Las 5 Mejores Películas de Ron Clements

Usted no conoce su nombre, pero Ron Clements quizá sea el director favorito de su infancia millennial, la cual fue un testigo fidedigno de la etapa de Disney conocida como “El Renacimiento”.

Junto con su socio, John Musker, Clements quizá sea el mercenario con mayor peso y menos fama de la casa del ratón, que se encargó de levantar clásicos a destajo, con cuatro princesas en su haber y cuentos y/o adaptacuones que se volvieron los favoritos de toda una generación

Graduado de Hanna-Barbera, Clements pasó a Disney gracias a un programa de desarrollo de nuevos talentos, donde trabajó dos años de asistente de animación. Su debut como animador se daría con The Rescuers en 1977, pero su graduación se daría cuando trabajara por primera vez junto a Musker, en los primeros bosquejos e historia de lo que se convertiría posteriormente en El Caldero Mágico.

Finalmente se le daría la oportunidad co dirigir junto a Musker su primer film, el cual sin ser un éxito, confirmaría el talento de los que se convertirían en símbolo del renacimiento Disney.

Con 8 largometrajes animados y 11 galardones de entre los que destacan sus tres “Annies”, aquí las 5 Mejores Películas de Ron Clements, que hoy cumple 71 años.

 

5 – The Great Mouse Detective (Ron Clements, John Musker, Burny Mattinson, Dave Michener, 1986)

Adaptada de un corto hecho por el mismo Clements en 1972 previo a su etapa en Disney, esta libre adaptación de Sherlock Holmes es tan infravalorada como la misma dupla de directores. Tan entretenida como libertina, y por momentos hasta de una cierta oscuridad, es notable que en todo su desarrollo resulte ajeno a la típica estructura de los relatos de casa, dejando entrever por varios momentos y en especial hacía su magnífica conclusión, un tono más adulto. Si bien carece de algún musical recordable, es ese clímax y secuencia final y el espléndido villano a quién da voz Vincent Price, lo que eleva la cinta a ganarse un lugar entre lo mejor previo al llamado “renacimiento de Disney”.

 

4 – Moana (Ron Clements, John Musker, 2016)

Expertos en el cine de “princesas”, esta sería no solo su cuarta, sino su primera sin príncipe y la mejor de este tipo por sobre las fracasadas “Brave” y “Frozen”. Moana cuenta con una historia típica del camino de héroe, pero encantadoramente bien ejecutada gracias a la bien tratamiento de su protagonista, el equilibrio con el folclor que se presenta (de nuevo aludiendo a Dioses), y finalmente con algo que siempre distingue a una buena cinta animada de Disney: los musicales. En este último punto “Moana” ha logrado más que las ya antes mencionadas e incluso que la reciente “Encanto”, teniendo al menos un par de excelentes números que sirven para la introducción y desarrollo de sus personajes

 

3 – Hercules (Ron Clements, John Musker, 1997)

Olvidando al penoso Ricky Martin en su versión en español, y teniendo en cuenta un par de maravillosos musicales, pero sobretodo un gran y divertido villano (James Woods presta la voz), tenemos otro de esos clásicos de catálogo y de gran entretenimiento a cargo de estos dos directores, que habiéndose ya confirmado como los principales renacentistas del estudio, ponían punto final a dicha etapa de oro con un gran musical de comedia y aventuras, adaptando la mitología griega a su antojo y por supuesto posicionado varios de sus momentos como clásicos de la generación Y (un film muy querido). Destaca que a pesar de caer en el truco de la damisela en peligro, el personaje en cuestión (y otros femeninos) eran dotados de mayor fuerza

 

2 – Aladdin (Ron Clements, John Musker, 1992)

Con alguna torpeza narrativa solventada por un Robin Williams legendario por su participación como “El Genio” (el doblaje de Rubén Trujillo se encuentra a la par de genialidad), Aladdin es un musical deslumbrante que al igual que su remake de 2019, brilla más por sus números que por su propia historia ¡y que musicales! Habrá que mencionar aprovechando la mediocre versión live action, que el plus de la animación es contar con otro villano con la fuerza suficiente para sostener la trama durante toda su segunda parte, y no cualquier hijo de la vecina que parece salido de una telenovela turca ¡Indignante! Así mismo, se nota sobre todo al final ese cierto toque de oscuridad que ambos directores venían arrastrando desde su obra maestra llamada…

 

1 – The Little Mermaid (Ron Clements, John Musker, 1989)

La cúspide de esta dupla llegaría con el comienzo de la era del “renacimiento” de la casa, tras haber sufrido una serie de fracasos taquilleros e incluso una nula relevancia en poco más de 10 años, desde 1975 hasta la llegada de la nueva “Reina”, una sirenita que bajo los estatutos dejados por Geronimi, movió tierra, aire y mar para construir un clásico tan cruento visualmente como conmovedor en su romance, esplendidos números musicales y encantadores elementos “animales” que quizá surtan la mejor química de “patiños” en toda esta odisea histórica y animada comenzada en los años 30. Si hay un cuento tierno y emotivo en la historia de Disney, ese es La Sirenita, la cual tampoco es ajena a ese halo de oscuridad provisto por su magnífica villana

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 Comments

  • Como uno de mis directores favoritos no sólo de Disney, sino del cine en general, debo decir que este Top me queda a deber en muchas cosas.

    Primero, Moana es la peor película que han hecho: tiene una historia anticuada, lineal, con personajes que en su afán por sentirse únicos y diferentes (y la película nunca se cansa de decírnoslo) se vuelven genéricos, y es visualmente monótona (espero que les guste el color azul, porque eso es el 90% de lo que van a ver). Incluso falla como musical porque rompe escenas clave (como el clímax) para meter una canción (por cierto, le echas tanta bilis a Lin-Manuel Miranda por hacer lo mismo siempre y resulta que aquí también se repite, pero no pasa nada).

    Segundo, si bien Hércules merece estar en el Top, debe estar más abajo, pues por muy divertida que sea, tiene muchos errores de continuidad que entorpecen la trama. Además, cuando todo tu reparto de personajes opaca al protagonista, terminas preguntándote: “¿Por qué no hicieron lo mismo con él?” o “¿Por qué no eligieron a cualquier otro para protagonizarla?”

    Tercero, la completa ausencia del Planeta del Tesoro. Entiendo que a los fans más puristas del libro les desagrade (y de que su fracaso en taquilla es la razón por la que la animación tradicional está muerta en occidente), pero es una película con personalidad propia, con una mezcla de animación espléndida y una relación padre-hijo tan bien estructurada en contexto y desarrollo que es imposible no relacionarse con ella (por esto Jim es un personaje muy importante para la generación millenial, porque si bien a muchos de nosotros no nos faltó un padre, nos tocó uno emocionalmente distante al que le tuvimos miedo y siempre estuvimos buscando su aprobación).

    Si me lo preguntan, mi lista quedaría más o menos así:

    7. Moana
    6. La Princesa y el Sapo
    5. Hércules
    4. Policías y Ratones
    3. Aladdín
    2. El Planeta del Tesoro
    1. La Sirenita

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*