Las 5 Mejores Películas de Rutger Hauer, el eterno Nexus 6

Más de 170 títulos entre el cine y la televisión, la carrera del replicante y actor holandés Rutger Hauer llegó a su fin el pasado 19 de Julio a sus 75 años, noticia que tomó de sorpresa al mundo del cine recién el día de ayer.

De educación teatral, este hijo de la Segunda Guerra Mundial (nacido en 1944 durante la ocupación nazi a Holanda) adoptó rápidamente su destino dramático por parte de su madre, una maestra de actuación que rápidamente encausó a su pequeño a seguir con la tradición familiar. Con una constancia pasional de trabajo desde sus 15 años,  a sus 25 ya sería reconocido por toda su nación gracias a su trabajo protagónico en la serie Floris, el cual inmediatamente llamó la atención de su compatriota, el director Paul Verhoeven, que lo catapultaría a la pantalla grande con el romance Delicias Turcas en 1973. Seguiría trabajando en Europa hasta que en 1981 lograra cruzar el Atlántico para debutar en Estados Unidos a lado de Sylvester Stallone en el thriller de acción Nighthawks. Parecería que su destino se sellaría con ese tipo de producciones y papeles secundarios, arribando a Hollywood en una etapa del apogeo video home y producciones faltas de recursos, sin embargo Hauer se las arreglaría para encontrar los papeles exactos para denotar su talento, haciéndose un rostro conocido y recurrente desde 1982, cuando Scott lo seleccionará para su papel más memorable, convirtiéndolo en una figura para cultura pop y la posteridad del género.

Pudo haber sido Robocop (un papel que su mismo padrino Verhoeven le terminó negando), pero a pesar de lo que a al parecer fue un golpe anímico para su carrera, Hauer se sostuvo siendo uno de los actores más disponibles y recurrentes entre el mundo del serie b y ciertos blockbusters, donde adquirió la fama de ser un oscuro y peligroso villano (irónicamente algunos de sus mejores papeles denotan todo lo contrario).

Entre sus últimos pequeños pero recordables papeles se encuentran los de Batman Begins, la serie True Blood, Valerian y The Sisters Brothers (aquí con una analogía de toda su carrera, con un papel pequeñísimo pero que funge con gran presencia como el villano principal).

Rutger Hauer nos deja con algunos títulos memorables y dignos para recordar con cariño su talento, momentos que a pesar de sus líneas más conocidas, no se perderán como lágrimas en la lluvia, sino que perdurarán para la memoria cinéfila. Que descanse en paz.

 

Bonus. Sin City (2005)

Dentro de un casting formidable, el amante del cine b Robert Rodríguez no olvidó la figura de uno de sus iconos y malosos por antonomasia, otorgándole un papel que aunque pequeño en duración, resulta de gran relevancia para el oscuro y violento relato noir fiel a la visión de Frank Miller. Hauer así interpreta al Cardenal Roark, principal villano que a pesar de contar con no más de 5 minutos en pantalla, gracias a la capacidad del histrión es capaz de perturbar y helar la sangre como un artífice demoniaco enfundando en los trapos religiosos; una clara alegoría a esa contrariedad espiritual que ha enmarcado a algunos de los más grandes villanos del cine.

 

Bonus. Blind Fury (1989)

Tras la debacle y traición de su padrino holandés, Hauer sentenció su divertida y prominente carrera en el serie b gracias a esta producción, una especie de parodia que lucha propositivamente por mantenerse “seria” para así desprender un humor negro exquisito en una expansión del cine y el video de acción. Como un ex marine ciego y espadachín, Hauer desprende un carisma casi improvisado bajo la dirección de lo que en realidad era (y es) un cineasta de corte melodramático como Philip Noyce, dando como resultado una de esas mescolanzas dimensionales tan raras y divertidas de donde el actor es el único que sale bien librado. Accidental o no, es una delicia b.

 

5. Hobo with a Shotgun (2011)

Mística e hilarante idiotez catapultada al culto y originada del falso tráiler para el proyecto de permanencia voluntaria de Grindhouse del mismo Robert Rodríguez (y Quentin Tarantino). Sin duda como el vagabundo que llega a un pueblo para impartir justicia, Hauer ve el epítome de su carrera, creando una especie de remake histriónico de su Furia Ciega, pero llevándolo al extremo bajo el tono sin concesión de Jason Eisener en la dirección. No hay preservativo para esto, y es que esta satírica oda a la violencia es tan divertida que sin duda se ha posicionado quizá como el mejor referente del b en esta década. Una increíble despedida para su eterno personaje.

 

4. Ladyhawke (1985) Por Mirna Galván (Chikilla)

Etienne Navarre, capitán de la Guardia que de día cabalga junto a un bello halcón que lo acompaña a donde sea que vaya y de noche, convertido en lobo, sigue y protege a su amada Isabeau (quien no es otra que el halcón que lo acompaña). La película de Richard Donner nos muestra al guerrero medieval que pelea no solo contra las injusticias, sino por su amor, uno hechizado que les permite estar juntos pero por siempre separados. Contrario a su rol villanesco, el talento y versatilidad de Hauer lo convirtieron aquí en el perfecto arquetipo del caballero o príncipe que toda mujer de la década de los 80 anhelaba conocer, y que por cierto fue marca Disney

 

3. The Hitcher (1986)

Uno de esos clásicos que el 90% desconoce (y que deberían ver ¡YA!), The Hitcher es el film alfa del psicópata de carretera gracias a la siniestra personificación de Hauer como el mayor hijo de puta que te puedas encontrar en el camino. Quizá esta sea la razón por la que se recomienda no recoger a extraños en las calles, y es que esta excelente, divertirá y hasta terrorífica road movie es un ejemplo claro de cómo un sencillo pero bien estructurado guion, combinado con el actor indicado para el papel, pueden crear culto incluso estando dentro de ese entorno serie b. Quizá su argumento ya se había contado antes (y después), pero nunca de una manera tan autentica y hábil.

 

2. La Leyenda del Santo Bebedor (1988)

Ganadora del León de Oro, es gracias a Hauer que esta preciosa adaptación recrea de manera perfecta la devastación del alcoholismo. De un silencio cómplice en dicha degradación, el metraje transcurre de una manera solemne entre su drama y espiritualidad, tocando puntos incluso de comicidad accidental en una odisea trágica y de narración perfecta, y que con el paso del tiempo, se ha quedado varada en un injusto olvido. Una joya que merece ser revisitada y enmarcada como una de las mejores piezas del cine italiano, el histrión aquí muestra el clímax de su talento con un personaje tan entrañable como desgarrador. Como nota para la posteridad, creo que Hauer puede presumir en el más allá de haber tenido dos de las muertes más hermosas en la historia del cine.

 

1. Blade Runner (1982)

La importancia de este papel dentro de la escena fílmica traspasa incluso al excelso personaje de Hauer, el replicante en búsqueda de vida. Con sus líneas filosóficas y fastuosa y hasta cierto punto tétrica presencia, Batty quizá signifique el deceso más famoso y sin duda uno de los más bellos y contemplativos, repleto de simbolismos y de gran relevancia para el género SF. Aquellas líneas retumban en todo amante del cine y el replicante más humano de manera inmediata pasó a formar parte de nuestra cultura pop. Denotando su vena teatral, es imposible imaginarse a otro actor en este papel, con ese hermoso ritmo y pausa para sentenciar su deceso:

 

I’ve seen things you people wouldn’t believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched C-beams glitter in the dark near the Tannhäuser Gate. All those moments will be lost in time, like tears in rain.

Time to die.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

  • SOBREVALORADA escena. Basta hermano, hasta cuándo vas a seguir repitiendo lo mismo. Excelente película pero no veo por qué se alaba tanto esta escena.

    Responder
    • Mr Ford Smith, creo que tomando en cuenta su gusto hasta la SF, la repetición quizá se deba al deceso del personaje. Algo que le parece sobrevalorado es valorado por el 99% digamos de la crítica estimado, misma cuestión con considerar Matrix mejor que La Naranja Mecánica estimado. NO estoy diciendo que sus gustos sean malos y que su posible análisis sea negativo o erróneo, sino que quizá y solo quizá no cree que sencillamente a usted no le guste y sea de los pocos poquísimos? jaja

      Gracias estimado y no se preocupe, creo que hablar de Blade Runner tendremos que esperar a que Ford u otro actor de reparto pase a otro plano o hasta que se llegue el 2049 jajaja

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*