Las 5 Mejores Películas de Guy Ritchie

A pesar de sus varios tropiezos (a causa del amor), Guy Ritchie es uno de los símbolos directivos más influyentes y originales de los últimos 20 años y sin duda un referente fílmico del nuevo milenio.

Instaurador de un estilo propio, Ritchie basa su inventiva en relatos corales que poco a poco van tejiendo una telaraña de índole criminal, la cual irá progresivamente cerrando sus tramas con uno o varios giros de tuerca; si bien esta arma narrativa es utilizada de manera dramática por maestros como Altman o PTA, Ritchie se ha caracterizado por imprimir a sus historias un tono cínico, de humor negro y hasta de acción, que en su arquetipo de criminal (o mafia) incluso lo diferencian de su más cercana similitud con Tarantino, siendo el antihéroe de Ritchie propia del humor y/o la cultura británica (de ahí también surge la distinción de un humor más elegante, propio de su nacionalidad).

Otra de sus marcas (también como guionista) es la pintoresca y extravagante construcción de sus antihéroes y su correcta elección para quienes los interpretan, forjando de sus inicios una especie de club que con pequeños cambios en el guion surten grandes diferencias de un personaje y/o película a otra.

Referente del cine gansteril, del thriller, del humor negro y de los videoclips de su ex esposa, repasemos las 5 Mejores Películas de Guy Ritchie

 

Bonus – The Gentlemen (2020)

Tras una serie de encargos y caprichos de sus hijos, Ritchie se reseteó en la pandemia para traernos otro de sus típicos enredos gansteriles, quizá no con la frescura esperada, pero si con el ritmo y ensamble de personajes necesarios para encausar una aventura de lo más divertida y menos políticamente correcta posible, lo cual es una bocanada de aire fresco dentro de un medio atestado de tendencias babosas. Lo más destacable (además de su incorrección y de su hilo hábil hilo conductor como si se tratara de un flashback) quizá sea la inclusión de ciertos personajes tan carismáticos que a la fecha ya cuentan con fecha de producción para sus series, siendo Grant, Farrell y Hunnam los más beneficiados con roles dignos de mencionar en su currículo.

 

5 – Sherlock Holmes (2009)

El limitadísimo rango actoral de Robert Downey Jr. (que a excepción de Chaplin siempre actúa igual) nunca fue mejor aprovechado que aquí (¡a callar los fans de Iron Man!), al hacerse cargo de una actualizada pero convenientemente ególatra y muy carismática versión de Sherlock Holmes. Ritchie es capaz de trasladar cierta parte de su estilo coral a una historia detectivesca y de acción “de época” gracias al mismo accionar de Holmes, el cual a través de sus deducciones y descubrimientos permite que el relato tome algunas tangentes que enriquecen a otros personajes y sus propios “caminos”, los cuales se entrelazarán en un mismo misterio. Destacar la química entre Robert Downey Jr. y Jude Law (a este último le debo un top ¡Al Robert nunca!).

 

4 – Wrath of Man (2021)

Una sorpresota de Guy Ritchie, y es que con un reparto de a peso, el director abandona su peculiar humor negro, se pone serio y entrega un thriller de a 10 ¡dolares! No estamos hablando del santo grial del cine de acción, thriller o incluso de su filmografía, pero si de un solvente drama criminal que usa el efecto “Rashomon” (con de dos a tres perspectivas diferentes sobre un mismo hecho) para llevar a cabo una narración coral electrizante que  va llevando con interés y tensión al espectador hasta un espectacular clímax donde se nota la habilidad directiva del británico. Al menos lo que si ya se puede colgar es ser uno de los mejores remakes en la historia (y su nominación este año a mejor secuencia en los premios Cinescopia).

 

3 – The Man from U.N.C.L.E. (2015)

Divertida, ligera, fanfarrona y extrovertida, esta cinta basada en el serial televisivo proyecta una combinación exquisita de acción, thriller y comedia comulgada a una química actoral sorprendente. La mayor virtud de Ritchie es nunca bajar los decibeles tras una estructuración fugaz pero eficaz de sus fichas tras una escena introductoria de persecución que marca todo su tono y ritmo; así mismo, habrá que agradecerle a los guionistas y al director haber plasmado a sus personajes lo más creíbles posible, sin súper poderes y justificados más en su carisma que en su fuerza física o habilidades. En conclusión, uno de los mejores productos sobre espionaje, muy divertido y ajeno a cualquier pretensión “imposible”

 

2 – Lock, Stock and Two Smoking Barrels (1998)

No solo es a la fecha una película de culto gracias a su original guion en inventiva, sino que también en su momento marcó una separación dentro del género debido a que significó un vuelco al cine “coral” de índole mayormente dramático. Así mismo la llegada de esta ópera prima resultó ser una explosión y complemento del tono de thriller criminal de aquella joya llamada “Pulp Fiction”, aderezada con un humor de lo más cínico y que a la postre se convertiría en su más genuina ventaja fílmica sobre otros cineastas. A pesar de mostrar ciertas debilidades en cuanto a su construcción de personajes, la película es tan hábil y frenética, que a nivel directivo no está muy lejana del próximo y obvio primer lugar de este ranking.

 

1 – Snatch (2000)

Su confirmación como uno de los más interesantes nuevos autores del milenio vendría de la mano  de una de las mejores películas corales y gansteriles de la historia, alrededor de un valioso diamante duro de atrapar. Boxeadores gitanos ilegales, mafiosos, rateros rusos, gánsteres del juego y demás personajes encajan a la perfección bajo un ritmo fabuloso y provisto de diálogos y momentos delirantes, con un humor negro digno de patentar. Sorprende también varios de los recursos visuales y auditivos, que sin excesos (aprende Zack Snyder) logran convertirse también en elementos imprescindibles y que juegan en equipo con la propia narrativa (uno de los mejores soundtracks de la historia). Resaltar el fenomenal reparto, que a la orden del director hacen disfrutable cada momento de este juego

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


7 Comments

  • Dicen que de Ford bebió Kurosawa, de Kurosawa bebió Leone, de Leone Tarantino y de Tarantino Ritchie. No sé si será cierto. Lástima que Ritchie ha tenido más tropiezos, todo gracias a su vieja

    Reply
  • Siempre he oído comparaciones entre Guy Ritchie y Tarantino. Y aunque Guy ha tenido grandes baches en su filmografía, el problema con Tarantino es que es un soberbio y ególatra. Siento que debe pensar que es tan bueno que no importa lo que haga, lo va a hacer bien. Pero no se ha dado cuenta que su excelencia fílmica se quedó en el 94′, tal vez con la excepción del díptico de Kill Bill; y que aunque en algunas películas hay esbozos de brillantes sigue sin tener películas realmente redondas. Parece que Guy no es así, lo que le permite reinventarse y seguir creciendo y hacer películas frescas, mientras Tarantino se estanca cada vez más.

    Reply
  • Uno de las grandes cualidades de Guy Ritchie como director, y que normalmente pasa desapercibida, es la dirección de actores. Osea, pudo: hacer medio-actuar a Statham, aprovechó el cansino registro Downey Jr, consiguió que Armie Hammer por fin tuviera química con alguien, etc. Quién logra eso?

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*