Las 5 Mejores Películas de Casey Affleck

Mientras que el hermano mayor nació para ser director y guionista, parece que el siguiente en la cronología familiar abarrotó con todo el talento histriónico.

Nacido un día como hoy, Caleb Casey McGuire Affleck-Boldt, amante de los animales desde muy pequeño (tuvo como mascotas cualquier tipo de animales y en la actualidad es uno de los principales embajadores de PETA y simbolismos del “veganismo”), tuvo como primera pasión dedicarse al estudio de la física, la astronomía y la filosofía, carreras que cursó durante su adolescencia. Sin embargo, influenciado por la odisea artística, Casey seguiría los pasos de su hermano mayor, abandonando sus estudios e incursionando desde los 15 años en la televisión y posteriormente en el cine, de la mano de Ben y de un talento histriónico que parecía nato.

No es ningún secreto que a la fecha Casey ya se ha sacudido la “cierta” sombra de Ben, siendo uno de los histriones más eficaces de la actual época y capaz de fungir tanto en la comedia como el drama, tanto en el reparto como el protagónico, con los mismos excelentes resultados. También un simbolismo del cine indie, Affleck ya se ha dedicado a incursionar en la dirección, ámbito que se le resiste y en donde a diferencia de Ben, denota menos tablas y/o habilidades.

Selectivo a la hora de escoger sus papeles y un poco “apagado” desde que ganara ese fastuoso Oscar en 2016, Casey cuenta con 41 créditos entre el cine y la televisión y más de 65 reconocimientos internacionales, destacando también su BAFTA, Globo de Oro y sus participaciones como director en Berlín y Venecia.

Celebremos los 46 años de Casey Affleck con sus 5 Mejores Películas

 

Bonus – Light of My Life (Affleck, 2019)

Su segunda cinta como director dejó en claro que en lo que respecta al banquillo, su hermano mayor salió más “chicho”. El principal problema es que ya existía una película igual del 2009 llamada The Road (adaptada de una de las mejores novelas SF), pero en lo que respecta a su aún experimental habilidad narrativa, la cinta se torna muy redundante y con monólogos insufribles, incapaces de justificar este filosófico y tierno relato paternalista donde en un mundo apocalíptico, las mujeres se mueren por un virus, por lo que un padre deberá acarrear a su hija sobreviviente por los salvajes parajes del macho territorito americano. Por si usted no se duerme en la primera hora y 45 minutos, el desenlace vale mucho la pena. Lo más relevante por supuesto, su actuación.

 

5 – A Ghost Story (Lowery, 2017)

Casey es tan buen actor que hasta detrás de una sábana puede expresar los sentimientos o sensaciones de un fantasma, gracias por supuesto a una tarea previa “humana” que conecta de inmediato hacía con la audiencia. Una de las propuestas más frescas e inventivas de los últimos años, Lowery y su actor fetiche  consiguen que el espectador sea testigo de un mundo metafísico donde dos dimensiones se unen para recrear lo que en realidad es una historia de amor que trasciende tiempo y espacio. Confirmándose como uno de los cineastas indies más interesantes en la actualidad, el imponente manejo de la atmósfera hace que dicha conexión resulte una experiencia tan visual como mentalmente atractiva y absorbente.

 

4 – Good Will Hunting (Van Sant, 1997)

Es indudable que las primeras oportunidades se le darían gracias al adelantado estatus de su hermano, pero aún en aquel temprano 1997 y con un rol secundario muy divertido y eficaz, también es innegable que Casey ya demostraría tener mejores tablas y mayor naturalidad histriónica que Ben (que siempre ha obviado que sus verdaderos talentos están en el guion y dirección). Siendo parte del hilarante ensamble amistoso, Casey se haría cargo de la carga espontanea de “comedy relief” dentro de este brillante guion, demostrando en esta su primera etapa la también faceta cómica que lo supo sostener y hacer crecer en otras cintas, como por ejemplo la trilogía de Ocean’s Eleven (que se merece una mención especial)

 

3 – Gone Baby Gone (Affleck, 2007)

Su primer protagónico llegaría gracias a la sapiencia directiva de su hermano Ben, formando en ese momento una dupla perfectamente acomodada en la labor que mejor sabían (y aún les corresponde) hacer cada uno. Un excelente y oscuro thriller en donde su principal valor radica en mantener al espectador en una sensación de tensión constante, los Affleck dan una sacudida narrativa y actoral al enfrentar a la pareja protagónica en un dilema moral bastante complejo y capaz de intimar y jugar con la propia decisión de la audiencia en su soberbio final – clímax. Una cinta muy elegante y que denotó junto a la siguiente la inmensa capacidad y registro dramático del “hermano menor”.

 

2 – The Assassination of Jesse James by the Coward of Robert Ford (Dominik, 2007)

Hermosa y cruenta postal del viejo oeste, su sublime fotografía y manejo de cámara dictan el destino de su rareza como pieza ahora indispensable del género, centrado en un contexto dramático histórico y muy apegado a la realidad, carente de acción y con una serie de personajes complejos que el realizador dotó de un marco argumental rico y detallista. A pesar del reto que implica sorprender al espectador con un título que anuncia el desenlace, Dominik logra capturarlo en todo instante, adentrándolo en una especie de thriller psicológico de dos vertientes: la búsqueda del traidor y psicología del perpetrador, un Casey que se encarga de resquebrajar la inocencia y llevarla a un tono tan “cobarde” como incómodamente siniestro.

 

1 – Manchester by the Sea (Lonergan, 2016)

La punta de este profundo iceberg es Casey Affleck, el cual confirmaría su inconmensurable talento al proyectar esa faceta de duelo o hielo que por momentos solo se ve por encima del agua. Sin embargo la gran revolución narrativa – dramatica viene de la profundidad con la que el guionista y director aborda dicha pérdida y la capacidad con la que se la comunica al espectador por medio de Affleck. Lonergan expone a su protagónico sumido en una armadura mental frente a una crisis existencial, sin embargo conforme progresan dichos hechos y condiciones, los secretos, traumas, y recuerdos van saliendo a flote gracias a lo que también es un soberbio montaje y una prodigiosa actuación que debe ser considerada como una de las mejores de los últimos 21 años

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*