Las 5 Mejores Películas de Frank Capra

De hijo de inmigrante italiano a ingeniero químico con ciudadanía estadounidense; de químico a electricista; de electricista a asistente de dirección; de asistente de dirección a una de las figuras icónicas del cine mudo; del cine mudo a la manufactura de clásicos hollywoodenses y a 3 premios Oscar; del Oscar y la gloria de Hollywood al enrolamiento miliar para convertirse en el creador de la propagandística fílmica de la segunda guerra mundial (hizo 8 documentales para los aliados); y finalmente de la concepción publicitaria bélica a la patente de “una vida maravillosa”, una que trascendió aquel accidental clásico navideño para generalizar de manera solemne toda su obra y carrera.

Algunos lo llaman la viva concepción del “sueño americano”, mientras que otros sencillamente uno de los más grandes e influyentes directores de todos los tiempos, proveyendo de un concepto cómico – dramático al cine de Hollywood que aún es ley y base en nuestros días.

Frank Capra, el siciliano, el rival de Goebbels y de la maquinaria publicitaria nazi, nace un día como hoy de 1897. Fiel al mensaje optimista, romántico y de superación emocional dentro de su cine, Capra llegaría a vivir 94 años, falleciendo en 1991 tras una de las filmografías más prolíficas e históricamente más complejas y sustanciales en la historia.

Ganador de 3 Oscar, 1 Globo de Oro y el reconocimiento del León de Oro de Venecia a su carrera, recordemos al gran capo del cine con sus 5 Mejores Películas

 

5 – You can’t take it with you (1938)

Una de las ganadoras del Oscar más olvidadas en la historia, responde también al premio menos prodigioso de Capra sin que esta sea una mala cinta ¡sino todo lo contrario! Estamos ante una divertido y trepidante relato que en su tiempo incluso marcaría la base de las subsecuentes comedias románticas de los 40, con diálogos rápidos, espontáneos y un excelente ritmo que ayudarían a Hollywood a salir de la artificialidad de los 20 hacía la mayor naturalidad histriónica desde mediados de los 30, un sello característico y uno de los mayores aportes de Capra al lenguaje fílmico. Así mismo comienzan a verse esbozos de punzantes críticas sociales, como en este caso, donde las marcados niveles económicos son el origen delas desgracias familiares alrededor de una entrañable Jean Arthur y un divertido James Stewart

 

4 – Mr. Deeds Goes to Town (1936)

¿Recuerdan el repugnante remake del 2002 estelarizado por Adam Sandler? (hay un lugar en el infierno reservado para los responsables) Pues bueno, esta es la gran comedia original, un revulsivo relato con dos sellos de Capra: el moralino, que nunca desencaja ni en tono ni en forma (y que incluso le dio su segundo Oscar como director); y el histriónicamente adelantado, pues Capra sin lugar a dudas además de manejar la escena de manera soberbia, era su dirección de actores quizá el valor agregado e influencia más clara hacia con el séptimo arte. Gary Cooper y Jean Arthur surten una divertida y conmovedora química en lo que será otra de esas bases narrativas para al menos 10 años de comedia romántica subsecuente en Hollywood

 

3 – Mr. Smith Goes to Washington (1939)

Capra – Stewart simbolizan la fábula humana y patriótica gringa, siendo esta el punto más alto (y moralino) del idealismo fílmico – político. Quizá haya envejecido dentro su contexto de crítica hacía el sistema de corrupción y su enamoramiento nacionalista, sin embargo tanto la actuación de Stewart como el tono “humanista” y hasta fantástico de Capra la hacen permanecer como una rica curiosidad más adepta a los primeros valores narrativos de Hollywood. Así mismo la convicción de estas dos figuras hace que el relato evite cualquier toque sensiblero, dando como resultado un emotivo relato que tras corromper la ética del “hombre promedio”, representa una de esas bases argumentales en lo que refiere a la excelente labor de un libreto – actor – director para dar trasfondo y desarrollo a su protagonista.

 

2 – It Happened One Night (1934)

Del hacedor de fábulas, pocas veces se tiene la oportunidad para alabar a uno de los cuentos románticos más divertidos y adelantados a su tiempo de la filmografía gringa. Una estricta “road movie” que quizá para su época pueda ser considerada como la primera de la historia por sus fundamentos y/o elementos narrativos. Ganadora del Oscar, las interpretaciones y química entre Gable y Colbert hacen de cada episodio en la carretera un manjar de diálogos y de deseo escondido por parte de estos dos parias de distinta clase social, unidos por su humor ácido y cínica personalidad. Dice la leyenda que “Bugs Bunny” tuvo dos influencias: Marx y Clark Gable, siendo tal vez esta cinta uno de los ejemplos más claros sobre el traspaso de dicha personalidad.

 

1 – It’s a Wonderful Life (1946)

Otro que le debe gran parte de su leyenda directiva a Stewart es Capra, y es que por encima de Hitchcock, quizá no haya una mejor extensión actoral para el estilo del cineasta que Jimmy. El cuento de navidad por excelencia y una de las más grandes fábulas del cine, la narración y la tan potente como emotivas dirección e interpretación hacen que a diferencia de Mr. Smith Goes to Washington, este relato de vena fantástica permanezca vigente a más de 70 años de su estreno. Así mismo la caída y resurrección de su personaje es una de esas experiencias que traspasa el lenguaje para convertirse incluso en una experiencia terapéutica y/o humana, misma en la que ambos (Capra – Stewart) se encuentran peculiarmente inmersos por su reciente experiencia en la Guerra. Un clásico de todos los tiempos

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*