Las 5 Mejores Películas de Isela Vega

Sonorense de corazón, pero chilanga de adopción, Isela Vega fue una mujer que vivió en aventura constante, descubriendo el mundo y haciendo que el mismo mundo la descubriera. Con 18 años y todo el camino por delante, su exuberante belleza le abrió las puertas coronándola como princesa del carnaval de Hermosillo allá por 1957, dándole la oportunidad de entrar en el mundo del modelaje y llevándola a suelo americano en donde perfeccionaría su inglés y mostraría sus encantos a propios y extraños.

Pero lo suyo era la actuación, lo tenía en las venas y quería que la vieran como algo más que una musa chaquetera, por lo que a finales de los 50, se trasladó a la Ciudad de México, en donde mientras hacía apariciones en programas como modelo, se pagaba sus estudios como actriz, bailaba a-gogó y era un chica Max Factor. Ahí la vio Don Pedro Armendáriz, quien fue el responsable de hacerla debutar en el cine y posteriormente en teatro. Sus encantos no solo la convirtieron en todo un sex symbol que conquistaron a uno de los galanes de la época (Alberto Vázquez), sino que lo hizo con toda una generación que aprendió a apreciarla como una mujer de armas tomar, bella y peligrosa que no temía mostrar su cuerpo cuando un papel lo necesitaba. Fue tanto el revuelo que su seducción produjo, que se convirtió en la primera latina en aparecer la revista Playboy.

Desde entonces como desde siempre, siguió haciendo lo que le dio la gana, trabajando como actriz, productora, guionista, directora o cantante tanto para el teatro, el cine o la televisión para más de 90 producciones en México, Estados Unidos, Argentina, Australia y Reino Unido. 5 Arieles, incluyendo el premio a la trayectoria, parecen insuficientes para galardonar toda una vida dedicada al entretenimiento, pero sin duda, hoy, ganó el mejor de los reconocimientos, ocupar un lugar entre las leyendas de nuestro cine.

Descanse en Paz, la gran Isela Vega. Aquí sus 5 Mejores Películas

Introducción de Cat Movie Lee @jtorosky

 

5 – Las amantes del Señor de la Noche (Vega, 1986) Por El Fett

Isela, además de ser toda actriz y activista empoderada, fue la octava mujer en la historia nacional en emprender una carrera como directora, la cual solo dio como fruto una producción (en la también actúo, escribió y produjo). Ahora bien, pongan atención, pues estamos ante una cinta de horror sobre la brujería, muy extraña en el cine mexicano y que por ahí se la pueden topar con suerte en el canal “Morbido”, experto en estas rarezas macabras. La historia va de una chica que al enamorarse del hijo de una familia acaudalada, acude a una bruja para lanzar un hechizo y que así su amado regrese de Estados Unidos. Vega denota un talento directivo interesante, sobre todo en la dirección de actores y en el ritmo del film, además de encausar algunas escenas tétricas

 

4 – Bring me the Head of Alfredo García (Peckinpah, 1974) Por El Fett

Thriller con toques de western y mucha violencia, especialidades de la casa y del estilo “crepuscular” y sangriento de Sam Peckinpah, el cual vio en Isela Vega el elemento perfecto y equilibrado entre fuerza, sensualidad y talento, para construir sobre su personaje el cambio emocional y psicológico del protagonista, un explosivo e inmejorable Warren Oates. Un chili western moderno en donde un grupo de cazarrecompensas acudirá al llamado de un rico hacendado mexicano para dar caza a Alfredo García, quien dejó embarazada a su hija. Vega así alcanzaría el cine internacional de parte de uno de los cineastas más importantes de los 70, dentro de un papel muy adepto a su libre personalidad.

 

3 – La Viuda Negra (Ripstein, 1977) Por El Cine Actuario

Una película polémica en su momento (incluso censurada por el gobierno de López Portillo), pues en una sociedad mexicana de los 70’s con fuertes creencias no iba caer bien una historia que a través del romance de un cura hace una crítica hacia la doble moral y los prejuicios del mismo colectivo. El papel de Vega es el eje central, mostrando diferentes facetas: al principio encarna a una huérfana con un aire de inocencia enternecedor para posteriormente a raíz de los prejuicios sociales, transformarse en una sacerdotisa apodada “La Viuda Negra”; una mujer dura que de manera figurativa es la representación lo prohibido, amoral, pero principalmente la antítesis de todo aquello que la sociedad conservadora mexicana de los años 70 consideraba indigno. El proceso de transformación su personaje lo ejecuta de una manera esplendida (no por nada gano el Ariel a Mejor Actriz), siendo vital en el énfasis en la premisa critica de Ripstein.

 

2 – Las Reglas del Juego (Walerstein, 1971) Por Edgar del Valle

Drama dirigido por Mauricio Walerstain y con las actuaciones de Isela Vega, José Alonso, Héctor Suarez, Sergio Kleiner, Enrique Rambal entre otros. La trama nos relata la historia de un estudiante universitario (José Alonso) que se enamora de una vedette (Isela Vega) aficionada a las drogas e involucrada en una red de extorsionadores y traficantes de la cual se hace su amante. A pesar de haber iniciado su carrera cinematográfica en 1960 y haber participado en 1967 en su primer protagónico en “Don Juan 67” al lado de Mauricio Garcés, es con esta película que Vega se consolida como un símbolo sexual de los 70, recibiendo una nominación al Ariel como mejor actriz y que le permitió ser la primera actriz latinoamericana en posar desnuda para la revista Playboy.

 

1 – La Ley de Herodes (Estrada, 1999)

En 1999, Estrada realizó una de las películas más polémicas en el cine nacional en los últimos 20 años; La Ley de Herodes se caracterizaba por ser una cinta de crítica política, un estilo poco común para la época. Dentro del elenco se encontraba Vega haciendo el papel de Doña Lupe; la madrota del único prostíbulo del pueblo de San Pedro de los Saguaros, quien a pesar de que era un personaje sin escrúpulos y que era la representación de la forma en que un negocio ilícito podría operar en sociedad corrupta, la actuación de Vega hizo icónico al personaje, creando los momentos más destacables de la película e incluso se dándose  el lujo de robarle cámara a Alcázar en varias escenas. Sin sobrerreacciones, podemos afirmar que su actuación generó que Doña Lupe fuera uno de los mejores personajes secundarios dentro de la historia moderna del cine mexicano.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*