Las 5 Mejores Películas de Norman Jewison

Hace algunas semanas recordábamos a 20 leyendas del cine nonagenarias, pero quizá haya valido la pena olvidar a Norman Jewison para así tener la excusa perfecta en hacerle un homenaje más personalizado y acorde a una de las carreras directivas americanas mejor ponderadas durante 3 décadas, un clímax artístico que se extendió desde mediados de los 60 hasta finales de los 80.

Nacido un día como hoy de 1926, el oriundo de Toronto fue uno de los primeros cineastas en encontrar el perfecto equilibro entre el arte y el mensaje de denuncia hacía el racismo, tópico constante en su filmografía originado a través de su servicio en la Segunda Guerra Mundial y posterior reincorporación a la sociedad, donde Jewison fue testigo tanto en las armas como lejos de ellas, de la inequidad, injusticia, la criminalidad hacía las razas (en especial hacía la afroamericana), y su consecuente histeria colectiva alimentada por una sociedad envenenada por la ignorancia y la media.

Versado en el drama, thriller, comedia y musical, fue en este último rubro en el que Jewison fungió también como uno de sus principales revitalizadores, no solo preservando los elementos ya conocidos, sino nutriéndolo con su denuncia, ácido humor y una espectacularidad que se decidió por trascender fronteras lejos del panorama estadounidense.

Ganador de Berlín y nominado a 7 Oscar (nunca ganador), Jewison fue un referente y gran influencia para el cine de crítica social y racial, completamente precursor del mismo tanto dentro como fuera de cámaras. A sus 94 años celebremos aún en vida la obra romántica, dramática, musical y cómica de uno de los mejores directores canadienses y americanos de la historia.

 

Bonus. Jesus Christ Superstar (1973)

La adaptación fílmica del famoso musical de Broadway no pudo caer en mejores manos que en las de Jewison, y es que ya con la experiencia tanto en el género como en el tema judío (ya veremos por qué), el director imprime dentro de la ya sabida historia de Jesús una atmósfera rockera – hippie imprescindible, espectacular y muy vanguardista para la época, que no solo se encarga de humanizar a su triada protagonista (Judas, Jesús y María Magdalena), sino que también se adhiere de manera perfecta al discurso antiracial siendo Norman claramente uno de los más notables líderes de opinión y artistas hippies, profesando con este elocuente musical ese mensaje de equidad para dejar en claro que Jesús fue un precursor de aquel “amor y paz”.

 

5 – The Russians are Coming, The Russians are Coming (1966)

Aunque peca en su duración, esta gran comedia enterrada por el tiempo fue en los 60 uno de los testimonios artísticos más arriesgados y valientes al narrar en pleno clímax de la guerra fría, cómo un submarino ruso llega a las costas de Estado Unidos para pedir ayuda, siendo súbitamente tomados como unos invasores. La humanización de la figura rusa y la crítica a la histérica y violenta sociedad americana se convirtió así en uno de los principales vehículos de comicidad y sátira junto a por ejemplo Dr Strangelove, la joya de Kubrick. Así mismo Jewison asentó las bases para el llamado “mockumental” bajo la previa promoción y un libreto que desbordaba genialidad y locura a cargo de figuras como Carl Reiner (fallecido recientemente) y la curiosa aparición de Marie Saint.

 

4 – The Hurricane (1999)

Su penúltima cinta se convirtió en uno de los referentes de aquel poderoso año fílmico americano de 1999 (Magnolia, Eyes Wide Shout, American Beauty, The Green Mile), donde Jewison retoma su discurso social para relatar la historia del ex boxeador Rubin Carter, acusado erróneamente de tres asesinatos y encarcelado de por vida solo por su color de piel. Así como el injusto caso de Carter, el desconocimiento fílmico también privó Al mismo director del reconocimiento debido, siendo una de las principales influencias del inflado Spike Lee, el cual es sencillamente superable con la sutilidad y poderosa narrativa que Jewison imprime tanto a este como a sus otras obras, en este particular caso soportado también por una notoria actuación de Denzel Washington.

 

3 – Moonstruck (1987)

Infravalorada y olvidada comedia romántica que le daría a Cher su Oscar como actriz (más actriz de reparto y guion original) y una de sus mejores actuaciones tanto a Cage como a Aiello. Jewison no solo rescata el sentido de aquellos romances del clásico Hollywood, con grandes interpretaciones, momentos y diálogos enternecedores, sino que también fiel a su estilo multi racial, convierte a este triángulo de amor en una fábula italoamericana tan entretenida como simpática. La versatilidad del narrador le permitió adentrarse con singular maestría y sencillez en el tópico de la liberación femenina, teniendo a Cher como uno de sus pre estandartes fílmicos – musicales de finales de los 80s. Por favor véanla, es altamente divertida y recomendable

 

2 – Fiddler on the Roof (1971)

¿Más joyitas desconocidas? Recuerdo “El Violinista en el Tejado” como uno de mis primeros musicales (quizá el primero), una accidental elección televisiva que ajeno al folclor hollywoodense, me adentró en una cultura y costumbres totalmente desconocidas en aquel momento para mí, y donde Jewison recrea con espectacularidad y con una música sencillamente extraordinaria la historia de un lechero ucraniano y el matrimonio de 3 de sus hijas previo a la revolución rusa. El marco de esta solemnidad judía y espiritual es la perfecta excusa para que el director desarrolle un relato sobre el cambio de ideología y la metamorfosis de una conformista paz a los pensamientos revolucionarios y bohemios. Una fábula exquisita previa al caos.

 

1 – In the Heat of the Night (1967)

El pináculo de su discurso daría como fruto uno de los Oscar a mejor película mejor justificados dentro del discurso antiracial, tema que siempre ha sido del gusto del certamen y que en este sublime thriller policiaco ve el perfecto equilibrio entre el suspenso y el mensaje crudo, más no victimario, sobre la segregación “negra” incluso dentro del inepto sistema policial. Poitier gozaría de un recio e inolvidable personaje, pero también la química con el propio Steiger procrearían incluso un éxito transformado en serie, siendo uno de esos productos tanto comerciales y mediáticos como de autor, con una guion y desarrollo sólidos, excelentes actuaciones y ninguna pizca de auto condescendencia. Una de las más “cool” ganadoras del Oscar.

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*