Las 5 Mejores Películas de Jean-Jacques Annaud

Uno de los cineastas más respetados y perfeccionistas de la historia, de poca constancia, pero con un promedio de calidad imponente entre sus 14 largometrajes. Publicista y director fílmico, su amplia y obsesiva pericia técnica lo han llevado a consagrarse como un revolucionario de estilo y de la imagen al abordar una variante de relatos que guardan como común denominador la esencia salvaje del hombre; ya sea en la intemperie de la naturaleza, en los monasterios recónditos o en dentro de la guerra, el pasado y el futuro se fusionan en una obra de índole aventurero y atemporal.

Conocido por la obsesión de supervisar cada paso en la producción de sus obras, desde el guion hasta sus montajes al formato en video, Jean-Jacques Annaud ha formado a lo largo de un poco más de 40 años de carrera, una filmografía tan imponente como en ocasiones injustamente olvidada. Ganador de una veintena de premios, entre ellos un Oscar a mejor película extranjera y varios reconocimientos César, celebremos los 77 años del legendario cineasta francés con sus 5 Mejores Películas.

 

5 – Enemy at the Gates (2001)

Relato bélico y de índole fraternal que a pesar de romantizar con el soldado ruso y de cierta manera con el “sacrificio” del ejército rojo en la Segunda Guerra, encuentra en la pericia visual y en algunos excelentes momentos de tensión dramática la brújula ideal para convertirse con el paso del tiempo en un producto mejor valorado y lo bastante interesante para crecer en complejidad y suspenso conforme se acerca a su final. Annaud exagera de manera propositiva, por un lado pone de relieve un triángulo amoroso que desdibuja la realidad, pero por el otro el factor de la guerra entre “francotiradores” surte un efecto de suspenso elogiable, en mucha parte también gracias a su buen ensamble y química actoral, coronado por un excelente Ed Harris

 

4 – La victorie en chantant (1976)

Uno de los mejores debuts fílmicos en la historia, originado de la experiencia misma de su director dentro del servicio militar en Camerún y que le proveería de un Oscar como mejor película extranjera. Annaud quizá haga su cinta más personal y ajena a la madurez dramática que lo definiría con el tiempo, y es que este relato anti bélico y  satírico no solo es una crítica social entre el conflictivo comportamiento histórico entre franceses y alemanes, sino también un punzante discurso en contra del racismo y de la opresión de los pueblos de África como colonias de lo europeo. Tan cómica como trágica, su paso inadvertido en la historia la convierte en una de esas pizas invaluables del cine que al menos hay que ver una vez.

 

3 – L’ours (1988)

Increíble fábula salvaje que a la fecha conserva ese toque revolucionario y en donde Annaud construye un entrañable relato de la mera técnica, una semi ficción que tiene a los osos como protagonistas y que relega a la parte humana a un segundo plano que funge solamente como el elemento de principal amenaza. Aunque volvería a tratar de alcanzar este nivel con tigres y lobos en un futuro, en esta inmersión a la naturaleza es en donde Annaud mejor desarrolla su relato alrededor de sus “animales”, con grandes momentos de realismo y suspenso gracias a la estructura “humanista” del par de osos protagonistas y a su conciso y ágil montaje de 90 minutos. Una aventura tan conmovedora como innovadora, apta para todo público y edades.

 

2 – La guerre du feu (1981)

Apenas en su tercer largometraje, Annaud crea una de las mejores y más originales aventuras fílmicas en la historia, una metáfora de adaptación social, industrial y bélica situada en la prehistoria y en donde un clan de cavernícolas neandertales son dependientes de un fuego que saben mantener, pero no crear. Así pues y tras el ataque de otra tribu menos evolucionada que apaga su fuego, la odisea de tres machos comenzará por el preciado elemento, cruzando parajes de ensueño en donde el francés demuestra ser un catedrático no solo del ritmo sino de la estética. Por supuesto en esta ocasión la ausencia del diálogo (en su lugar la comunicación gutural es soberbia) provee de manera natural esa tensión tan salvaje, sello característico de sus viajes.

 

1 – Der name der Rose (1986)

La obra cumbre de Annaud fue también una prominente adaptación de la afamada novela de Umberto Eco, engalanada con la presencia del mejor Sean Connery y con un relato tan oscuro como entretenido que enfrenta a la hipocresía religiosa con la propia naturaleza de la fe, poniendo en contraste una trama “detectivesca” y al conocimiento como principal amenaza muy por encima de la cruenta y tal vez muy realista impresión de una sanguinaria “Santa Inquisición”. Un thriller de índole espiritual que crece en suspenso hasta llegar a ese explosivo y desalentador clímax, el viaje en el tiempo y la maravillosa ambientación hacen que el espectador sea otro testigo de aquella muy cuestionable intimidad monasterial – cristiana. Una joya

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*