Las 5 Mejores Películas de George Cukor

Conocido como el creador de la comedia refinada, una de las primera corrientes narrativas de Hollywood donde la mujer adquiría un carácter fuerte, sexista y cruel con su pareja, George Cukor sería en vida y legado uno de los cineastas más infravalorados de todos los tiempos. Un verdadero alfarero, el también conocido como “el director de las actrices” sería además de su inconmensurable talento uno de los primeros símbolos de la comunidad LGBT, sin tapujos, clósets y con una personalidad tan social y alocada que hasta incluso fue también muy reconocido entre sus allegados e industria por sus enormes “fiestas de directores”, de las que Hitchcock, Ford y Buñuel eran asistentes frecuentes.

Este comportamiento “refinado” es el que Cukor plasmaría en su obra y sobre todo en su comedia, con relatos centrados en la alta alcurnia, de rica exploración, desarrollo de personajes y diálogos formidables, este último elemento forjado desde sus inicios en Broadway y el cine sonoro, dónde fue particularmente contratado por Paramount y la RKO por su talento nato en la creación de los mismos

Aunque Cukor hubiera merecido más premios, su figura artística e influencia sin duda quedó plasmado en el cine de tono romántico y cómico por venir, creando muchas de sus bases junto a la serie de mujeres altamente recias y empoderadas de dónde destacó siempre su musa, Katharine Hepburn.

Cómo dato curioso y para asentar su importancia dentro del cine clásico de Hollywood, fue Cukor el primer director de Lo que el Viento se llevó, creando muchos de sus diálogos y personalidad alrededor de los personajes de Leigh y de Havilland, sin embargo la productora terminó despidiéndolo debido a “diferencias creativas” con Clark Gable, el cual siempre se sintió incómodo con la abierta homosexualidad del director. Mismo caso de la opresión de aquella época, Cukor a pesar de desarrollar y diseñar a los personajes de El Mago de Oz, no pudo hacerse de la dirección debido a “esas diferencias creativas”

Respetemos en esta época a uno de los mejores directores del Hollywood clásico, George Cukor, con sus 5 Mejores Películas

 

5 – Little Women (1933)

Por El Fett

Una de las primeras adaptaciones de la célebre novela de Louisa May Alcott, y sin duda también una de sus mejores, la sensibilidad que imprime Cukor al relato de las 4 hermanas toma un sentido más emocional gracia a ese refinado estilo y la conexión con su musa, Katharine Hepburn, que aquí comenzaba junto con Cukor a construir ese arquetipo de mujer recia que irrumpiría en el Hollywood sonoro. No confundir con su otra obra, Women, de unos años después, que también merece aquí una mención especial al ser el primer largometraje sin un hombre en el reparto, que dicho por el propio Cukor, realizaría como venganza artística por sus tantos despidos injustificados a causa de su homosexualidad.

 

4 – A Star is Born (1954)

Por Edgar del Valle

Protagonizada por Judy Garland y James Mason. Basada en una película del mismo Cukor que fue conocida por el nombre “Hollywood al desnudo” y remake de la película de 1937 del mismo nombre y dirigida por William A. Wellman. De interpretaciones soberbias, Mason da vida a un actor en decadencia debida a problemas de alcoholismo, que apoya la incipiente carrera de una joven actriz (Garland), con la que además sostiene una relación amorosa. Una de las mejores actuaciones del actor, que le mereció ganar el Globo y una nominación al Oscar, un efecto secundario en la carrera de Cukor que se sacudía ese mote de “director de actrices” (aunque Garland está igual de descomunal). En el 2006, le fue asignado a la película por el American Film Institute el 7º puesto en la lista de los mejores musicales del cine estadounidense.

 

3 – My Fair Lady (1964)

Por Kim Tobias

Un filme muy atractivo en todos los sentidos cinematográficos que nos cuenta la historia de una chica de los barrios bajos de Londres cuya pronunciación del inglés es muy pobre y vulgar, quien incómodamente conoce a un soberbio profesor de fonética que critica su acento; pero que, arrogantemente, terminará enseñando a la inocente joven a hablar y comportarse correctamente, asegurando que será capaz de hacerla pasar por una dama de sociedad frente a un importante baile. Bellas piezas musicales como ‘Wouldn’t it be loverly?’, ‘With a Little bit of luck’ y  ‘On the street where you live’ son algunas de las que amenizan este armonioso filme que nos demuestra que los lazos entre las personas a veces suceden sin darnos cuenta y sin que queramos aceptarlos.

 

2 – The Philadelphia Story (1940)

Imprescindible comedia romántica, divertida, sensual, inventiva y con un trío protagónico de ensueño (Cary Grant y James Stewart), donde Hepburn sobresalió no solo en pantalla, sino fuera, detrás y al lado de ella al controlar y moldear todo su entorno como una obvia estrategia de imagen y reposicionamiento tras sufrir algunos reveses mediáticos de la prensa y la audiencia por su comportamiento, vestimenta y amaneres masculinos en la primera etapa de su carrera (no es casualidad que luzca en esta ocasión particularmente hermosa), incluso pudiendo escoger a su director, el mismo George Cukor que la debutó y la promesa de trabajar con Stewart, histrión quizá a su mismo nivel. El resultado no solo fue una re imaginación de su figura y su entrada a la cultura pop, sino una de las comedias románticas más influyentes en la historia.

 

1 – Gaslight (1944)

Por Edgar del Valle

Película que le permitió a una radiante y equilibrada Ingrid Bergman obtener su primer premio Oscar. Una combinación entre thriller y drama psicológico, Bergman interpreta a una mujer que se casa con un  pianista, pero tras la luna de miel, la pareja se establece en la casa que ella hereda de su tía, una cantante de ópera famosa pero asesinada, cuyo caso quedó sin resolver. Los problemas se inician cuando la joven comienza a oír extraños e inexplicables ruidos mientras la luz de gas baja, sin que la protagonista pueda determinar si todo es obra de su imaginación. Indiscutiblemente Cukor logra a través de la imprescindible trabajo de Bergman un de los mejores y más tensos ejercicios de misterio y que logra no solo atraparte de principio a fin, sino también hacer el nexo emocional con la trágica odisea de su “niña rota”.

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*