Las 5 Mejores Películas de Frank Oz

Un día como hoy nace el británico – estadounidense Richard Frank Oznowicz, mejor conocido como Frank Oz, la mano derecha de Jim Henson y co-creador de algunos de los Muppets y personajes más legendarios y queridos de la historia.

Pero Oz no es solo un titiritero, sino también actor, escritor, productor, director ¡y hasta Maestro Jedi! Sin duda uno de los artistas más complejos y talentosos dentro de las escena del cine y la televisión que por lo general ha permanecido detrás de la cámara o bien debajo de la cintura de algunos monstruos y criaturas muy reconocidas.

De entre sus 139 trabajos como actor (entre ellas 75 como un Muppet), más de 400 capítulos de los Muppets y Plaza Sésamo, y sus 18 títulos dirigidos, Oz ostenta una carrera de 7 décadas desde que empezara a colaborar con Henson a sus 19 años. Ganador de un Emmy, recordamos en su cumpleaños 78 a Oz con sus 5 Mejores películas como director y/o titiritero

 

5 – In & Out (1997)

Una comedia de cajón y de relleno televisivo que se convirtió en uno de los referentes fílmicos y cómicos del cine de temática LGBT, en mucha parte al carisma de Kevin Kline y su excelente reparto (Joan Cusack y Tom Selleck también destacan), pero también al guion de Paul Rudnick, que hace que su “conflicto” nazca desde las esferas hollywoodenses, haciéndolo una especie de auto sátira bastante disfrutable. Oz aprovecha el ligero pero buen desarrollo de la historia y su personaje principal para imprimir un ritmo encomiable y buenos momentos humorísticos que sin “ofender” hacen que esta salida del closet contenga incluso su clímax – revelación y expiación bien acomodadas. Su mayor valor quizá sea que dudo que alguien no la haya visto.

 

4 – The Dark Crystal (1982)

Su carrera como director empezó en asociación con su gran socio, mentor y amigo Jim Henson, encargándose ambos de The Dark Crystal, cinta que para algunos nunca ha pasado de la fase de “experimentación” narrativa (tiene varios problemas de ritmo), pero en donde su diseño de producción y obviamente su revolucionario uso de marionetas, la han convertido en un objeto de culto dentro del género fantástico. Es notorio como ambos ponen mayor ahínco en su entorno que en su desarrollo, algo que al mismo tiempo es tan obvio como irónico, pues habiendo ya existido la primera película de los Muppets en 1979 con muchos mejores resultados a nivel narrativo, aquí Oz y Henson intentaron imprimir mayor complejidad sin resultados “completos”. Aun así, es imperativa.

 

3 – The Empire Strikes Back (Kershner, 1980)

La labor como titiritero, actor y voz de Oz es sencillamente impresionante, siendo su mejor aportación en dicho rubro el Yoda del Episodio V de Star Wars. Hay varios elementos para considerar a The Empire Strikes Back la mejor cinta fantástica del cine, y uno de ellos es la capacidad actoral del títere, que rebasa a un creíble aprendiz de Jedi para convertirse en el determinante símbolo de la fuerza, con un realce dramático que incluso llega a perturbar en algunos de sus diálogos (¿recuerdan el “You will be”?). Quizá Oz represente el momento clímax de todo el universo de Star Wars, aquel en el que Yoda explica el concepto principal de la saga, acompañada de una majestuosa escena, perfectamente dirigida y musicalizada

 

2 – The Muppets

La mayor aportación de Oz al mundo del cine, la televisión, el arte, el humor, los niños y adultos son sin duda Los Muppets y Plaza Sésamo. Podríamos decir que después de Henson, Oz es la figura más importante de los Muppets, responsable de crear y dar vida a muchos de los personajes más icónicos como Miss Piggy, Fozzie, Animal y Sam the Eagle (uno de mis favoritos). Así mismo para Plaza Sésamo, él es que creador y alma detrás de Grover (Archibaldo), Bert (Beto) y el Monstruo come galletas. Para 1984 dirigiría en solitario The Muppets Take Manhattan, una de las secuelas más afortunadas de la pandilla, siempre conservando el humor ácido y equilibrado en el niño y adulto, con el que Henson concibió a todo su universo.

 

1 – Little Shop of Horrors (1986) Por IvanO

Con el paso del tiempo “Little Shop of Horrors” se ha convertido en toda una película de culto, con una historia sencilla y hasta un poco predecible pero en la que sus elementos cinematográficos la elevan como todo un referente para el cine de horror y musical, empezando por el trabajo de Menken y Ashman al tomar el guion original de 1960 y crear un musical del off-Broadway. Cada número musical funciona a la perfección ya sea para presentarnos a los personajes, como para desarrollar su narrativa SF, destacando por supuesto el legendario papel de Steve Martin y el protagónico del desaparecido Rick Moranis. Para aumentar los bonos de esta peculiar joya, hay que hacerse el favor de apreciar el Director’s Cut de Oz, que incrementa su estatus negro y ácido.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*