Las 5 Mejores Películas de Naomi Watts

Nacida un día como hoy de 1968, la británica – australiana Naomi Watts puede ser coniderada como una de las mejores actrices de la década 0. Su versatilidad y riesgos artísticos no solo la convirtieron en una opción dramática muy recurrente entre nuevos y ya veteranos directores, sino también en una figura de índole erótico al incurrir en muchas producciones al principio de su carrera que requerían el desnudo o escenas sexuales explícitas, resaltando no solo su obvia belleza, sino también su entereza, talento y valentía

Una infancia y adolescencia alejada de la “perfección”, el padre de Watts fue sonidista de Pink Floyd (de hecho aparece en la contraportada del disco Umagumma con camiseta blanca), pero moriría a los 30 años, poco antes de que Naomi se trasladara a Australia con sus abuelos maternos, en lo que según la actriz era una jugarreta de su madre “hippie” para abandonarlos y no hacerse cargo de sus responsabilidades.

Ya en Australia comenzaría por estudiar drama y actuación, conociendo por aquel tiempo a su eterna amiga, Nicole Kidman. La actuación parecía no llenarla en ese entonces, por lo que migró a Japón para convertirse en modelo profesional, sin embargo la experiencia no fue buena, siendo rechazada y relegada solo como modelo promocional y de escaparates al “no tener el físico para las pasarelas”. Regresaría a Australia y retomaría la actuación, consiguiendo sus primeros papeles en televisión y de inmediato demostrando su talento nato.

Ya laborando en Estados Unidos en los años 90, Watts trabajaría en algunas series, cortometrajes y en papeles menores. Para el 2001 se hace del protagónico en la nueva cinta del aclamado David Lynch, Mulholland Dr., cinta que irónicamente narra la búsqueda del sueño hollywoodense de una aspirante a actriz. Una literal y surreal manera de conseguir el tan ansiado estrellato, Watts con esta conseguiría atraer los focos de las productoras y directores, forjando así el clímax de su carrera que se extendería al menos otros 10 años.

A sus 53 años, repasemos las 5 Mejores Películas de Naomi Watts

 

Bonus – St. Vincent (Theodore Melfi, 2014)

POR EL FETT

En 2014 la carrera de Watts quiso resurgir con dos papeles de reparto que mostraban su talento y versatilidad tanto para el drama como para la comedia. En Birdman sería parte de esa punzante crítica al sistema de la farándula y la crítica con un fugaz pero excelente papel que incluso haría un pequeño homenaje “erótico” a su gran hit fílmico y también surrealista de Lynch en 2001, sin  embargo fue con esta pequeña y divertida cinta donde su registro cómico sería de mayor relevancia y aporte hacía con la trama, incluso incurriendo en un manejo del acento ruso si no correcto, si lo bastante hilarante como para proveer equilibrio a este rol de cautivante y carismática “prostituta”.

 

Bonus – Eastern Promises (David Cronenberg, 2007)

POR TEDDYE ZAPATA

Anna Khitrova (Naomi Watts), una partera en el Hospital Trafalgar de Londres, atiende a una chica embarazada en estado crítico. La chica muere, pero su bebe vive. Entre sus pertenencias se encuentra un diario, y a través de ese diario, Anna termina ligada a una familia de la mafia rusa. Con aromas a The Godfather y Goodfellas, Cronenberg construye una historia que más que violenta, es una historia sobre la violencia y de quienes la viven. Una historia fundamentalmente sobre padres e hijos y la ausencia de ellos, que combina la parte más cruda de su director y la parte más humana de su guionista.

 

5 – King Kong (Peter Jackson, 2005)

POR EL FETT

El elemento cómico es el que desequilibra la balanza narrativa de este segundo remake, pero es innegable la pasión que despliega Jackson en lo que es una carta de amor a la película que lo hizo dedicarse al cine. Todas sus debilidades son solventadas por secuencias trepidantes y altamente entretenidas, de entre las que destacan esos pasajes con los monstruos, dinosaurios y la consecuente eliminación del factor humano, así como también su maravillosa (técnicamente hablando) secuencia clímax, que también logra algunos picos de emotividad dentro de este romance trágico. Mención aparte para una Naomi Watts sumamente encantadora y sumergida en su papel, creando junto a Serkis la química más favorable en las cintas de Kong

 

4 – Funny Games (Michael Haneke, 2007)

POR TEDDYE ZAPATA

Diez años después de su versión original, el alemán Michael Haneke recrea su angustioso y tétrico thriller de suspenso Funny Games, pero ahora para un público estadounidense. Con la misma premisa, pero con diferentes actores, Haneke vuelve a darle rienda suelta a la violencia y la maldad que funciona como un espejo donde se refleja el espectador y lo confronta, una tortura que lo lleva al límite de la paciencia y una tensión que se acompaña de impotencia. Haneke da una lección ejemplar de como crear mucha angustia mostrando muy poco.

 

 

 

3 – Lo Imposible (J.A. Bayona, 2012)

POR EL FETT

Basada en la tragedia del tsunami que azotó la costa de varios países en 2006. Watts logra un potente e impactante papel de una madre que hará hasta “lo imposible” por mantener a su hijo a salvo y sobrevivir tras ser golpeada por la tragedia natural. Simplemente la actuación de Watts es catarsis emocional pura, con merecida nominación para la única representante de un film que debió haber tenido un poco más de renombre. El gran valor de esta actuación es que Watts logra transmitir todo el dolor que su personaje atraviesa en esa sufrida odisea durante y después de la catástrofe; ese horror físico y emocional causa en el espectador una empatía única, compartiendo el destino de esta familia.

 

2 – 21 Grams (Alejandro Gonzáles Iñárritu, 2003)

POR CLEMENTINE

Desde su estreno, el segundo largometraje del mexicano ha desatado opiniones encontradas, pero en algo en lo que la mayoría coincidimos es en la buena interpretación que ofrecen los 3 protagonistas de este rompecabezas de historias entrecruzadas, en particular Watts, quien nos demuestra aquí que aquella entrega en Mullholland drive no fue casualidad. En esta cinta interpreta a Cristina, una mujer con un turbulento pasado el cual deja atrás para convertirse en una feliz madre y esposa realizada, felicidad que le arrebata de pronto un trágico evento.  Consigue imprimirle a su personaje un dramatismo doloroso a partir de ese momento, pasando por una rabia incontenible y una profunda desolación. Esta interpretación le valió nominaciones al Óscar, BAFTA y al SAG award.

 

1 – Mulholland Dr (David Lynch, 2001)

POR EL FETT

El que trate de encontrarle una explicación ¡buena suerte! En cambio, cuando se acepta que su mensaje no se encuentra en su historia, sino en la sensibilidad de sus personajes, el espectador podrá darse cuenta que Lynch quizá sea el artista fílmico con mayor capacidad de abrirle a la audiencia su mente, o como lo diría el propio William Blake: “las puertas de la (su) percepción”, una de nuevo situada en el abandono de la humanidad y del propio amor, uno tan emocional como artístico. Lynch es capaz de mantener la tensión con un noir fascinante, onírico y altamente erótico, todo a través de una fabulosa Watts y la deconstrucción de su inocencia, dentro de una cruda crítica al star system hollywoodense y su manía por tergiversar los “sueños”

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


3 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*