Las 5 Mejores Películas de Julia Roberts

La sonrisa perfecta, Julia Roberts se ha convertido con el pasar de los años en uno de los símbolos más reconocibles y rentable del Hollywood de las últimas 3 décadas, alcanzando un importante apogeo cuando llegara a conquistar a la audiencia en la piel de la “mujer bonita”, y consecuentemente construyendo una carrera que la llevaría a ser no solo una de las reinas de las comedias románticas, sino también una actriz dramática y solvente incluso en varios de los culebrones gringos más destacables desde finales de los 80.

Nacida un día como hoy, Julia desciende de una estirpe de corriente artística y actoral, adoptando su destino y consiguiendo a través de algunos favores familiares sus primeras participaciones fílmicas y televisivas en 1987. Tardaría un rato entre varios fracasos e incluso trabajos sin crédito alguno, pero finalmente en 1989 se presentaría la oportunidad de formar parte de un casting que definiría su registro dramático, para solo un año después complementar  y posicionar su imagen como una de las monarcas de la chick flick, de la comedia y del romance.

Sabiendo equilibrar su carrera entre estos dos registros, Julia cuenta con más de 60 créditos en la actualidad, teniendo en su bolsa también un poco más de 60 reconocimientos, de entre los que destacan un Oscar, 2 Globos de Oro y un BAFTA.

A sus 53 años de edad, recordemos esa sonrisa en sus 5 mejores películas (más dos justos y necesario bonus)

 

Bonus 1 – Mona Lisa Smile (Newell, 2003) Por Sahury

Una película sobre empoderamiento antes de que empezáramos a llamarle así, y probablemente una de las películas más desconocidas de Julia Roberts, en donde interpreta a una maestra que  comienza a dar clases en una prestigiosa universidad exclusiva para mujeres en los años 40, y donde pretende enseñar arte y libertad ¿el problema? Que la institutriz se topa con pared cuando se da cuenta que básicamente todos le dan más importancia a la clase de “como poner la mesa para la cena con el jefe de tu marido” que a las clases de leyes. Comienza un intercambio de ideologías, en donde ambos espectros empatizan y sinceramente es muy reconfortante. Disponible en Google Play Movies

 

Bonus 2 – Steel Magnolias (Ross, 1989) Por Clementine

Después de verla trabajar en Mystic Pizza (película donde aparece por cierto, la querida Conchata Ferrell); Herbert Ross le ofreció a una aún desconocida Julia un papel en la cinta Steel magnolias, un tierno drama el cual narra la historia de seis amigas en una pequeña comunidad de Louisiana mostrándonos sus tristezas, amores y desamores. Julia, de la mano de veteranas como Shirley MacLaine, Olympia Dukakis y Sally Field; interpreta a Shelby, una joven diabética que batalla duramente con su enfermedad. Fue el papel que la colocó en el radar de Hollywood y le valió un Globo de oro y su primera nominación al Óscar. Fue una dura prueba para Roberts ya que el director se la pasa insultándola y cuestionando sus dotes de actuación todo el tiempo.

 

5 – Closer (Nichols, 2004) Por El Fett

2 parejas infieles que bajo la dirección e Nichols y el libreto rico en diálogos de Patrick Marber (adaptados de su misma obra teatral), se convierte en una armoniosa odisea de gritos, lloriqueos, coqueteos, sensualidad e infidelidades por doquier. El director respeta la naturaleza teatral de la película al punto que los sets y la fotografía salen sobrando cuando el desarrollo del film se centre en la interacción con los 4 protagonistas, logrando que la cámara explore y explote sus más íntimos deseos y más desgarradoras discusiones que para uno que otro espectador  pudieran resultar bastante familiares. La virtud del film radica en la naturalidad con la que se plantean dichas situaciones, siendo Julia Roberts uno de esos espontáneos, complejos y elegantes ingredientes

 

4 – August: Osage County (John Wells, 2013)

Por Clementine

Años después de haber ganado el Óscar, consagrada y con una larga trayectoria ya a cuestas; la adaptación de la obra escrita por Tracy Letts y ganadora del Pulitzer, le valdrían a Julia su cuarto nominación al Óscar en esta obra coral sobre una problemática familia de Oklahoma reunida para apoyar a la matriarca de la familia (interpretada por Meryl Streep) mientras se van develando algunos oscuros secretos.  Roberts interpreta a la hija mayor quien está afrontando al mismo tiempo una crisis personal y en la que vemos a la actriz como pocas veces, desmaquillada, con varios primeros planos sobre su rostro y con la frustración y resentimientos que tiene su personaje demasiado palpables. La obra también se adaptó al teatro y fue ganadora del Tony.

 

3 –  Pretty Woman (Marshall, 1990) Por El Fett

La más fresca y divertida adaptación del cuento de la Cenicienta fue la responsable de lanzar a Roberts a una justificada fama, tanto por su ternura como su naturalidad, al interpretar a una prostituta callejera que vivirá el amor de un cuento de hadas. Adaptada a la perfección para la época, no le llega nunca al nivel de Edwards y su Desayuno de Diamantes, sin embargo se podría decir que desde Hepburn no había otra “escort” más dulce y fuerte que la Roberts, rompiendo lo que también era una especie de tabú y/o estereotipos sobre los personajes femeninos que bien le ajustó para ajustarse la etiqueta de clásico. Una estrella había nacido, Roberts brilla con carisma y mucha química en cada uno de sus momentos

 

2 – My Best Friend’s Wedding (Hogan, 1997) Por El Fett

Afianzada como la estrella y monarca de la comedia romántica, esta divertidísima cinta tuvo la fortuna de encontrar el casting perfecto, empezando por una Julia Roberts tan empática como odiosa hacía y con la situación, proyectando una anti heroína de cierta complejidad y de alguna manera controvertida o fuera del molde dentro de este tipo de relatos. No solo su sonrisa, sino varios de los momentos tan brillantes como incomodos han quedado grabados dentro de la cultura pop (el número musical es inolvidable). Quizá el principal valor del film y de Roberts es que esta la trama y su personaje son atractivos tanto para mujeres como para hombres, dando testimonio de una situación que quizá se dé más veces de lo que uno piensa o esconde

 

1 – Erin Brockovich (Steven Soderbergh, 2000) Por Clementine

La que para mí es la mejor cinta de Soderbergh lo es gracias a Julia, y es que en los 132 minutos de duración, la actriz nos regala un registro completo, yendo del drama a la frustración, y de la comedia a la ira; además de que todo el peso de la historia donde interpreta a una madre soltera trabajando con abogados enfrentándose a un poderoso corporativo (historia basada en hechos reales, por cierto), recae sobre sus hombros, aunque tiene una excelente interacción con sus coprotagonistas, en especial con Finney (sus escenas discutiendo son una delicia). Ganar el Oscar por esta interpretación fue solo coronarla en una industria que ella ya reinaba desde hacía algunos años. Como dato curioso, la verdadera Erin Brockovich tiene un pequeño cameo en la cinta.

Etiquetas:  

Acerca del autor

Cinescopia   @Cinescopia   cinescopia.com

Equipo editorial de Cinescopia.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*