Las 5 Mejores Películas de Randolph Scott

La figura olvidada del western, el caso de Randolph Scott sería tan mítico como curioso y a la larga injustamente olvidado bajo la etiqueta de “la pareja sentimental de Cary Grant”, mito transformado en leyenda de la farándula y que por desgracia opacó su carrera en el cine, una con más de 100 títulos y una de las presencias más icónicas dentro del salvaje oeste fílmico americano.

Nacido un día como hoy de 1898, Scott llegaría ya de 30 años al cine de la mano y patrocinado por su gran amigo de la Universidad, el empresario, productor y aviador Howard Hughes. De la clase alta y licenciado como ingeniero textil, Scott pronto se haría de un lugar dentro del cine mudo, sobreviviendo a la larga a la llegada del sonido gracias a su porte y galantería, mismas que compensaban sus obvias debilidades actorales y pocos registros o “talentos” dramáticos… de ahí su afinidad como héroe rudo y serio destinado al oeste.

Para finales de los 30 Scott empezaría a hacerse de un posicionamiento interesante gracias a la mancuerna con varios directores (de entre los que destacan Henry King y Fritz Lang) y papeles de reparto destacables dentro del western. Así mismo comenzaría una seguidilla de comedias románticas, mismas que unirían su destino junto al de Cary Grant, su gran amigo con el que incluso compartirían una casa y como muchos dicen, un gran romance durante un poco más de 10 años.

Randolph proseguiría con su carrera, pero esta vez teniendo el poder como productor. Con un poco más de 50 años, comenzaría una mancuerna legendaria con el eficaz cineasta Budd Boetticher, experto en realizar maravillas con poco presupuesto. Fue así como esta asociación llevo a cabo una serie de western que, alejados del glamour de Hollywood, crearon una de las series del salvaje oeste más destacadas, con historias frescas, entretenidas, de poca duración, mucha tensión y de poco, muy poco dinero.

Tras años de éxito en ese mercado serie b, Scott se retiraría en 1962, falleciendo dos décadas y media después, a los 89 años. Una figura que influyó y marcó al western en la misma medida e importancia que Wayne, Stewart, Peck y otros, recordemos al injustamente olvidado Randolph Scott con sus 5 Mejores Películas

 

5 – Jesse James (Henry King, 1939)

Para la década en la que comenzaría su andar en el western, Scott tendría la fortuna de trabajar bajo el mando de grandes directores e interpretar papeles de reparto sobresalientes dentro del mismo rubro, incluso en algunos pasajes con mejor desempeño dramático del que tendría como protagónico casi dos décadas después (ya con la libertad de su propia productora). De entre ellos resalta su personificación de Wyatt Earp, su trabajo bajo el western de Fritz Lang y principalmente este, donde hace de un sheriff que perseguirá a los hermanos James en lo que significa uno de los ejercicios más entretenidos e infravalorados del género, así como también una de sus mejores actuaciones en el mismo.

 

4 – Decision at Sundown (Budd Boetticher, 1955)

Atípico western… ¡qué digo atípico! Uno de las cintas del oeste más ajenas a su contexto y por ende muy arriesgadas dados los asentamientos del género profesados por Ford. Aunque puede que sea uno de los films menores dentro de la asociación Boetticher – Scott, su gran valía radica en el giro de tuerca tan bien desarrollado, y en el cambio de registro de su “héroe” rumbo a su final, recreando así un testimonio del duelo y redención, pero también un interesante análisis al post trauma de los soldados en la Guerra Civil. Aquí no se esperen duelos, acción y balazos, sino una excelente estructura de personaje en un pueblo de muy, muy bajo presupuesto, pero muy buenas secuencias.

 

3 – Ride Lonesome (Budd Boetticher, 1959)

Un dato duro que forjó el carácter y férrea personalidad de este héroe perdido de western, fue que luchó y sobrevivió a las dos guerras mundiales; el hermetismo del soldado era notable, pero así también su “macha” presencia, que era suficiente para construir el relato de un mercenario que transportar a un criminal a la cárcel, mientras que el hermano del acusado los persigue. Los pequeños giros de tuerca de Boetticher son un deleite en esta road movie que no necesita trenes, ni persecuciones de mucha espectacularidad, solo diálogos inteligentes, un paisaje y desierto con caballos, y la impresión de una tensión constante en esta persecución de 70 minutos. Aparecen otras dos figuras del género: Lee Van Cleef y James Coburn

 

2 – The Tal T (Budd Boetticher, 1957)

Quizá el mayor ejemplo de western serie b. Ni tan rudo como los errantes del espagueti, ni tan frágil como los vaqueros de James Stewart, a través de Randolph Scott se erigió una contraoferta del machismo de Wayne para irónicamente postrarlo como la figura caballerosa pero ajena al sexo femenino. Su determinación por siempre situarle como el renegado “viudo”, “soltero” o “divorciado” vio en The Tall T la recompensa como quizá el mejor desempeño “dramático” del actor, en una atípica combinación entre thriller y western que gira alrededor de un secuestro, y que también le significó a Boetticher la oportunidad de jugar al “Maestro de Suspenso” con excelentes resultados en tan solo 70 minutos (marca de la casa).

 

1 – 7 Men from Now (Budd Boetticher, 1956)

El punto clímax de la asociación entre Boetticher y Scott, la historia de un sheriff que cazará a 7 bandidos que provocaron la muerte de su esposa es sencillamente un agasajo narrativo para los amantes del género gracias a dos factores: el primero, la aproximación de Scott al arquetipo del “vengador errante”, más similar al Eastwood o al Bronson de Leone; el segundo, nuevamente la agilidad con la que Boetticher narra su historia en otros 70 minutos de duración y con solo 5 actores entre protagónicos y secundarios, construyendo una apasionante metraje que crece de manera progresiva en suspenso y emociones hasta llegar a su clímax, un clásico e inolvidable duelo a muerte. Mención aparte para Lee Marvin, que consigue un antagónico memorable.

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*