Las 5 Mejores Películas de Oliver Stone

El provocador social, el agitador político, el director budista de Hollywood. Veterano de guerra, guionista, narrador y productor, sin duda Oliver Stone fue una de las figuras fílmicas definitorias de los 80 y principios de 90, con un sentido crítico, anti bélico y “conspirador” que fue capaz de retratar e incluso destapar la oscura realidad detrás de algunos de los movimientos sociopolíticos más polémicos de su nación.

Nacido un día como hoy en Nueva York justo un año después del término de la Segunda Guerra Mundial, Stone desafiaría las leyes que catalogarían al americano “baby boomer” promedio al comprender desde la selva y las trinchera la tragedia de la guerra y los menesteres burocráticos detrás de la misma. Tras ser herido dos veces en Vietnam y ser condecorado con el corazón púrpura, dedicaría su vida al cine con un ahínco de índole neorrealista, retratando desde sus primeros libretos la cruenta realidad de la opresión gubernamental, una tanto física como psicológica y que repercutiría más allá de las fronteras de sus cuestionables barras y estrellas. Así pues su camino socialista y hasta su vinculación con grupos colombianos, hondureños y rusos, algunos incluso tildados por su gobierno como “terroristas”, se forjó desde el primer día fuera de la guerra y como guionista, al establecerse como uno de los más promisorios escritores desde que ganara el Oscar a mejor libreto n 1978 por Midnight Express, dirigida por Alan Parker.

Le seguirían algunos éxitos menores, incluyendo el también guion de Conan, pero sería hasta 1986 cuando Stone se consagraría con una cinta que marcaría su estatus de indeseable para el gobierno y milicia estadounidense, al retratar parte de sus vivencias, convertirla en “ficción” y ganar el Oscar a mejor película por Platoon. Trasgresor se mantendría hasta 1991, año en que el cine cimbraría los mismos pilares y secretos de la esfera burocrática mayor, agencias y hasta las relaciones internacionales de su país, haciéndolo un “enemigo público” del estado. Su estrella fílmica y etapa como líder de opinión se eclipsarían a partir de 1995, cayendo en una seguidilla de cintas que apenas alcanzarían estándares mezquinos, pero un poco más 15 años bastaron para posicionarlo en el estatus de leyenda.

Ganador de más de 60 premios, incluyendo 3 Oscar, 5 Globos de Oro, 1 Emmy, 1 BAFTA, 1 Oso de plata de Berlín y un especial premio del jurado de Venecia, entre otros, recordemos al  símbolo del anti belicismo y la contra cultura fílmica ochentera, con sus 5 Mejores Películas.

 

5 – Wall Street (1987)

Excelente (aunque un poco sobrevalorado) thriller corporativo que marcaría no solo la segunda asociación con Charlie Sheen, sino también el clímax de Michael Douglas y muchos de los estándares narrativos dentro de la conocida interacción entre el novato pupilo y la accidental pero tentadora y siniestra guía paterna del lobo. La dualidad del personaje y la comodidad de Douglas permiten a Stone concentrarse en los aspectos psicológicos del héroe, así como en construir un entorno envolvente dentro del negocio de los valores, que habrá que concederle, nunca antes había sido tan realistamente ejecutado. Un relajamiento ideal después de haber ganado el Oscar en lo que se convirtió en un dúo narrativo de conflicto “paternalista”

 

4 – Born on the Fourth of July (1989)

Agresiva cinta anti bélica que brilló no solo por la compenetración de Cruise con el papel del trágico y redimido Kovic, sino también por la carga dramática provista por Stone que juega con la corriente neorrealista (aunque traiciona con el elemento de sus conocidos actores); combinando 4 líneas temporales: el deseo de Kovic por ir a servir su país, el conflicto bélico, sus funestas consecuencias y la consecuente reestructuración del personaje para convertirse en la figura política – social que luchó por la paz y por los veteranos, la electrizante atmósfera trágica que se respira a cada minuto encuentra en el pasado de Stone la causa de la también dicha empatía y conexión hacía con aquel personaje de la vida real: dos veteranos unidos por un mismo fin

 

3 – Natural Born Killers (1994)

Si anteriormente señalamos la agresividad narrativa de Stone en los relatos anti bélicos, el punto máximo de su violencia se dio en este fabuloso montaje punk de la era MTV, que combinaba tanto el desgaste de la generación X como el nacer del millennial de manera impredecible y única dentro del tópico de asesinos seriales. Hipnotizadora, es casi repugnante como el espectador llega a sentirse compenetrado con el andar de dos locos hijos de puta que no solo se vuelven justicieros de un sistema aún más roto y demencial (de nuevo la crítica al estado presente), sino que también y a través del guion de Tarantino, se llega a justificar el origen de la maldad en un discurso existencial que combina de manera brutal con ese escandaloso y excelso acto final

 

2 – Platoon (1986)

Uno de los relatos anti bélicos por excelencia, de nuevo de no ser por la mediación de sus actores estaríamos hablando de una incursión neorrealista y bastante apegada a la verdad por parte de Stone, en lo que es un relato semi autobiográfico de sus propias vivencias en Vietnam y que juegan sutilmente en el rubro de la ficción al situar al “soldado” entre dos padres: la paz y la guerra, ambos en el mismo bando y con el mismo objetivo: sobrevivir. Charlie Sheen entrega la mejor actuación de su carrera, pero es evidente como Dafoe y Berenger se funden en dos papeles tan entrañables (Willem) como siniestros (Tom), y en este especial caso, dando como resultado uno de los mejores villanos del cine de los 80. Ganadora de 4 Oscar, incluyendo película y director.

 

1 – JFK (1991)

Una película que cimbró e incomodó a todo un país, no es ningún secreto la cacería a campo abierto que el estado dio a Stone a partir de esto gracias a una excelsa labor de histrionismo e investigación que desembocó en una de esas joyas atemporales que se mueven entre la ficción y el semi documental de manera fastuosa. Con un reparto envidiable y un montaje que, a pesar de durar en su corte del director (por favor véanlo) un poco más de 3 horas y media, JFK se convirtió en el punto máximo de la investigación fílmica y uno de los mejores thrillers en la historia. Es impresionante no solo su reparto, sino el detalle narrativo de Stone hacía cada pista, ángulo, testigo, conspiración y suceso alrededor de aquel asesinato. Este fue el perfecto obituario para JFK

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*