Las 5 Mejores Películas de Charlize Theron

Miembro de la realeza sudafricana, descendiente de las primeras tribus y granjeros blancos de Johannesburgo, la figura de Charlize Theron ha traspaso la frontera fílmica para convertirse en un estandarte de belleza y fortaleza femenina a nivel mundial.

Nacida un día como hoy de 1975, su notable belleza la llevaría al mundo de modelaje apenas a los 14 años; a los 15 su madre mataría a su padre en defensa propia y la de su hija; a los 16 ya era una modelo profesional en Milán; y a los 19 se rompería su primer sueño al quedar imposibilitada de ser bailarina debido a una fuerte lesión. Su madre, confidente, amiga y símbolo mayor de fuerza, le compraría un vuelo sin retorno hacía Los Ángeles para que probara suerte en el cine; mientras se encontraba en un banco para cambiar un cheque que le había mandado su madre, conoce al productor John Crosby, que la comienza a conectar con una escuela de actuación, asignándole al mismo tiempo un agente para su posterior carrera.

El inicio no sería fácil, pues Theron poseía un acento sudafricano muy marcado, así que los roles  secundarios se darían a cuentagotas a pesar de mostrar un talento nato. No es ninguna mentira que su belleza la comenzaría a ayudar debido a esas fragilidades “de acento” (ha sid declarada la mujer más hermosa y sexy en varios años desde el 2000), así que se empezaría a hacer de algunos papeles relevantes en cintas como Sweet November, The Cider House Rules, The Devil’s Advocate o The Italian Job, entre otras. Su rostro comenzaría a ser reconocido poco a poco en los círculos comerciales hollywoodenses.

La ironía se daría cuando Charlize decide sacrificar el primer elemento que la ayudó. Era momento de demostrar sus dotes como actriz y no como modelo, así que aceptó el rol de la asesina seria Aileen Wuornos, misma que le daría no solo el respeto de toda la industria internacional, sino también la mayor cosecha de premios de su carrera. El resto es historia.

Con 66 créditos entre el cine y la televisión, y el mismo número de galardones a la fecha, celebremos los 46 años de Charlize Theron con sus 5 Mejores Películas.

 

Bonus – Bombshell (Roach, 2019)

Sin duda lo más destacable de  esta poco arriesgada y convencional cinta es John Lithgow (pero nadie lo va a nominó porque interpretar al repugnante abusón no iba con los modales ni con la agenda d elos premios americanos)… y luego Theron, la cual resume las cualidades de maquillaje (Oscar asegurado en esta categoría)  e interpretación, pues es su personaje la que es dotada de mayor profundidad, no solo por ser una perfecta recreación de la real Megyn Kelly, sino por mostrar esa dualidad y confrontación interna por la que pasa y evoluciona su personaje. Una película que pasará al olvido, pero que al menos sirvió para dar un empujoncito a su carrera (fuera de la acción) y para su buen currículo dramático

 

5 – North Country (Caro, 2005)

La carrera de Theron se compone en sí (y desde Monster) de una serie de papeles que conglomeran el ideal arquetipo de mujer empoderada, mucho antes incluso de que este adjetivo fuera necesariamente relevante para la sociedad. Así pues y dentro de una inexistente agenda (pero repito, necesaria) sobre el feminismo e inclusión, Theron lograría su segunda de tres nominaciones al Oscar al encarnar a una madre soltera que al regresar a su pueblo natal, se ve en la necesidad de trabajar en las minas, un trabajo sindicalizado y dominado por “el hombre”. Un “tour de forcé” interesante y sustancial que destaca precisamente por las actuaciones femeninas (también McDormand está genial) más que por su narrativa.

 

4 – Tully (Reitman, 2018)

Si bien la tercia entre Reitman, Cody y Theron ya habían mostrado de que hablar con la machucada “Young Adult” (de donde la actriz sacaría la mejor parte), con este drama maternal la tripleta se muestra mucho más sólida y madura al encontrar un punto de equilibrio narrativo y actoral. Este punto medio sirve para encausar una historia de lo más conmovedora y “surrealmente” real, creando una atmosfera asfixiante en la vida de una madre con tres hijos, pero también una propuesta que brilla por su sutil originalidad y la honestidad con la que está actuada por Theron, la cual interpreta a esta “madre” tan íntima y real, que es imposible no empatizar de inmediato con su “tremenda” y entrañable situación. Sorpresa la de McKenzie, que aquí logra un buen trabajo y química con Charlize

 

3 – Atomic Blonde (Leitch, 2017)

Muy infravalorado filme de acción y espionaje que se sostiene gracias a dos factores: sus imponentes ejercicios de acción (ese largo, tenso y emocionante plano secuencia es una condenada delicia); y por supuesto la electrizante presencia de Theron, que ya teniendo experiencia en ser una “furiosa” chica de acción, aquí se echa al hombro ser la prueba y/o experimento en la adaptación femenina del arquetipo del recién llegado y famoso “John Wick” (mismo director), formalizando así una corriente del subgénero de acción aún fresca y muy vigente. Repito, la sensualidad, la agenda inclusiva y el excelente porte de acción de Theron hicieron de esta experiencia una muy entretenida y nada forzada aventura. Bienvenida la secuela

 

2 – Monster (Jenkins, 2003)

Al Oscar le encanta que sacrifiques tu belleza y te cambies la jeta con veinte mil kilos de maquillaje, sin embargo ese aprovechamiento físico fue solventado con creces por Charlize, la cual literalmente se sumerge de manera psicológica y emocional en esta escalofriante asesina en serie, en otro de esos tantos casos de biopic donde el desempeño histriónico protagonista termina por tragarse no solo a sus compañeros(as) de reparto, sino también a la trastabillada dirección. En términos de premios debería estar en primer lugar (y es que estamos hablando de Oscar, Globo de Oro y Oso de Plata de Berlín, más otras decenas a su favor), pero nadie me dejará mentir que la siguiente la empata en términos dramáticos y la rebasa (por mucho) en términos mediáticos.

 

1 – Mad Max: Fury Road (Miller, 2015)

Lo hecho por Charlize es un póker de ases muy complicado: primero, imprimir un dramatismo conmovedor a una historia de ficción especulativa y con un guion tan sencillo (pero formidablemente explosivo); segundo, dominar el relato como protagonista mandando a “Max” al rol secundario, lo cual nos lleva al tercero, que es haber creado un personaje fuera de la “agenda feminista” tan veraz y potente como las heroínas de acción de antaño (hola Connor, hola Ripley) y sin necesidad de caer en nefastos empoderamientos; y por último, convertir a la imprescindible Imperator Furiosa al estatus de culto y miembro desde ya de la cultura pop. Sencillamente extraordinaria Charlize

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*