Las 5 Mejores Películas de Patricia Arquette

Nacida un 8 de abril de 1968 en Chicago, cumple 52 años una de mis actrices preferidas y sin lugar a dudas una de los talentos histriónicos más infravalorados y desperdiciados al menos en el rubro fílmico de los últimos 30 años: Patricia Arquette

La que debutara en 1987 en la tercera parte de Pesadilla en la Calle del Infierno, tuvo su primer apogeo a mediados de los 90 al trabajar con cineastas como Burton, Lynch y Scott, logrando ser uno de los rostros femeninos y “sex symbol” preferidos de la generación X y la naciente millennial. Su carrera caería en una debacle a finales de dicha década, refugiándose en la televisión, pantalla chica que  compensaría el rechazo y resistencia de las productoras y del celuloide y en donde desplegaría sus mejores desempeños, viendo su clímax en los más recientes años al hacerse de 3 Globos de Oro y 2 Emmys (de entre sus más de 50 reconocimientos) gracias a su participación en series como The Act (2019), Escape at Dannemora (2018) y Medium (2005 – 2011), además de su resurrección fílmica a cargo de Linklater y su Oscar de 2015 por Boyhood.

Sobra decir que Arquette no solo me parece un talento muy olvidado, sino también un icono de sensualidad, convirtiéndose en uno de mis primeros amores platónicos de mediados de los 90 (puesto de suma importancia que compartiría junto con Gillian Anderson). Por tal razón me gustaría compartirles sus 5 mejores participaciones y/o películas.

 

5 – Lost Highway (David Lynch, 1997)

Den entre los manjares surrealistas y oníricos de David Lynch, Lost Highway resalta tal vez por ser el viaje “más entendible” o apto para los “principiantes” dentro de su cine meramente simbólico, metafórico o hasta como algunos lo mencionan, “chaquetero”. Esta oscura locura de transición y metamorfosis no solo se ve ensalzada por ciertos elementos visuales y auditivos que la llevan incluso a un plano hipnotizador y morboso, sino también por un notable toque de cine noir donde Arquette se lleva la mejor parte como una surreal y sensual femme fatale y de doble cara (si lo doble o las caras existen en el cine de Lynch), foco de la obsesión de nuestro “doble” protagonista que en una primer instancia se nos presenta en la forma de Bill Pullman

 

4 – Ed Wood (Tim Burton, 1995)

La mejor película de Tim Burton y en donde mejor encausó al cliché actoral con patas llamado Johnny Depp; Ed Wood es una joyita un poco olvidada que representa los mejores valores y habilidades de un director que poco a poco se fue sumiendo en un caos narrativo (del que aún no puede salir). En esta fábula sobre el celuloide y sobre uno de los personajes más curiosos y trágicos de la industria, Arquette se desempeña como la pareja ficticia del director, un personaje salido de la imaginación y narrativa que sirve como “relief” hacia con el excéntrico comportamiento de Wood. Un papel pequeño pero de buena relevancia que se adaptó perfectamente a su imagen de ternura y dulzura.

 

3 – Beyond Rangoon (John Boorman, 1995)

Participante de la selección oficial de Cannes en el 95, esta cinta de claros fines políticos sobre el conflicto de Birmania y el conocido Levantamiento 8888 de 1988, permitió a Arquette desplegar los primeros esbozos de su gran talento, convirtiéndose sin duda en su primer gran protagónico y posicionándola como algo más que una efectiva secundaria y cara bonita de Hollywood. Sin embargo y a pesar de las unánimes y buenas críticas sobre su labor como una turista que pierde a su hijo y esposo, la cinta no acabó por convencer debida a su forzado mensaje antigubernamental, destacando para bien o para mal únicamente la labor de la actriz. Quedando olvidada, vale la pena desempolvar esta película en cuarentena. Como dato curioso, aparece Frances McDormand

 

2 – Boyhood (Richard Linklater, 2014)

El Oscar y reconocimiento tardío de Hollywood llegaría con este proyecto fílmico más curioso y experimental, que en realidad de buena calidad. Las buenas intenciones de este fracaso de Linklater se ven diluidas gracias a una narrativa sin mayor iniciativa o frescura que el puro hecho de estar filmada en “tiempo real” y a través de toda la infancia del actor principal, sin embargo es de nuevo Arquette la que sin culpa exhibe un talento destacable, haciéndose de todos los premios habidos y por haber a mejor actriz de reparto ese año y con mucha justicia. Este papel serviría también como el segundo impulso a su carrera, inicializando lo que sería una odisea de premiaciones ahora con sus consecuentes y extraordinarias actuaciones en televisión.

 

1 – True Romance (Tony Scott, 1993)

No, no es su mejor actuación, pero si su más memorable papel como una “prostituta” sensual, divertida, colorida, inteligente y excéntrica, que se enamorará de nuestro accidentado protagónico, formando así una de las parejas fílmicas más famosas y tiernas de los 90 a cargo de la explosiva dirección de Tony Scott (en su mejor película) y el guion de Quentin Tarantino, el cual sobra decir, es mucho mejor que la mitad de su filmografía, manteniendo la calidad narrativa entre Reservoir Dogs Y Pulp Fiction. La despampanante presencia de Arquette la encasilló en esa especie de “femme fatale” inocente, bonita y dulce, que aquí brilla y se muestra al nivel de su variopinta presencia de actores, entre ellos Gary Oldman, Brad Pitt, Val Kilmer, Dennis Hopper y James Gandolfini.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*