Las 5 Mejores Películas de David Fincher

Sin duda uno de las figuras directivas más emblemáticas de los últimos 30 años, David Fincher se ha convertido en un sinónimo e influencia dentro del cine thriller desde mediados de los 90, género en el cual se ha erigido como uno de los revulsivos en cuanto a su relato y estructura tanto en el cine como en la televisión, pantalla chica en la que se ha incrustado en los últimos tiempos.

Nacido un día como hoy en 1962 en Denver, el pequeño “Finch” siempre tuvo en claro dedicarse a la producción fílmica y/o del entretenimiento, misión en la cual se supo de hacer de los contactos, padres (su progenitor era un influyente escritor y editor de la revista Times) y hasta vecinos adecuados, al vivir desde muy pequeño a lado de George Lucas, dueño en aquel entonces de la prolífica Industrial Light & Magic, el monstruo de los efectos especiales que acogió a David desde sus 21 años para que este trabajara de asistente de dicho departamento así como del de fotografía en The Return of the Jedi, y posteriormente e Indiana Jones and the Temple of Doom.

Para 1984, Fincher comenzaría su otra gran carrera como director publicitario y de videoclips, esto a raíz de llamar la atención de muchos agentes y productores cuando ese mismo año dirigiera uno de los anuncios más impactantes y polémicos de aquel tiempo que mostraba a un feto fumando, campaña que realizó para la American Cancer Society. En esa línea, su ingenio lo catapultaría de manera inmediata, siendo un constante en las campañas para Coca-Cola, Pepsi, Nike, Chanel, Revlon y Sony, entre otras.

En el ramo de los videoclips Fincher también marcaría una escuela, siendo el aliado directivo de The Outfit, Billy Idol, Iggy Pop, Micchael Jackson, The Rolling Stones, George Michael y sobre todo de Madonna, rubro en el que se mantendría desde mediados de los 80 hasta principios de los 90 con excelsos resultados tanto de calidad como monetarios.

La oportunidad llegaría en 1992 con la película que él mismo ha dicho “odiar más que nadie”, y es que en ese momento tras el fiasco de Alien 3 y los conocidos enfrentamientos entre “ese” director novato y la producción, Fincher incluso llegó a declarar que no quería volver a saber absolutamente del rubro fílmico, claro, hasta 1994, cuando le llegara un guion que New Line Cinema prometió no cambiar en su acto final, razón por la cual Fincher decidió volver a la escena cinematográfica para nunca más irse.

El resto es historia, pues desde Se7en, podríamos decir que “Finch” se ha convertido en una autoridad en el thriller, recabando en su carrera casi 70 premios, de entre los que destacan un Globo de Oro, 2 Emmys, 1 BAFTA, más sus nominaciones al Oscar y su participación en Cannes.

Con una decena de largometrajes de entre más de 90 producciones dirigidas, celebremos los 58 años de David Fincher con sus 5 Mejores Películas y un bonus televisivo.

 

Bonus. Mindhunter (2017 y 2019)

Fincher le ha dedicado los últimos 6 años completamente a la televisión como productor y director de series que se han posicionado como lo más destacable en el catálogo de Netflix: House of Cards, Love Death & Robots y por supuesto la brillante “Mindhunter”, en esta última siendo responsable de 7 capítulos. Repleta de su estilo pausado y analítico, Fincher fue el encargado de arrancar y construir la psicología de sus protagonistas, interviniendo en el principio de ambas temporadas y siendo responsable del fastuoso final de su primera, en una cátedra de suspenso que a diferencia de otros thrillers, comienza desde la psique y la emoción de sus personajes, para proyectar hacia el exterior esa natural y tétrica tensión. Esperamos la tercera con ansías.

 

5 – The Curious Case of Benjamin Button (2008)

Si dejamos a Alien de lado, este sería el único desliz “de género” dentro de su carrera, una “curiosidad” que debería ser revalorada en varias cuestiones: la primera, que como relato fantástico – romántico logra su cometido tanto de enamorar como de estremecer, con una fotografía excelsa y momentos “polaroid” que proyectan su experiencia “videoclipera” y que aquí es llevada a un plano emocional absorbente; la segunda, la conexión actoral y la consecuente química entre Pitt y Blanchett, los cuales destilan naturalidad aún dentro de un cuanto mágico; y la tercera por supuesto su tarea de efectos, los cuáles hacen aún más ágil su aventura y travesía. Quizá el prólogo y el epílogo estén de más, pero aun así no deja de ser una muy infravalorada obra

 

4 – Fight Club (1999)

Pitt y Fincher formarían una dupla simbionte que a la larga catapultaría sus leyendas y carreras, y en donde el punto medio seria este excéntrico thriller que empezaría a demostrar la agilidad y el gusto del director por tomar el aspecto psicológico como eje de su suspenso. Visto desde los trastornos de doble personalidad abordados con un tono cómico y satírico, la trama se difumina para convertirse, al igual que el personaje de Pitt, en algo imaginario, un caos que a la larga crearía un producto revolucionario, destroza-épocas y muy querido por los cinéfilos hasta llegar al punto del culto. La tríada entre Norton (en su mejor momento), Pitt y Bonham Carter alcanzan picos de demencial y excelente locura, incluso combinándose con un toque surrealista muy particular

 

3 – The Social Network (2010)

Una joya (si, lo dije, y de aquí en adelante las tres lo serán) totalmente incomprendida, y que quizá deba su infravaloración al tiempo en el que Facebook comenzaba a crecer como el monstruo social y comercial que ahora conocemos y que nos escucha en todo momento. La base operacional del millennial ve en su relato de origen fílmico una historia perfectamente encuadrada en captar la desadaptación social de sus creadores dentro de una burbuja de traiciones y juicios que a la larga solo se convierte en una deconstrucción excelsa a su complejo antihéroe. Un thriller corporativo que también es dotado de una fabulosa edición y banda sonora, La Red Social es irónicamente un relato de inadaptabilidad, un escape de la realidad que define a muchos de esa generación

 

2 – Se7en (1995)

Es de notarse que su verdadero debut cuenta con un desarrollo tan simple, que en realidad es su acto final el que la vuelve tan impactante como majestuosa. Una oda violenta y sombría estética y contextualmente, a pesar de seguir el cliché de la pareja de detectives dispares en la búsqueda por un asesino con un motif espiritual, las variables y las situaciones seleccionadas tanto por el guion como la dirección la convierten en una magnífica excepción a la regla gracias a la compenetración histriónica,  una fotografía sublime y sin duda uno de los más espeluznantes y originales giros de tuerca que el cine recuerde, un momento que Fincher analiza y extiende minuciosamente para de nuevo hacer que dicho impacto venga desde la compenetración emocional de sus personajes

 

1 – Zodiac (2007)

Con Zodiac Finher alcanzaría un clímax demasiado alto, tan tétrico como cautivador y acorde a toda la progresión del caso y/o investigación alrededor del famoso caso del “Asesino del Zodiaco”, ofreciendo lo que en realidad es una pieza inclasificable, compleja, y que ensancha al cinéfilo de tal manera que sus 157 minutos de metraje parecen instantáneos y dignos de un análisis interminable. Una pedazo de obra maestra, Fincher musical (uno de los mejores soundtracks de la historia), Fincher publicitario (la campaña estuvo a cargo del director) y Fincher cinematográfico encontraron su nivel más óptimo y equilibrado, comenzando y terminado de manera impactante y de nuevo, construyendo todo un caso fílmico desde la psique de sus personajes y perpetrador.

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


6 comentarios

  • David Fincher lentamente se está convirtiendo en uno de mis directores favoritos, tanto por lo crudo que puede ser como por lo atrapante que ha convertido a algo tan común como la investigación policíaca, algo común en su filmografía. Mis favoritas son The Social Network y Zodiac.

    ¿Pero por qué Benjamin Button sobre Gone Girl? La segunda es mucho más apegada a su visión, una fuerte crítica a los medios de comunicación y una Amy Dunne que tomará su lugar como uno de los mejores villanos de la historia. Lo único malo que tiene son esos sobrantes últimos 20 minutos, pero fuera de eso es una obra redonda. Benjamin Button, en cambio, tiene 2 problemas muy graves. El primero: pese al esfuerzo de Fincher, se siente más como un producto de encargo y como una de esas películas hechas para ganar premios. El segundo es obvio: Forrest Gump. Desde el individuo con cierta peculiaridad topándose con eventos históricos como protagonista, la mujer que ama que no quiere estar con él pero luego sí, el apoyo materno, su encuentro en la guerra, su perspectiva de la vida, ¡hasta el guionista es el mismo! Lo siento, pero no tiene mucho que la separe de la obra de Robert Zemeckis y pierde contra esta en casi todo. No me malinterprete, es una buena tragedia romántica, con buena química entre Brad Pitt y Cate Blanchett y, a diferencia de otros trabajos suyos, tiene un buen final, pero no se me hace digna para un TOP.

    Responder
    • Creo que Gone Girl peca de presuntuosa, su ritmo es rígido y hay momentos en el que todo el interés recae en la villana y la trama y sus otros personajes se diluyen estimado. Benjamin Button e una fantasía alejada de su estilo, pero aún así le paso buena factura y es por eso que la puse.

      Gracias por su apreciación

      Responder
  • Concuerdo con El Cirujano, yo pondría a Gone girl en lugar de Benjamin Button.

    Responder
    • Bueno, Creo que Gone Girl peca de presuntuosa, su ritmo es rígido y hay momentos en el que todo el interés recae en la villana y la trama y sus otros personajes se diluyen estimado. Benjamin Button e una fantasía alejada de su estilo, pero aún así le paso buena factura y es por eso que la puse.

      Gracias por su apreciación

      Responder
  • Concordando con los dos comentarios, yo pondría incluso antes que a Benjamin Button a The Girl With the Dragon Tattoo, que me parece mucho mas redonda que Gone Girl y que por supuesto Benjamin Button.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*