Las 5 Mejores Películas de Christopher Nolan

Por Tona A.R. e IvanO

Toca Top de un pequeño niño inglés, que se enamoró del cine viendo Star Wars, Odisea en el Espacio, Alien y muchas películas más. Un pequeño chico que hoy en día es uno de los más famosos y reconocidos directores a nivel mundial, con un estilo propio y una forma única de contar historias. Sobrevalorado para muchos, mal director para otros, un genio para la mayoría.

Fuera de todo eso, aquí lo reconocemos como un cineasta que se ha ganado su lugar y que ha sabido utilizar todos sus trucos para cautivar a millones. A continuación, te presentamos las que para nosotros son sus mejores películas, una decisión nada sencilla.

Por Tona A.R

 

5 – Dunkirk (2017) Por IvanO

Lo que podría ser una historia sencilla en la Segunda Guerra, donde soldados franceses se ven acorralados en una playa y donde el gobierno británico manda barcos civiles a rescatarlos, Nolan hace todo un ardid y gran espectáculo donde el sonido y el tiempo marcan el ritmo. Tres historias en diferentes puntos de vista sobre el mismo suceso, en tierra, mar y aire, Nolan se ahorra los discursos baratos y lacrimógenos del cine bélico para ponernos casi en primera persona dentro de los tres personajes principales como si de un videojuego se tratara. Emocionante desde su inicio, la tensión aumenta cada vez que el tic tac del reloj suena acompañada de la angustiante música de Hans Zimmer y la apabullante fotografía de Hoyte van Hoytema; si bien no es una obra maestra, el guion es casi inexistente y no hay lucimiento alguno para sus actores, Nolan sabe muy bien su oficio en la dirección y demuestra una gran habilidad para complicar una historia sencilla y darnos grandes espectáculos visuales.

 

4- Inception (2010) Por IvanO

Cumpliendo diez años en este 2020, Nolan se tomaría un descanso de su trilogía de Batman y se metería de lleno con la SF retratando toda una heist Movie, donde un grupo de ladrones usan una máquina especial para meterse en los sueños de la persona a la que van a robar, y así como roban información, esta vez la misión para Cobb y compañía será la de implantar una idea y hacer que esta se quede impregnada en la persona. Una vez más Nolan trae a su narración los temas recurrentes de su cine, el crimen, el uso del tiempo y meter a Michael Caine en el mismo papel por cuarta vez consecutiva; aún así Inception es todo un blockbuster original con una apuesta emocionante en el uso de técnicas y trucos hechos dentro del mismo set de grabación y sin recurrir tanto al CGI, toda la secuencia del pasillo del hotel es increíblemente asombrosa. Sin embargo, es con Inception donde Nolan empezaría a dar signos de pretensión en su cine y a descuidar aspectos dentro del guion.

 

3 – The Dark Knight (2008) Por IvanO

Para el 2008 Nolan venía de haber realizado una de las mejores películas dentro de su filmografía (The Prestige) y todavía con la cabeza fresca y con el buen resultado que dio con Batman Begins, se metió de lleno con la primer y única secuela de su carrera como cineasta (olvidemos por favor The Dark Knight Rises); la presión se sentía en el ambiente ya que tenía que elevar la apuesta y lo logró; no solo por el hecho de que ciertas acciones dentro de la película se sintieran reales, el tema criminal y el terrorismo estaban latentes en cada una de las secuencias, desde mandar asesinar a una jueza, explotar todo un hospital, el atentado a un alcalde a plana luz del día o el simple hecho del lavado de dinero por parte de una empresa extranjera por momentos nos hacia olvidar de que estábamos viendo una película de “superhéroes”. La espectacularidad y la gran puesta en escena están ahí y Nolan muestra una evolución a la hora de contarnos esta historia, por primera vez opta por utilizar cámaras Imax para conseguir esa espectacularidad y el uso de grandes planos generales mostrando al murciélago en acción, además del movimiento de cámaras que es más ágil y hace que la película tenga un ritmo más acelerado. Pero The Dark Knight no sería nada sin su villano, el Joker es un arma de doble filo, por un lado un vendedor de humo para mostrarnos quien es en realidad, al tomar al caballero blanco de Gotham y convertirlo en el peor ser humano capaz de secuestra y casi asesinar a un niño. Y de paso mostrando que el Joker no tiene nada que perder, cosa que lo vuelve más peligroso aún, un terrorista que solo quiere ver el mundo arder y que Heath Ledger comprendió a la perfección a base de encerrarse por meses en un cuarto de hotel para comprender al personaje; su actuación pasará a la historia del cine y sin duda se hablará de cómo Ledger con su Joker lograron convertir al villano en protagonista de una película de superhéroes.

 

2 – The Prestige (2006) Por Tona A.R

Siguiendo con los giros de trama inesperados, pero ahora con magia, Nolan toma el concepto de los tres actos que conforman un truco de magia y lo traduce a nivel narrativo y visual durante toda la película, dejándonos ver las respuestas, pero distrayendo nuestra atención para evitar que notemos su AS bajo la manga. Con una estética más marcada, una fotografía brillante, comprometidas actuaciones y una trama que nos habla más que de una simple enemistad. Esta es quizá la película mejor construida del director y junto con Insomnia de las más infravaloradas de toda su carrera. Denle otra oportunidad y descubran porque The Prestige merece estar en el segundo puesto.

 

1 – Memento (2000) Por Tona A.R

Con apenas su segundo largometraje, Nolan demostró lo bien que podía manejar una película de mayor presupuesto y un guion complejo y retador, además de eso, tomó la decisión de contar la historia partiendo del final, otorgándole así un estilo único y una narravita realmente cautivadora al film. Filmada en su mayoría con una sola cámara, una fotografía por demás interesante, personajes bien construidos, varios giros en la trama y un final icónico, esta obra se lleva el primer puesto, no solo por ser una muy buena película, si no por ser la película que disparó la carrera del director y definió su singular estilo para contar historias.

 

Despedida Por Tona A.R

Con Tenet cada vez más lejos de nuestra vista, considero que es un buen momento para disfrutar de la trayectoria de este aclamado director y preparen sus teorías. ¿Será Tenet la más ambiciosa de toda su carrera? ¿Realmente estaremos frente a una nueva revolución en la forma de contar historias? o ¿Solamente se trata de otra muy buena película que nos dejará con ganas de más? Todo eso lo sabremos hasta el 2021, si es que no se acaba el mundo antes.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*