Las 5 Mejores Películas de Olivia de Havilland

La última luminaria del Hollywood clásico, Olivia de Havilland hubiera cumplido hoy 105 años, pero hace 11 meses el viento decidió llevarse a su última estrella mientras esta dormía en su casa en París.

Nacida en Tokio en 1916, tanto ella como su hermana Joan Fontaine sufrieron de problemas de salud constantemente, por lo que su madre, la también actriz Lilian Fonatine, las llevó a California para que disfrutaran de un clima más cálido. Una serie de desgracias familiares acabaron con su padre abandonándolas, pero su madre fue lo suficientemente insistente para encausar a Olivia en las artes, siendo esta una brillante estudiante y aprendiz; a los cuatro años ya practicaba el ballet, a los 5 el piano, a los 6 ya leía fluidamente y en los posteriores años tenía ya conocimientos sobre drama, teatro, elocución y poesía. El destino estaba más que encaminado.

Olivia debutaría en el teatro en 1933 e inmediatamente llamaría la atención de un Hollywood naciente en el cual debutaría de la firma de Warner Brothers en 1935. Olivia formaría una pandilla literalmente aventurera durante aquella década, destacando sus colaboraciones con los directores Michael Curtiz, Max Reinhardt y por supuesto con su eterno enamorado Errol Flynn, junto al cual filmaría siete películas.

Tras su etapa de aventuras los 40’s serían su clímax como actriz, transformándose en una interprete dramática de carácter y haciéndose de 2 Oscar a finales de la década. Desgraciadamente el sabido conflicto con su hermana no era el único que persistiría en su vida, pues su estrella se apagaría progresivamente desde los años 50 cuando demandó a la Warner de los pocos papeles que se le otorgaban como protagónica, y que casualmente sus aspiraciones en cuanto a personajes siempre iban a parar a Bette Davis. Esto le terminó acarreando aunque su victoria en tribunales, una derrota artística que la llevó a refugiarse en décadas consecuentes en el teatro y la televisión.

Recordemos a la gran Olivia de Havilland con sus 5 Mejores Películas

 

5 – The Adventures of Robin Hood (Curtiz, 1938)

Considerada como un de las mejores películas de aventuras de todos los tiempos.  Robin de Locksey regresa a Inglaterra tras combatir en las Cruzadas, pero Juan, el hermano del Rey Ricardo I, ha usurpado el trono y gobierna como un tirano, por lo que el noble sajón decide refugiarse en el bosque de Sherwood y luchar contra él. En esta ocasión la actuación de Olivia de Havilland es acorde a las necesidades del filme y mostrando ser la pareja ideal de Flynn, con quien compartió créditos en cintas como: “Dodge City”, “Murieron con las botas puestas” y “El capitán sangre”. En 1995 la película fue considerada «cultural, histórica y estéticamente significativa» por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y seleccionada para su preservación en el National Film Registry.

 

4 – Hush… Hush, Sweet Charlotte (Aldrich, 1964)

Thriller sobre un asesinato sin resolver, en donde se ve envuelta una soltera demente heredera de una gran fortuna y que siempre ha sido señalada como posible responsable de dicho crimen. Un lujo poder gozar de este enfrentamiento de talentos entre Bette Davis y Olivia de Havilland, en donde esta última demuestra su capacidad actoral al estar frente a frente contra ese monumento de la actuación que era Bette Davis (y que simbólicamente dio a de Havilland la oportunidad de redimir su talento dentro de esta competencia interna con Davis durante su tiempo con la Warner). En su época la película no tuvo la recepción de público y la crítica deseada, sin embargo, con el tiempo ha sido revalorada en su justa medida, siendo sin duda su última actuación de excelencia.

 

3 – Gone with the Wind (Fleming, 1939) Por El Fett

Todo lo que se considera “Hollywood clásico” gira alrededor de esta superproducción, una ostentosa pieza de calidad artística embelesada no solo por sus conflictivos valores directivos, sino también por una de las más fieras y legendarias químicas del cine, y no solo estamos hablando de la pareja que formaron Leigh y Gable, sino en general de todo el brillante ensamble actoral que incluía a de Havilland en su oficial entrada al mundo del estrellato con todo y nominación a mejor actriz de reparto. Tierna, cautivadora y siendo siempre el sustento emocional no solo del personaje de Scarlett, sino de la audiencia en general, su encantadora Melanie Hamilton es sin duda una de las mejores actuaciones de reparto femeninas en la historia.

 

2 – To Each His Own (Leisen, 1946) Por El Fett

Tras ganar la demanda contra la Warner, la casa productora a finales de la década dio primero libertad a Olivia para seleccionar algunos protagónicos, uno de esos fue este dramón de alta calidad histriónica en donde de Havilland demostró ser más que una damisela de aventuras o la dama dulce y tierna en la que ya se estaba encasillando (que por lo general eran a los papeles que la mandaban). Es mérito de la dirección del olvidado Michael Leisen y de la fuerza interpretativa de Olivia, que esta cinta sobre una madre soltera que entrega a su hijo para evitar escándalos (pero que permanecerá a su lado de manera anónima), evita los terrenos del melodrama clichpe para adentrarse en “tour de force” que le daría su primer Oscar

 

1 – The Heiress (Wyler, 1949)

La cinta narra la vicisitud de una joven heredera (Olivia de Havilland) que es pretendida por un joven apuesto que solo busca su dinero, por lo que su padre la amenaza con desheredarla si continúa con su romance. Su actuación de la ingenua y poco agraciada enamorada le valió a de Havilland ganar el premio Oscar como mejor actriz, en una comunión perfecta entre su personaje edulcorado de principios de la década, y su nueva faceta de personajes con mayor fortaleza expuesta. Aunque en ciertos momentos puede caer en la raya melodramática de muchos clásicos de Hollywood, es Wyler, un genio directivo que revolucionó dichas cintas al ofrecer una introspección visual y narrativa de sus personajes, el trampolín perfecto para que de Havilland forjara su mejor y más recordada actuación

Etiquetas:  

Acerca del autor

Edgar Del Valle    


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*