Las 5 Mejores Películas de Kevin Spacey

La carrera de Kevin Spacey está llegando a un inesperado fin tras el escándalo de acoso homosexual y pederasta en el que el actor se vio inmiscuido recientemente dentro de este panorama de “cacería de brujas” que se está dando en Hollywood, y que por lo pronto ya se ha cargado a Weinstein y que tiene entre ceja y ceja a nombres de la talla de Charlie Sheen, los hermanos Affleck, Woody Allen, Bryan Singer, entre muchos otros.

Spacey ya fue despedido de House of Cards y se acaba de dar la noticia que será literalmente eliminado del metraje de All the Money in the World, siendo sustituido a un mes de su estreno por Christopher Plummer, que ya se prepara para rodar todas las escenas.

Aunque no podemos ignorar el lamentable hecho en el que incurrió el actor de 58 años, estamos seguros que el mundo fílmico extrañará el talento de uno de los mejores y más versátiles histriones de su época y sin duda alguna uno de los tres mejores en la década de los 90’s, época de su gratificante apogeo. Ganador de 2 Oscar, un Globo de Oro y un BAFTA, Kevin momentáneamente deja las pantallas con un currículo de 89 títulos como actor, más de un treintena como productor y un par como escritor y director, esperando que un futuro la sociedad lo perdone otorgándole un regreso, ya no digamos triunfal, sino solo “regreso” dadas las penosas y gravísimas circunstancias.

Recordemos sus 5 Mejores actuaciones.

 

Bonus. Superman Returns (Bryan Singer, 2006)

Infravalorada pieza que vio en el débil protagónico (y en su mini Superman) su penitencia, pero no así en la elección de su villano. Confiando en la sobriedad antagónica de Spacey, Singer provee al Luthor fílmico de un equilibrio y mejora en cuando a su estructura con respecto al del encantador pero superficial Hackman (y mucho más creíble que el del actual Eisenberg). Kevin sugiere a un carismático pero mayormente amenazante archienemigo, robándose la película y luciendo incluso en mucha parte del metraje como el protagonista accidental, que si bien no necesitó mucho esfuerzo para lograrlo debido a la efímera competencia, si es de apreciarse la diferencia de talento que por igual llevaron tanto a la desgracia como a la cierta revaloración del film en la actualidad, todo gracias a su participación ¿El mejor Luthor? difícil asegurarlo por los resultados generales, pero imaginemos a Spacey en el lugar de Hackman o Eisenberg ¿Suena mejor no lo creen?

 

  1. Swimming with Sharks (George Huang, 1994)

Mucho del arquetipo del “jefe malhumorado” e hijo de puta que las nuevas generaciones le conocieron a Spacey (o a otros actores) en Baby Driver, Horrible Bosses y hasta de cierta influencia en House of Cards, se originó de esta muy entretenida cinta cómica que sirvió al actor como catapulta al estrellato inicializando lo que se podría catalogar como su gran era actoral fílmica que se extendería durante 5 años. Ganando un par de premios de los círculos de crítica independientes, Spacey personifica con singular picardía a un manojo de insultos laborales que hacen la delicia oral de un libreto que desgraciadamente quedó en el papel como formato y/o fórmula de “copia” para otros muchos filmes por venir. Aunque hace algunos años era un clásico de la televisión vespertina, si se considera usted seguidor del actor valdría la pena echarle una buscada en sitios de su gusto para apreciar de dónde comenzó su estilo dramático – cómico.

 

  1. L.A. Confidential (Curtis Hanson, 1997)

Quizá el gran último noir que en 1997 debió ganar el Oscar, pero que en lugar de eso fue robada por una idiotez llamada Titanic. Cine de alto nivel y un libreto que raya en la perfección, el noir dirigido por Curtis Hanson y adaptado de la novela de James Ellroy presume variados de los mejores momentos del cine de trama criminal gracias a la multifacética labor de 3 arquetipos policiales, distintos en personalidad y en objetivos, pero unidos por una sola búsqueda criminal. La revolucionaria narrativa de este noir tiene en Spacey a su más carismático personaje, una de las 3 piezas heroicas y elemento que el guion usará para desenmascarar al verdadero villano. En un segundo plano el  detective Jack Vincennes sirve también como nexo y crudo retrato de la media y el star system en un corrupto Hollywood de los 50’s, dentro de un film que homenaje al cine no solo por su perfección, sino por su desfachatez crítica hacia el modus operandi de la farándula.

 

  1. Se7en (David Fincher, 1995)

Inquietante, perturbador, grandioso, le bastaron un poco más de 20 minutos en pantalla para equiparar las soberbias actuaciones de Pitt y Freeman en uno de los mejores thrillers de la historia. Podríamos calificar a este como el límite de la villanía dentro del registro actoral de Kevin, el cual con John Doe logra estremecer al espectador por su frialdad y brutalidad, en una obra asesina y “espiritual” que de manera fastuosa es estructurada previamente por el guion, dirección y estética de un David Fincher en estado de gracia. Así, al momento de su aparición, el “Fulano” de Spacey cuenta con un bagaje, una obra que necesita ser comunicada y concluida con bombo y platillo para el alcance final de su egocéntrica misión “sobrehumana”. Camaleónico, el actor logra proyectar con gran naturalidad al alfarero y castigador de los pecados frente a dos policías y una audiencia que quedarán estupefactas por el final contenido de una mítica caja de cartón.

 

  1. American Beauty (Sam Mendes, 1999)

Segundo Oscar, confirmación y pieza final de esa gran etapa noventera que encontraría la joya de su corona en este gran clásico norteamericano, reflejo fiel una tragicómica sociedad norteamericana sumida en los secretos, tabús, intolerancia y escándalos ¿Les suena un poco parecido a lo que se está viviendo actualmente en el ámbito hollywoodense? Quizá Spacey se sintió identificado, tal vez el magnífico guion de Mendes satisfacía de cierta manera esos deseos oscuros de pedofilia y esa tendencia homosexual sin aceptación, llevando a cabo con gran maestría al “típico”, “convencional” ciudadano de los suburbios, su “normal” familia y la extensión traumática de sus dañados hijos adolescentes, condenados a convertirse con el tiempo en esa “tipificación”. En el discurso de aceptación del Oscar, Kevin mencionó que le encantó personificar a Lester porque a pesar de ver sus peores cualidades, es un personaje al cual amamos ¿Será cierto?

  1. The Usual Suspects (Bryan Singer, 1995)

Como si tratase de una extensión de su más mítico personaje, el talento histriónico de Spacey le permitió esconder con gran versatilidad su claro encasillamiento como villano a través de su filmografía. Solo chequen este ranking (4 de 6), la afamada serie de Netflix (antihéroe) y varios de los últimos y secundarios papeles que interpretó o estaba por hacerlo (Sí, también del que lo acaba de eliminar) ¡Kevin Spacey siempre fue un villano! Y aunque de manera lamentable terminó por serlo también en la realidad, dicho modelo nunca fue objeto de ser etiquetado en su carrea. Tal y como Verbal Kint, Spacey en su obra y vida nos vendió, a través de sus películas, discursos y bajo perfil, al ciudadano y actor “perfecto”, y aunque en el segundo caso dicha aseveración puede ser cierta dentro de la década de los 90’s, la realidad es que tras salir de esa estación de policía, Spacey no era otro más que Keyser Soze, el más grande villano de todos los tiempos que se auto define en su legendario dialogo: “El mejor truco del diablo fue convencer al mundo de que no existía” ¿Irónico no creen?

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


6 comentarios

  • Como dice usted, sin intenciones de “desatender” las graves acusaciones en su contra, el exquisito curriculum de Kevin no se ha puede obviar. En el caso de los artistas, los desaciertos en su vida personal no deben convertirse en filtro de su obra ¿no? ¿dejaríamos de escuchar a Lennon si apareciese un documento que lo tacha de misógino? Y me entristece, de puro egoísmo, no poder seguir viendo a Kevin en pantalla.

    Responder
  • Polémica al margen, nunca me pareció un actor de demasiados registros, aunque se desempeñaba bien en ellos. Me parece sobrevalorada su interpretación en Usual Suspects (al igual que la película), me quedo antes con su papel en American Beauty, la que además es la mejor película en la que ha salido, con un personaje que expresa humanidad de manera creible incluso después de rebelarse contra su rutinaria vida.

    Responder
  • Bueno, me parece un actor de 10 en ciertas categorias, es raro que sea tan versatil y que sus papeles no varien tanto. Cuando imita a otros actores te das cuenta que el tipo es un maestro. En cuanto a sus peliculas, me parece que le faltaron mejores trabajos al igual que a anthony hopkins.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*