia, que incluso tiene por ahí un record de ser en la que más rápido se habla (verdaderamente requiere un reto y verla en un par de ocasiones para captar toda la genialidad de sus diálogos). Grant con esta se establece tras el final de su primera década en el cine, como el rey de la comedia romántica, teniendo a Hollywood en sus galantes y carismáticas manos

 

2 – The Philadelphia Story (George Cukor, 1940)

En un proyecto desarrollado por y para Katharine Hepburn, es importante señalar que esta cinta (otras de las grandes comedias de la historia) tal vez representó para Grant un reto de adaptabilidad y “trabajo en equipo”, en donde no solo comparte créditos con una Hepburn “traga cámaras”, sino también con otra naciente leyenda como James Stewart. Teniendo totalmente nominado el tono, Grant se desenvuelve con naturalidad sabiendo jugar bajo las reglas de las productoras e intereses de sus co estrellas, brillando y dejando opacarse cuando se debe, un control que al final recrea una fastuosa química y ritmo de esta revolucionaria y divertida cinta que sin duda sería una de las principales influencias históricas en la “comedia romántica”.

 

1 – North by Northwest (Alfred Hitchcock, 1959)

La gran joya del espionaje, de la comedia y del thriller que no va de nada, y aun así es capaz de crear una historia tan hilarante como tensa, intercalando dichos tonos en cada una de sus secuencias. Grant así se convierte en la extensión de la brillante desfachatez narrativa del maestro del suspenso, al interpretar a un héroe accidental en esta catedrática progresión de eventos tan absurdos como interesantes ¿Cómo carajos lo hacen? El cuestionamiento sobre el porqué de la historia se disipa de inmediato gracias al enorme carisma de Grant que entiende a la perfección los motivos de su director, en una de esas legendarias químicas entre histrión y cineasta que el actor aprovechó para comulgar todas sus armas dramáticas y cómicas en un solo relato. Soberbio.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*