Las 5 Mejores Películas de Gene Hackman

Leyenda viviente de la actuación; retirado en 2004 y con un centenar de créditos entre el cine y la televisión, ayer cumplió 91 años el gran Gene Hackman, sin duda una de las figuras histriónicas más influyentes y adelantadas a su tiempo, y en donde se edificaron muchos de los mejores thrillers americanos de la historia.

Nacido el 30 de enero de 1930, Hackman tuvo una infancia dura tras el divorcio de sus padres y una vida de nómada que lo llevó a criarse bajo el cobijo de la abuela; mintiendo sobre su edad a los 16 años, se alistó en el ejército cumpliendo su servicio 3 años en China hasta el triunfo de la revolución comunista en 1949. Aprovechando la beca a militares, cuando regresó tomó la enseñanza de su padre y se dedicó a la televisión y el periodismo, sin embargo y ya con 30 años a cuestas, se decidió por perseguir su verdadera pasión y vocación: el ser actor.

Una decisión arriesgada dada su edad, se mudó de nuevo a L.A. donde sería roomate de otra promesa y leyenda actoral: Dustin Hoffman. Ambos iban de casting en casting, tocando puertas para su gran oportunidad, la cual le llegó a Gene a principios de los 60, cuando tuviera su debut fílmico en Lilith, donde conocería a su otro gran amigo, Warren Beatty, figura que marcaría su destino y llegada al estrellato después de que lo recomendara para un gran papel de reparto en Bonnie & Clyde. Ya era 1967.

Con algunas participaciones ya en cine y televisión, aquel ahora cuarentón encontraría un lugar privilegiado con la llegada de los 70, década en la que alcanzaría su clímax gracias a una serie de papeles que irónicamente aprovecharían su edad y madurez.

Famoso también por rechazar un sinfín de papeles (Indiana Jones, Jaws, One Flew Over the Cuckoo’s Nest, The Silence of the Lambs, The Godfather), a Gene Hackman tampoco le faltó fama gracias a sus interpretaciones de carácter y su capacidad para moverse del drama a la comedia sin ningún esfuerzo aparente, siempre representando una naturalidad impresionante en sus papeles.

Ganador de más de 30 premios de entre los que destacan sus 2 Oscar, 3 Globos de Oro y su Oso de Plata de Berlín, celebremos los 91 años de Hackman con sus Mejores 5 Películas

 

Bonus 1 – Bonnie & Clyde (Arthur Penn, 1967)

Un pequeño pero sustancial papel como el hermano de Clyde Barrow (recomendando por el propio Warren Beatty), Hackman es el que provee de la chispa y carisma a la pandilla en un tono tragicómico que llegará a su clímax en el triste y violento final de su personaje. Hackman hace creíble la camaradería y el cinismo criminal sin necesidad alguna de humanizar a estos complejos y ruines seres, uno de los grandes aciertos de este relato que la fecha resulta polémico por su carga excesiva (y tal vez innecesaria en algunos pasajes) de violencia estética. Aun así nadie le niega su genialidad narrativa y la precisión de sus actuaciones, de las cuales Gene obtendría su primer nominación al Oscar

 

Bonus 2 – Superman (Richard Donner, 1978)

Si bien me parece que Kevin Spacey ha hecho el mejor papel como Lex Luthor (en la infravalorada Superman Returns), la realidad es que el arquetipo fílmico del personaje no pudo haberse estrenado de mejor manera que con Hackman al frente. Una combinación bufonesca entre villanía, picardía, comedia e inteligencia capitalista para derrotar al Hombre de Acero, Hackman brilla en cada uno de sus momentos no solo como el archienemigo de esta cinta, sino también como el que establecería (quizá sin pensarlo) las bases  para dicha comunión de registros y carisma para la fila de “malosos” dentro de un subgénero que oficialmente vería su origen desde el planeta Krypton.

 

5 – The Royal Tenenbaums (Wes Anderson, 2001)

Haciendo honor a su capacidad cómica, sorprende no solo su canalla pero enternecedora actuación como el oportunista padre de este relato sobre hijos(as) jodidos(as) por sus “issues”, sino también su casi retiro tras esta cinta que lo hizo ganar el Globo de Oro y que de seguro lo hubiera establecido como un constante en la filmografía de Anderson ¿¡Quién sabe!? Lo que sí se puede asegurar es que Hackman es el motor no solo de las varias y pintorescas tangentes, sino también el padrino actoral muy sobre Glover, Huston o el mismo Murray, dando cátedra y proveyendo el nexo y la química entre los distintos personajes y situaciones en esta divertidísima comedia negra sobre los problemas y traumas familiares

 

4 – The Conversation (Francis Ford Coppola, 1974)

Infravalorada obra ganadora de la Palma de Oro de Cannes que se vio eclipsada solo por existir en medio de las primeras dos obras de El Padrino ¿vaya paquetito no lo creen? Y que aun así se establece como uno de los vehículos de suspenso más honestos e hipnotizadores de la década de los 70. La película es un solo de Gene Hackman (aunque destaca la presencia de John Cazale, actor que Coppola hizo famoso al ser parte importante en 3 de las 5 películas únicamente realizadas por el histrión), que se adhiere de manera fiel al estereotipo de Coppola dentro de un thriller de espionaje que siempre dice más de lo que parece, y en donde el director de nuevo no tiene ninguna concesión hacía de la devastación emocional de su protagónico.

 

3 – The French Connection (William Friedkin, 1971)

Su primer Oscar llegaría de uno de los iconos del thriller y sin duda uno de los detectives más famosos dentro de la escena fílmica: “Popeye” Doyle, con el cual Hackman es el encargado de establecer varios de los estatutos dramáticos necesarios para la construcción de un “héroe” policiaco mucho más creíble y natural, que sería asimilado y reproducido hasta el cansancio y aún en  la actualidad tanto en el cine, pero sobre todo en la televisión (véase cualquier serie de dicho índole y verá referencias a Popeye). Incluso dadas las condiciones o naturaleza de su personaje, sorprende la solvencia dramática con la que Hackman aborda a su captor e investigador, haciéndolo más humano y más sujeto al fracaso

 

2 – Mississippi Burning (Alan Parker, 1988)

Quizá la película más cruenta y desgarradora sobre el racismo norteamericano, provista de una legendaria y explosiva actuación de Hackman como el detective en turno, un personaje que ya tenía dominado, pero que aquí le requirió un mayor compromiso dramático y hasta romántico, esta última faceta un poco ajena a su carrera. Un thriller que se ha vuelto más actual que nunca al retratar la miserable tragedia social alrededor del racismo, la tremenda químicas entre sus protagónicos Hackman, Willem Dafoe y una inmejorable Frances McDormand, ensalzan el discurso – crítica con una dureza narrativa no apta incluso para Hollywood, siendo injustamente ninguneada (incluyendo a Hackman) en la ceremonia del Oscar

 

1 – Unforgiven (Clint Eastwood, 1992)

Un verdadero hijo de puta, el segundo Oscar llegaría gracias a su interpretación como un machista, misógino y perturbador sheriff que mantiene su cuestionable justicia bajo regímenes violentos y muy salvajes. Mucho de la revolución narrativa que en su momento significó este renacer de Eastwood y del género, es que la redención y la construcción del héroe provenía del arquetipo del villano del western de antaño, y viceversa, siendo ahora el villano una evolución madura y totalmente verosímil del que suponíamos como “héroe” en otra época. La presencia de Hackman es tan impresionante como tétrica en cada una de sus escenas y duelos actorales, mención aparte para aquella secuencia en la que golpea al Inglés Bob en las calles ¡Inolvidable!

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*