Las 5 Mejores Películas de Kate Winslet

Una de las actrices más sensatas, cautelosas, bellas, talentosas y prolíficas de las últimas 3 décadas. La llamaban “grasa” en su escuela debido a que era “gordita”, pero viniendo de una familia de actores y siendo poseedora de una increíble fortaleza humana y emocional, se abrió paso por el mundo de la actuación a pesar de que en un principio era relegada por su peso. Así pasó una etapa larga y temprana en el teatro hasta que encontró su primera oportunidad en la televisión en 1991, en la serie Dark Season, a la cual le siguieron otras pequeñas oportunidades hasta 1994, año en el que dejó impresionado a Peter Jackson tras su casting para “Criaturas Celestiales”.

Tras su primer gran papel en el cine al cual ella mismo denominó como “una magistral clase de actuación” (al hacer una investigación tan íntima de su personaje, que llegaría a convivir con familiares, allegados y a filmar en los lugares de aquellos criminales y trágicos hechos), Winslet crecería en respeto y admiración por parte de la crítica y la audiencia. Incluso después de la súbita fama de Titanic en 1997, Winslet no solo se cuidaría de las productoras en lo que vendría  a ser un extraordinario porvenir dramático y artístico, sino que también llegaría a convertirse a partir de ahí en una de las actrices más respetados del celuloide, y también, en un indiscutible ícono sexual, desarrollando también una serie de personajes llenos de erotismo y/o sensualidad en su carrera.

65 películas y más de 90 premios internacionales (de entre los que destacan 1 Oscar, 4 Globos de Oro, 3 BAFTA, 1 Emmy), sin duda estamos hablando de una las actrices más relevantes, influyentes, hermosas y versátiles de su época. Celebremos sus 45 años recordando sus 5 Mejores Películas ¡Y no! No está Titanic

Agradezco a Guadalupe Encino (Clementine) por su participación y ayuda en el este TOP

 

Bonus – Steve Jobs (Danny Boyle, 2015)

Aunque el protagonismo siempre la ha acompañado a través de su grande éxito fílmico, no hay que olvidar que Kate se forjó como una extraordinaria actriz de reparto (y que le ha valido tres justas nominaciones al Oscar), faceta en la cual alcanzó su clímax en una cinta que se distingue por un ritmo trepidante y en donde la tensión se origina de la misma interacción humana surtida por la dirección de Boyle, el guion de Sorkin y por supuesto la química creada por Fassbender y Winslet como base de esta correteada y fenomenal narración. Winslet aquí funge como el desahogo y apoyo emocional de “Jobs”, y que precisamente y gracias a su gran actuación, hace sentir esa misma sensación de relajación y confianza a la audiencia en cada una de sus escenas

 

5 – The Dressmaker (Jocelyn Moorhouse, 2015)

En los años 50’s una exitosa modista de París regresa a su hogar en el pueblo de Dungatar, Australia, con el objetivo de descubrir la verdad sobre su pasado, reconciliarse con su madre y vengarse de aquellos que la hicieron sufrir y por quienes fue obligada a abandonar el pueblo. ¿Comedia? ¿Melodrama? ¿Y western? Una muy loable, extraña y de muy bajo perfil “chick flick” que da rienda suelta a una gloriosa  Winslet que da cátedra de talento, presencia y belleza en pantalla. Una cinta recomendable quizá no por su calidad, sino por su especie: una pieza exótica y experimento que se mueve entre 4 géneros, pero que al final basa sus cimientos en un western, uno con falda, vestido, glamour, aguja, color, hipocresía, venganza, sangre y fuego… mucho fuego.

 

4 – Revolutionary Road (Sam Mendes, 2008)

La esperada reunión de Winslet y DiCaprio 11 años después del Titanic, se daría con este poderoso drama de índole matrimonial por parte del esposo de Winslet y experto en las desdichas conyugales, Sam Mendes. La compenetración psicológica y emocional hacía con su personaje lograda por Winslet es poco más que impresionante, siendo un foco de empatía inmediata pese a la brutalidad de algunas de sus escenas y las cuestionables decisiones de ambos personajes. Un relato sobre la hipocresía y la desdicha dentro de esta y muchas relaciones de pareja, Winslet sorprende con su naturalidad ¿y por qué no decirlo? Superando a su pareja Leonardo en todo momento que comparten pantalla.

 

3 – Eternal Sunshine of the Spotless Mind (Michel Gondry, 2004) Por Guadalupe Encino (Clementine)

Ya acostumbrada a los reflectores, Kate extiende su rol como reina indie en esta película ahora de culto; como Clementine Kruczyski, una impulsiva, excéntrica pero adorablemente romántica chica que va cambiando el color de su cabello acorde a su estado de ánimo, y quien es el amor de Joel (Carrey). Éste, después de una dramática ruptura, termina recurriendo a un extraño “tratamiento” que le ayudará a olvidarla debido al dolor que le provoca recordarla. El ir y venir en los recuerdos de Joel, nos muestra a una espléndida Kate, con matices y altibajos emocionales bien definidos, que además resulta una excelente contraparte de Carrey, y que al igual que a él en la cinta, nos será difícil olvidarla. La película le valió un premio Empire y su cuarta nominación al Óscar.

 

2 – Little Children (Todd Field, 2006)

Una joyita de drama moderno con uno de las mejores narraciones “voz off” de las que tenga memoria, la devastación marital en toda su simpleza y esplendor de nuevo es tópico central de esta brutal tragicomedia que utiliza a la figura del “niño” para dar un testimonio tan contemplativo como existencial del resquebrajamiento del núcleo familiar frente a las tentaciones del día a día y los deseos y pasiones desenfrenadas.  Dicho derrumbe es narado desde un tono de humor ligero y elegante, lo que permite a los actores el dote de la improvisación en un libreto que de por sí brilla por su genialidad y frescura. Winslet, por supuesto, destaca de entre todo el reparto llevando el protagónico, un papel que irradia naturalidad y sensualidad, con un par de escenas muy explícitas

 

1 – The Reader (Stephen Daldry, 2008)

Otro potente e infravalorado drama en donde Winslet por fin se haría del merecido Oscar ¡y de qué manera! Daldry divide su trama en dos capítulos muy evidentes, y esta segregación agrega complejidad al misterioso personaje de Winslet; por un lado está el objeto del deseo y despertar carnal de un adolescente, pero por otra una mujer que esconde un pasado tan trágico como brutal, que verá en su propia ignorancia cultural – social su misma expiación como una empleada del nazismo. Provista por el guion de una profundidad que se presta a variadas interpretaciones como sensaciones por parte de una audiencia que también es participe como testigo y juez de aquella situación, Kate entrega una personificación tan brutal como vulnerable. Fantástica.

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*