Las 5 Mejores Películas de Charlton Heston

Como su nombre de nacimiento lo indica, John Carter de Hollywood vino a este mundo para protagonizar la epopeya y la aventura. Quizá la primera súper estrella masculina de los grandes blockbusters y la maquinaria hollywoodense, el que después adoptara el apellido de su padrastro “Henson” (por el mismo hecho de evitar relacionarse con el personaje de Edgar Rice Burroughs) sería un símbolo fílmico de la épica, los relatos bíblicos y las odiseas de ciencia ficción. Gracias a su seria personalidad, convicción, gran físico y presencia (medía 1.91), Charlton pronto se convertiría en el arquetipo perfecto para que algunos de los más rudos y memorables héroes del celuloide se enfundaran en su persona.

Nacido un 4 de octubre de 1923, el hijo de un molinero pronto presentaría su interés por las artes dramáticas, siendo autodidacta en la lectura y posterior actuación y castings que lo llevaría a conseguir una beca en la Universidad de Evanston. Se especializaría en el teatro shakesperiano y ahí mismo conocería al amor de su vida, Lydia Clarke, también actriz de teatro con la que duraría casado 64 años hasta el día de su muerte. Pronto ambos perseguirían el sueño hollywoodense, mudándose a California en la espera del llamado que cambiaría sus vidas. Charlton correría con la mejor de las suertes, firmando un contrato con Paramount y teniendo un debut soñado en 1950 protagonizando dos películas: Dark City y Julius Caesar, mismas que marcarían el destino de su carrera al llamar la atención de toda la industria.

Completaría un currículo de 126 títulos, así como una larga carrera como activista y político, primero los derechos civiles, después como defensor del uso de las armas en los Estados Unidos, llegando a ser presidente y la principal figura de dicho movimiento desde que ejerció el cargo en 1998 hasta 2003. Dicha posición lo haría una figura tan polémica como odiada por alguno sectores, siendo incluso retratado como el principal villano dentro del magnífico documental de Michael Moore, Bowling for Columbine.

Ganador de 2 Oscar y dos Globos de Oro, recordemos al gran aventurero,  al  vengador judío y al Mesías de Hollywood con sus 5 Mejores Películas

Agradezco a Edgar del Valle y Dr. Dark por su aportación

 

Bonus – The Agony and the Ecstasy (Carol Reed, 1965) Por Edgar del Valle

El célebre director británico Carol Reed viaja a Hollywood para llevar a cabo una excelente adaptación de la novela histórica de Irving Stone sobre la creación de la Capilla Sixtina a cargo de Miguel Ángel, este personificado de gran manera por Charlton Heston en un relato sobre la relación de amor-odio entre el legendario artista y el Papa Julio II, que le encarga el trabajo, papel encomendado al actor Rex Harrison. A pesar del excelente reparto, la película no tuvo la acogida del público que se esperaba, pero a pesar de ello, no deja de ser una cinta digna de disfrutarse en gran parte gracias a Heston – Harrison, una química en la que el primero conoce su oficio y “encargo” tras la maduración dramática y su incursión en otros relatos de índole espiritual

 

5 – Soylent Green (Richard Fleischer, 1973) Por Dr. Dark

En el año 2022 (no falta mucho), la humanidad vive en la miseria e inmundicia gracias a una catástrofe ecológica. La única fuente de nutrición para la población son unas galletas llamadas “Soylent”. Sólo los millonarios, para variar, tienen acceso a estas. Recientemente llega al mercado una variante, “Soylent Green”, más nutritiva y de mejor sabor, supuestamente elaborada con plancton. El detective Thorn (Heston) investiga la muerte de un influyente miembro de las industrias Soylent, lo cual lo llevará a descubrir perturbadoras verdades sobre la manufactura de estos alimentos. Una historia sórdida, llena de desesperanza y escalofriantemente realista y cercana. Imperdible, y más en estos tiempos de aislamiento y pandemia.

 

4 – The Ten Commandments (Cecil B. DeMille, 1956)

Por encima de todos los relatos sobre Jesús de Nazaret en el cine y la televisión y los otros relatos basados del libro del cristianismo y catolicismo, sin duda la cinta protagonizada por Heston se erige como la epopeya bíblica más espectacular de la historia (Nota: Ben-Hur no está basada en la Biblia, sino que solo toma algunos aspectos de la misma), en mucha parte gracias a la producción, supervisión y dirección directa de DeMille, el cual seleccionó a Heston por su parecido físico con la escultura de Moisés hecha por Miguel Ángel (al cual curiosamente interpretaría 9 años más tarde). Independientemente de su naturaleza religiosa, sus casi 4 horas de duración son un compendio de aventura, fantasía y épica impresionante, también aderezado con buenas actuaciones.

 

3 – Touch of Evil (Orson Welles, 1958)

Accidentada, pero aun así y para su servidor la mejor obra de Welles, este revolucionario noir significó más de lo que parece para sus inmiscuidos; para Welles, su último gran pack de dirección y actuación y una especie de final expiación; para Heston, su confirmación como una de los grandes influyentes dentro de la industria al primero presionar al estudio para que Orson se quedara con la dirección, y después presionado al propio Orson para él mismo conservar el papel, lo cual llevaría a una guerra en la que quizá Welles tenía toda la razón, pues Heston no se encontraba histriónica y dramáticamente muy cómodo en la piel de un personaje de raíces latinas. A pesar del forzamiento, Heston logra seguirle la corriente a Welles en su lúgubre  magnífico noir

 

2 – Planet of the Apes (Franklin J. Schaffner, 1968)

Un parteaguas para la SF, la mitología del simio se convertiría en una especie de separador de épocas al terminar con el monstruo y el alien destructivo y dar inicio a una etapa de mayor complejidad con giros de tuerca “dimensionalmente” emocionales. Una metáfora social sobre la extinción, el maltrato animal y/o de minorías, la falta recursos, la naturaleza auto destructiva del ser humano y la creación de regímenes autoritarios que mantienen secretos para conservar la paz y evolucionar utópicamente, no cabe duda en que Heston estaba destinado a este papel y a descubrir toda la verdad detrás de aquel planeta en quizá su momento más icónico y a la vez más irónico en cuanto a su capacidad dramática ¡Malditos! La escena es simplemente legendaria.

 

1 – Ben-Hur (William Wyler, 1959)

Detrás de la gran dirección y secreto de William Wyler (el cual concibió la relación entre Ben-Hur y Messala de caracter homosexual), se encuentra la razón el éxito y la explosión de capacidad dramática de un Charlton Heston ciertamente encasillado antes y después de esta imprescindible epopeya, como un actor carente de expresividad. Puede que dicha aseveración sea cuestionable, pero definitivamente es falsa aquí, pues es Heston quien lleva la batuta y todo el peso del film en una conexión casi espiritual tanto con su director como con el relato. Uno de las historias fraternales más trágicas y a la vez más entrañables en la historia del cine, visualmente fastuosa, emocional y humanamente imprescindible, la presencia de Heston es otro monumental factor.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*