Las 5 Mejores Películas de Matt Damon

Matt Damon tiene un ángel, bueno, de hecho hasta interpretó a uno, pero a lo que me refiero es que cuando incluso volteó a mi videoteca, sin querer su presencia está en 17 de mis títulos ¡17! Desde sus más notorias participaciones hasta una serie de cameos, es claro que su talento, versatilidad y afabilidad dentro de la industria hollywoodense es tan conocida como remunerada, siendo uno de los rostros histriónicos más reconocibles y prolíficos de las últimas 3 décadas.

Nacido un día como hoy de 1970, mientras estudiaba el Instituto Cambridge Rindge and Latin School se hizo muy amigo de otro estudiante y hasta su vecino, un tal Ben Affleck, con el cual compartía el sueño de convertirse en actor. Ambos lo lograrían muy pronto, abandonando incluso la escuela y siendo aceptados en varios castings y participaciones secundarias, en especial siendo apoyados por un director, guionista y actor de también talento naciente llamado Kevin Smith. Aunque Damon comenzaría su carrera como actor desde 1988, sería hasta 9 años después cuando él y Affleck encontrarían la fama quizá no de la manera que ellos lo hubieran planeado, escribiendo uno de los mejores guiones juveniles, dramáticos y en general de los 90: Good Will Hunting, cinta que llegó a las manos de Van Sant y que ellos mismos interpretaron de manera memorable. El resto sería historia.

Productor, actor y guionista, pero también uno de los activistas más famosos dentro de la farándula, siendo el fundador de H2O Africa Foundation y uno de los principales embajadores de ONEXONE, fundación comprometida a apoyar, preservar y mejorar la vida de los niños en sus hogares.

Con 83 títulos en su haber y 35 premios, en su mayoría (incluyendo su Oscar) por su fugaz incursión como guionista, celebremos los 50 años de Matt Damon con sus 5 Mejores Películas

 

Bonus – Dogma (Kevin Smith, 1999)

Damon – Affleck – Smith: los primeros dos verían su primer y principal trampolín en la actuación de parte de un cineasta – escritor caracterizado por la comedia juvenil y satírica sobre referencias espirituales, juveniles y culturales. Damon ya había participado antes de la fama bajo las órdenes de Smith en Chasing Amy, sin embargo fue hasta esta aventura espiritual en donde Matt y su amigo Ben se encuentran como peces en el agua, relajados, siendo ellos mismos e interpretando a dos ángeles expulsados del cielo que encuentran un hueco ideológico en un dogma de fe, mismo que les puede beneficiar para volver a donde pertenecen, asqueados ya de la mundana y simplona humanidad. Divertidísima, la vena cómica de Damon era nata y la escena del camión es hilarante.

 

5 – The Departed (Martin Scorsese, 2006)

Aunque todos sabemos que The Departed es una gran “obra menor” dentro de la filmografía de Scorsese, existen dos elementos que la resaltan como una cuestionable pero aun así justa y disfrutable ganadora del Oscar: su trepidante montaje y la estructura – actuación de sus dos ejes protagonistas: el héroe como villano a cargo de DiCaprio, y el villano como héroe de parte de Damon, este último entregando un personaje adorablemente cínico, un encantador hijo de puta que a la larga se convierte en el protagónico con mayor profundidad gracias a su marcado y mejor desarrollado eje “paternal” con el personaje de Nicholson (el de DiCaprio y Sheen palidecen). Si tuviéramos que definir un ganador entre estos dos, definitivamente Damon lleva la ventaja.

 

4 – The Informant! (Steven Soderbergh, 2009)

Una de sus más olvidadas, excelentes y divertidas actuaciones, Damon conjuga su registro dramático con su vena cómica para encausar un híbrido de índole lastimosa, un mitómano corporativo que engañó al propio gobierno de los Estados Unidos por un poco de atención. La inmersión psicológica de Damon es fastuosa, y es que este complejo personaje de la vida real es perfectamente retratado desde la veracidad de su síndrome, uno que vuelve “creíble” lo que increíble y que el actor parece comprender a la perfección, algo que se refleja principalmente hacía su final, cuando “el desinformante” es descubierto y tanto director como actor hacen partícipes a la audiencia de esa vergüenza o pena ajena. Maravillosa actuación.

 

3 – The Bourne Saga (Doug Liman y Paul Greengrass, 2002, 2004, 2007, 2016)

Los fantásticos relatos de espionaje de Robert Ludlum no pudieron encontrar un mejor actor y/o espacio temporal para sus versiones fílmicas, y es que en la más clara decadencia del 007, el amnésico Bourne comenzaría una tendencia mucho más cruda, violenta y dramática alrededor del típico arquetipo del “espía héroe que todas las pueda”. Damon es un fabuloso y único Jason Bourne, la aproximación psicológica – dramática que logra es evidente sobre todo en su segunda parte (la mejor de la saga), donde encuentra la redención y en donde el actor demuestra que con muy pocos diálogos, y a pesar de estar en una película “de acción”, se puede alcanzar un nivel histriónico de lo más interesante, posicionando de paso a su personaje dentro de la cultura pop.

 

2 – The Talented of Mr. Ripley (Anthony Minguella, 1999)

Quizá la historia de manera injusta no haya reparado o analizado de correctamente esta cinta y actuación, y es que tras varias revisiones no cabe duda que estamos hablando de una de las mejores adaptaciones noventeras, pero también de uno de los villanos más tétricos y astutos de dicha década. La construcción y desarrollo de Minguella y Damon hacen que Tom Ripley se convierta en una amenaza constante, un ser indescifrable, impulsivo y terroríficamente inteligente que provee de un suspenso constante al relato. La supuesta ingenuidad convertida en una sed de poder y reconocimiento marcan el nacimiento de este monstruo desde aquella mítica escena con la navaja y Paltrow, momento en el cual se alcanza un constante clímax hasta su trágico final.

 

1 – Good Will Hunting (Gus Van Sant, 1997)

Su mejor pack como artista; como actor, Damon se muestra lo suficientemente madura y natural para no solo aguantar los embates de un inmejorable Williams, sino también para complementarlo y así mismo, lucir en su otra faceta adolescente como alguien totalmente natural y relajado, efecto que causa estar actuando y escribiendo a lado de sus amigos; como guionista y junto con Affleck, es un poco más que impresionante ver la soltura de los diálogos y momentos recreados por estos dos suertudos y talentosos cuates, y es que como lo mencioné en la introducción de este ranking, estamos ante uno de los mejores libretos americanos de las últimas décadas. De nuevo, la combinación del Damon cómico con el dramático es su mejor híbrido – faceta

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*