Las 5 Mejores Películas de Kevin Costner

Había una vez un exitoso joven de 18 años llamado Kevin Michael Costner, que construyó por sí mismo una canoa a sus 18 años para atravesar el río Missouri. Gran deportista, Kevin se destacó en el baseball, baloncesto y en el fútbol americano, licenciándose en negocios y especializándose en marketing, consiguiendo un puesto de alto rango como director en una de las empresas más importantes de los Estados Unidos. Un día, Kevin subió a un avión y conoció al actor Richard Burton, al cual le confesó que detrás de todo su temprano éxito él siempre quiso ser actor, a lo que Burton le contestó: “chico, para ser felices en la vida debemos luchar siempre por nuestros sueños”. Al bajar de aquel avión, el joven Kevin renunció a su puesto y viajó a Hollywood, empleándose como camionero, mensajero y guía turístico mientras buscaba su aprobación en algún casting, el cual llegaría en 1981. Tenía 26 años.

Su historia, digna de libro de auto superación para su adaptación a una película, llevaron al joven Kevin a convertirse en uno de los personajes fílmicos más importantes y mediáticos de la década de los 90. Tan querido como cuestionado por su capacidad histriónica que en muchas ocasiones pareciera tener un solo registro, Costner, fiel a su naturaleza comercial, aprovechó también sus debilidades para posicionarse como un referente dentro de la supervivencia de varios géneros tales como el western, la aventura épica y el cine gansteril, pudiendo encausar varias joyitas que le remuneraron mucho éxito y credibilidad hacía con la crítica y audiencia, llevándolo también a convertirse en un hábil director que pegó dos de tres hits.

A pesar de que nunca en la vida podremos perdonar y sacarnos de la mente esa pesadilla y  abominable aberración llamada “Waterworld”, Costner ha labrado una exitosa carrera y legado fílmicos desde los 80, con más de 60 créditos y casi el mismo número de galardones, dentro de los que destacan 2 Oscar, 2 Globos de Oro, 1 Emmy, un Oso de Plata del Festival de Berlín y claro ¡6 Razzies! Más los que no ganó injustamente por Waterwolrd.

Uno de los mejores claroscuros del cine, de talento y aberraciones por igual, celebremos los 66 años de Kevin Costner con sus 5 Mejores Películas

 

Bonus – Silverado (Lawrence Kasdan, 1985)

Su primer contacto con uno de los géneros que lo definiría, Costner se vería acogido por un gran reparto que, a pesar de ser ajenos totalmente al rubro, en su comunión hicieron de este excelente vestigio ochentero uno de los productos que proveyeron al western de un tanque de oxígeno para su supervivencia. Silverado no solo fue una cinta que aguardaba por la resurrección del género, sino que también cobijó y originó al otro personaje que junto con Eastwood encabezarían esa reinvención: Kevin Costner. Aunque su actuación no es más que un compinche heroico de los otros actores más experimentados, Costner logra sostener con su juventud y carisma cierto comedy relief y las mejores escenas de acción y tiroteo de este divertido e interesante western

 

5 – Open Range (Kevin Costner, 2003)

Su última dirección – actuación fue un western que ha ganado respeto conforme pasan los años, contrario a las críticas que sufrió durante su año de estreno. Aunque Costner se muestra pesado en el redundante establecimiento de su historia y la estructura de sus personajes, sin duda lo que resalta es su explosivo acto final, un tiroteo brutal y realista que se ha convertido a la larga en una de las mejores secuencias del género. Consciente también de sus muchas debilidades actorales, el ex director de marketing también aprovechó apadrinarse de Duvall, incrementando el nivel dramático de su film. Aprovecho aquí para mencionar el aporte televisivo de la mini serie Hatfields & McCoys de 2012, para no dejar pasar la importancia de Costner en el western moderno

 

4 – The Untouchables (Brian De Palma, 1987)

Aquí a Costner aún le costaba mucho expresar cualquier tipo de emoción, pero De Palma supo encausar bien sus atributos y presencia en pro de la historia, incluso siendo una decisión de casting totalmente acorde a las necesidades de la misma… y del reparto. Cobijado por la laureada interpretación de Connery (que le valdría el Oscar como mejor actor de reparto), De Palma sitúa al Ness de Costner como carnada no solo para el lucimiento actoral de Sean (y de paso también para Robert De Niro), sino también para el del mismo cineasta, pues De Palma se luciría usando a sus piezas en una serie de magistrales secuencias que harían de esta pieza gansteril una bellísima obra, tanto visual y técnica como narrativamente.

 

3 – Dances with Wolves (Kevin Costner, 1990)

Una buena película muy odiada debido a circunstancias externas y “pendejas” por parte del Oscar, que decidió premiarla por encima de la muy superior y querida “Goodfellas”, la mejor cinta de Martin Scorsese. Pero no seamos injustos con Costner y démosle el lugar que merece a esta épica a la que no me gusta encasillar como western debido a su complejidad dramática, excelente estructura de personajes y homenaje a los nativos americanos, tres elementos que de nuevo un director muy técnico como Costner encausa de excelente manera para crear un árido cuento de hadas de momentos y secuencias absorbentes. Dances with Wolves trasciende más allá del western, siendo un buen ejercicio de aventuras y romance por igual.

 

2 – JFK (Oliver Stone, 1991)

Una película que cimbró e incomodó a todo un país, no es ningún secreto la cacería a campo abierto que el estado dio a Stone a partir de esto gracias a una excelsa labor de histrionismo e investigación que desembocó en una de esas joyas atemporales que se mueven entre la ficción y el semi documental de manera fastuosa. Con un reparto envidiable y un montaje que, a pesar de durar en su corte del director (por favor véanlo) un poco más de 3 horas y media, JFK se convirtió en el punto máximo de la investigación fílmica y uno de los mejores thrillers en la historia. Es impresionante como Costner logra comprender el objetivo de Stone, encausando con una credibilidad avasallante pista, ángulo, testigo, conspiración y suceso alrededor del asesinato.

 

1 – A Perfect World (Clint Eastwood, 1993)

Onírica combinación de los dos resurrectos del western en un thriller – road movie bajo el tono paternalista que inunda los relatos de Eastwood; sin duda no hay una cinta que haya aprovechado mejor los pocos registros actorales de Costner como esta, dando como resultado una irónica pero poderosa interpretación dramática que alcanza grandes momentos de emotividad hacía su final. Así pues maestro y alumno del salvaje oeste “ochentero – noventero”, vieron aquí una curiosa química que bajo ciertos elementos del cine de ambos, desembocó en una entrañable y trágica metáfora paternal que nos regaló un pedazo de lo mejor de Eastwood – Costner. Casi le perdono Waterworld por esta ¡Casi!

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*