Las 5 Mejores Películas de John Landis

El chico de los mandados y de los mensajes en las oficinas de Fox, quizá nunca se imaginó que durante un rodaje en Yugoslavia y a partir de sustituir al asistente de dirección en dicha filmación, encontraría un camino y destino tan trazado que lo llevarían a ser uno de los artífices más importantes del cine serie b, la comedia, el musical, el terror y sin duda alguna, el alfarero visual más importante detrás del éxito de Michael Jackson.

Nacido un día como hoy de 1950, John Landis comenzaría su carrera quedándose en Europa durante alguna temporada, tomando práctica y generando la oportunidad que después se le daría en su regreso a los Estados Unidos, cuando debutara en 1973 con “El Monstruo de las bananas”, hoy en día un clásico del cine serie b. Sin embargo y gracias el empuje de 1978 con “Animal House”, Landis encontraría el éxito que lo catapultaría a leyenda en 1980 con la notable “The Blues Brothers”, cinta que lo instauraría como uno de los cineastas más importantes en toda aquella década.

Director, productor, guionista y actor en películas, series y videoclips, Landis también se convertiría en uno de los más destacados narradores al servicio de algunos de los monstruosos y más impresionantes efectos especiales de la época, los cuales siguen vigentes y aterrorizando a generaciones.

Celebremos los 71 años de Landis con sus 5 Mejores Películas y un legendario bonus.

 

Bonus – Thriller (1983)

Por El Fett

Posiblemente el mejor y/o más legendario videoclip en la historia, el mismo Jackson contactó a Landis después de ver su trabajo con “An American Werewolf in London” de 1981. El resultado fue poco más que impresionante, conteniendo en su versión completa la narrativa ya conocida más el número musical y mítica coreografía del Rey del pop. Algunos datos curiosos: Landis volvió a dirigir a Jackson en el también increíble videoclip de Black or White; además Thriller en 2009 fue nombrado por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos como una de las obras cinematográficas más relevantes de la historia, siendo restaurada en 2017 en 3D y proyectada en el mismo Festival de Cine de Venecia, presentada por el propio Landis

 

5 – Animal House (1978)

Nunca antes la traducción de un título al español había definido mejor a una película que el atinado “Desmadre a la americana” como la conocen los españoles. Y es que, eso es precisamente lo retratado en Animal House, el primer gran éxito de un joven John Landis quien da rienda suelta al humor más disparatado, enloquecido, guarro (hasta ese momento), politicamente incorrecto y amoralista que inaguró el subgénero de las comedias escolares, cuyo mayor provecho se le sacara en la década siguiente, retomando e incluso calcando las situaciones humorísticas con menos fortuna y muchisímo menos gracia. Lejos está de ser una obra de arte, no obstante, los gags funcionan sobre todo por la vena cómica del malogrado actor John Belushi a quien, sin duda, Landis fue el director que mejor supo sacar provecho.

 

4 – The Twilight Zone: The Movie (1983)

El primer relato de esta antología basada en el clásico programa de televisión conocido en México como La dimensión desconocida, fue una revelación pues, contrario a lo acostumbrado, Landis se decanta por contar la historia más dramática de las cuatro presentadas, la pesadilla de un hombre racista enfrentado a sus propios prejuicios en distintos escenarios históricos. Pero sin duda, lo mejor es el prólogo de la película escrito por el mismo realizador, en donde dos simpáticos personajes (de nuevo Dan Aykroyd ahora con Albert Brooks)  viajan en auto por carretera recordando los episodios de la serie original terminando el asunto con una escena inesperada que captura a la perfección la esencia de la misma.

 

3 – Trading Places (1983)

El intercambio de roles entre un millonario blanco y un vago afroamericano provocado por una apuesta entre dos ancianos quienes debaten acerca de la predisposición génetica y la educación, da como resultado una comedia muy al estilo de las realizadas en Hollywood durante la década de los 40, tanto así que la aparición de Don Ameche no parece ser una mera casualidad y, junto a Ralph Bellamy, completa un excelente reparto encabezado por Dan Aykroyd, Jamie Lee Curtis y un Eddie Murphy en su primer rol cien por ciento cómico. Años más tarde, John Landis dirigiría de nuevo a Eddie Murphy en Un príncipe en Nueva York.

 

2 – An American Werewolf in London (1981)

Ponga a un ex-doble de escenas de acción llamado John Landis en la silla de director, tome prestados los componentes de la mitología sobre hombres lobo tales como las maldiciones y los efectos de la luna llena, agregue un putrefacto muerto viviente como interlocutor, vierta muchos litros de sangre combinada con mala leche, añada una sensual y acomedida Milf, aumente los grados de terror sin apartarse del humor negro, incorpore la música del legendario Elmer Bernstein y de la banda Creedence y como toque más importante, sirva la más realista y maravillosa transformación de un hombre lobo a cargo del maestro de los efectos especiales Rick Baker. Mezcle todo ¿Qué obtiene? Un híbrido tan terroríficamente divertido como imprescindible.

 

1 – The Blues Brothers (1980)

John Belushi y Dan Aykroyd, talentosos actores surgidos del Saturday  Night Live, lograron con The Blues brothers la mejor comedia de sus carreras y uno de los mejores y más divertidos compendios y homenajes al  soul, jazz y rythm n´ blues con Aretha Franklin, James Brown, Cab Calloway, Ray Charles, entre otros, cuyas interpretaciones como “Think”, Shake a tail feather” y “Minnie the Moocher” resultan un verdadero agasajo para los amantes de la buena música. La escena final es espectacular, una efectiva parodia de los desenlaces artificiosos del cine hollywoodense, pero en general es difícil no emocionarse en cada uno de sus números musicales, cortesía de un Landis en su apogeo directivo.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Flaco Cachubi     blogcinefantastico.blogspot.mx/

Amante del séptimo arte desde que tiene memoria o lo que es lo mismo desde que vio Superman. Sus géneros favoritos son el horror, la fantasía y la ciencia ficción. Ferviente admirador de Hitchcock y asiduo lector de Stephen King. El cine de luchadores, su máximo placer culposo. Se describe a sí mismo como un ser viviente que cultiva su mente, para ser un cadáver muy culto.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*