Las 5 Mejores Películas de Morgan Freeman

Morgan Freeman es quizá el actor “de color” más famoso de todo Hollywood ¿o será del mundo? Su capacidad dramática y su voz incluso lo han llevado a ser comparado con una deidad mediática o personificada en ciertos personajes. Tan actor como “narrador”, quizá este último mote sea uno de los más precisos en cuanto a toda la estela de “voces” que han incursionado en dicha faceta, siendo tan reconocible en dicho ámbito como en el rango actoral.

Nacido un día como hoy pero de 1937 (parece místico que solo sea un día después del de su socio y amigo Clint Eastwood), su infancia, juventud y entrada al mundo del espectáculo fue “bastante normal” si lo comparamos con otros(as) de su talento y registro. Primero como bailarín, luego como actor ambulante, como extra en algunos films y programas de televisión, y después como un rostro de Broadway, Freeman comenzaría su carrera en el cine a principios de los 70, sin embargo sería hasta 1987 cuando su rostro comenzara a hacerse notar gracias a su papel de reparto en Street Smart, otorgándole su primera nominación al Oscar y prácticamente siendo lo más rescatable de aquel thriller criminal estelarizado por Christopher Reeve. Para 1989 Freeman confirmaría su talento en 4 películas que se levantarían con la aprobación de la crítica y de los altos premios americanos, asegurándole su entrada a las grandes ligas para consecuentemente convertirse en uno de los actores más rentables, talentosos y mediáticos de la década de los 90.

Aunque entrado el nuevo milenio tanto su presencia como papeles comenzaría a disminuir (aunque todavía le alcanzaría para ganar el Oscar en 2004), digamos que Freeman se sentó en sus laureles actorales para incursionar no solo en ciertos escándalos políticos, sino también en personajes secundarios lo bastante cómodos como para solo mantener su estatus de culto, desde thrillers bobos y películas de superhéroes hasta las más horribles comedias.

Más de 134 créditos con más de 60 premios (de entre los que destacan su Oscar, un Oso de plata de Berlín y un Globo de Oro), celebremos los 84 años de Morgan Freeman con sus 5 Mejores Películas.

 

Bonus – Driving Miss Daisy (Beresford, 1989)

Aunque tal vez estemos hablando de la más sobrevalorada ganadora del Oscar en la historia (bueno, siempre existirá Titanic y Shape of Water para debatir eso), la total fortaleza de esta producción recae precisamente en la conmovedora química entre Freeman y Tandy, los cuales incluso se llevaron un Oso de Plata del Festival de Berlín gracias a esta catedrática interacción dramática. Una road movie simple, muy maquillada pero en el “mood” hollywoodense de brindar esperanza a un tema racial siempre trágico e incendiario, como lo apunta el mismo título, Freeman conduce a la veterana actriz a un encuentro ideológico y enternecedor sobre una misma condición racial vista desde dos perspectivas sociales distintas. Freeman se llevaría su Globo de Oro

 

5 – Invictus (Eastwood, 2009)

Dentro de las piezas más mediocres pero aun así disfrutables de Eastwood como director, Invictus guarda quizá el primer lugar de entre ellas gracias a dos razones: la primera, su emotivo clímax que la posiciona posiblemente como una de las mejores cintas deportivas (aunque no sea un tópico que presuma de mucha y/o constante calidad); la segunda sus interpretaciones, de donde Morgan Freeman se alza como un clon de Nelson Mandela, dando una interpretación física impresionante al transportar al legendario mandatario a una versión hiperrealista del mismo dentro de esta tierna y nuevamente “racial” ficción. Posiblemente su última actuación de incuestionable calidad.

 

4 – Unforgiven (Eastwood, 1992)

El ocaso del “cowboy” y de espagueti western de Leone en manos del pupilo y preservador del género, la asociación entre Eastwood y Freeman comenzaría con el pie derecho en esta otra (pero esta vez grande, muy grande) ganadora del Oscar, marcado tanto de manera histriónica como simbólica la unión de estas dos leyendas. Como el temible compinche y criminal “Ned Logan”, a Freeman le toca la parte de lidiar con el arrepentimiento e incapacidad de aquel salvaje redimido, siendo también el elemento contemplativo para que se desate la furia del monstruoso William Munny. La química entre estos dos es más que precisa, conservando el espíritu del salvaje oeste en su metafórico anochecer.

 

3 – Se7en (Fincher, 1995)

Morgan Freeman en Se7en (póster)Uno de los arquetipos que marcarían la carrera de Freeman sería el del detective veterano, analítico y calculador, incluso fungiendo como guía del otro novato(a) más impulsivo o bien hasta como protector de las víctimas. Dicho personaje (que también vería fama con su doble actuación de Alex Cross) vería su clímax gracias a la mejor cinta de Fincher, un thriller de manufactura excepcional y en donde Freeman exhibe también la humanidad de dicho arquetipo gracias no solo a su adaptabilidad emocional y comprensión del personaje, sino también a la fastuosa dirección y ritmo de Fincher que nos va llevando meticulosamente hacía aquel frío y sanguinario final (uno de los mejores giros de tuerca en la historia). Somerset mejor que Cross, siempre.

 

2 – Million Dollar Baby (Eastwood, 2004)

Morgan Freeman en Million Dollar Baby (póster)Sin duda el epitome de su tema patriarcal de Esatwood es también la conexión perfecta y clímax entre el Clint director y actor. Uno de los mejores dramas deportivos y ganadora del Oscar, la confirmación de su figura de culto (ahora como cineasta) se ve ensalzada por una gama actoral sinónimo de perfección, logrando no solo una química paternalista con Swank entrañable, sino también de nuevo con su socio actoral por excelencia, Morgan Freeman, en una unión que ya había desplegado excelencia en 1992. Un film sencillo en apariencia, pero que engloba una complejidad sobresaliente, desde el bello manejo de esos planos “western” y su adaptabilidad al mundo del deporte. Freeman al igual que Clint, funge aquí como el padre del padre

 

1 – The Shawshank Redemption (Darabont, 1994)

Morgan Freeman en The Shawshank Redemption (póster)La gran perdedora del Oscar de toda la historia (quizá no haya injusticia más escandalosa), el TOP UNO de muchos sitios y crítica lo es también el de Freeman. Un relato que guarda su gran valor narrativo en el desarrollo a la par de dos protagonistas, el preso de Morgan carga con la mayor parte del peso del film al cumplir tres objetivos: la narración, la mayor complejidad y maduración dramática – emocional de su personaje, y finalmente ser el elemento o plataforma en el que a su perspectiva se desarrolla “el otro” protagonista, también interpretado de forma majestuosa por Tim Robbins. El cuento fraternal y carcelario por excelencia, tiene otro top que presumir, pues también estamos ante la mejor adaptación de una novela de Stephen King ¿algo más?

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 Comment

  • Increible que menciones lo sobrevalorada que esta El Chofer y la Señora Daisy y no menciones que El Libro Verde es practicamente la misma historia y creo que esta aun mas sobrevalorada… he dicho

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*