Las 5 Mejores Películas de Scarlett Johansson

Digamos que el talento y la belleza eran heredados; nacida un 22 de noviembre de 1984, de ascendencia danesa, sueca y rusa, de un abuelo guionista y director, y de una madre cinéfila que le inculcó desde muy chica el amor el séptimo arte, Scarlett Johansson comenzó su formación teatral asistiendo y graduándose de la Professional Children’s School en Manhattan en el 2002, año en el cual ya era toda una niña – adolescente consagrada en el mundo de la actuación (comenzó a actuar a los 9 años) gracias a sus apariciones en Manny & Lo, The Horse Whisperer, The Man who wasn´t there y Ghost World, con roles que la posicionaban como una de las actrices más prometedoras de la generación Y (si, Scarlett es una millennial de primer modelo).

También cantante de jazz (sus discos de 2008 y 2009 son un manjar), Johansson tendría su revulsivo artístico en el año 2003, donde literalmente con 18 años pasaría de la adolescencia a la madurez con un par de obras que le darían el prestigio necesario para instalarse en los más altos estándares de la selección actoral, siendo musa para los Coen, Allen y mucho del cine estadounidense e inglés de la pasada década con excelentes resultados.

Permitiéndose incluso jugar a los superhéroes durante 10 años, el talento versátil y una de las bellezas más impactantes dentro de la industria le han permitido ir y venir del cine comercial para interpretar una amplia gama de personajes que con tan solo 36 años le ha ajustado para 66 títulos en su carrera, 61 galardones internacionales (incluyendo un BAFTA y un premio especial en Venecia) y por supuesto ser al día de hoy una de las actrices más requeridas, taquilleras y de calidad dramática en el panorama, sin dejar de lado su activismo feminista que la sujeta bien a las tendencias sociales en la actualidad

Celebremos el cumpleaños de Scarlett con sus 5 Mejores Películas

 

Bonus – Girl with a Pearl Earing (Webber, 2003)

El parteaguas artístico de Johansson se daría en el 2003 con dos obras, la primera de este ranking una soberbia adaptación histórica y artística sobre uno de las obras y pinturas más famosas de todos los tiempos, y en donde Scarlett saca a relucir sus dotes dramáticos en una historia de amor y obsesión, incluso notándose mucho más comprometida y madura con su papel que el de Colin Firth, su amor, pintor y amante, robándole el protagonismo del film que ya se auguraba desde el título. Con nominación en los Globos de Oro, Johansson se convertiría en aquel año no solo en la musa de Vermeer, sino en la de toda una industria que no le perdería la vista, tornándose la obsesión hacía con su talento y figura.

 

5 – Under the Skin (Glazer, 2013)

Una tan arriesgada como mañosa, y al final ciertamente te decepcionante propuesta de ciencia ficción, el mostrar a Johansson totalmente al desnudo no solo fue el arma promocional ideal, sino el elemento principal de la narración de este contemplativo experimento. Independientemente de lo gloriosa que se ve Scarlett desnuda (lo digo con toda objetividad tanto estética como argumental), dicho vehículo narrativo es el que da cierta coherencia a lo que propositiva o accidentalmente pretendía el director, que es mostrar a la tentación por la carne como algo natural, normal y hasta en algún punto tanto trágica como hermosa. Una especie de alien femme fatale, sin duda la presencia de Johansson ha llevado a este film a un cierto culto

 

4 –Match Point (Allen, 2005)

Primera de tres bajo la dirección de Allen, aunque las consecuentes estarían repletas de ella pero de poca y boba historia, en su primera incursión como musa del polémico cineasta fue donde Johansson explotó sin concesión toda su fastuosa sensualidad, al servicio de un encomiable y tenso thriller erótico que le dio tanto a ella como a su director uno de sus mejores y más olvidados éxitos. Siendo el objeto del deseo y amante de un nuevo hombre de familia, la naturalidad y convencionalidad de dicha historia se ven transformada en un espiral de misterio que tendrá funestas consecuencias, un giro argumental excelso, pero también uno mediático del que ya no habría vuelta atrás: Scarlett sería la figura femenina por antonomasia de Hollywood

 

3 – Jojo Rabbit (Waititi, 2019)

Poderosa fábula infantil, tan cómica como desgarradora, tan arriesgada como ajena a cualquier discurso político, Waititi de nuevo convierte lo complejo a “simple” al revisitar la visión y percepción infantil sobre un suceso trágico, en este caso poniendo de relieve la inocencia rota por el fanatismo y la guerra. Jojo te lleva de la excepcional comedia al más cruento drama bélico gracias a la estructura sublime y manejo de personajes de Taika, comenzando por su propio Hitler hasta Yorki, sin olvidar el sacrificio del Capitán K o los zapatos de mamá, estos últimos quizá su símbolo más bella y cruentamente expuesto y que parten de una actuación conmovedora, triste y compleja de una Scarlett con nominaciones al Oscar y más naturalidad que Roberto Benigni.

 

2 – Marriage Story (Baumbach, 2019)

Aunque esta versión light de Kramer v. Kramer haya sido inflada a pesar de su intermitencia narrativa y gracias a sus discursos tendenciosos de parte de la injusta ganadora Laura Dern, la realidad es que su química y/o desempeño actoral protagónico es sencillamente abrumador, llegando a crear por y alrededor de estos, una serie de situaciones tan hilarantes como dramáticas que desde su estreno ya son parte del colectivo memorial y hasta creadores de un incierto “manual” invisible sobre el cómo  “divorciarse y no morir en el intento”. La actuación de Scarlett demuestra que no solo jugó un rato a cobrar millones en los Avengers, sio que su talento se mantuvo intacto e incluso en evolución. La secuencia de la discusión sobrevivirá décadas.

 

1 – Lost in Translation (Coppola, 2003)

No podría ser otra. La conversión de adolescente a una adulta, de una actriz a una musa, y de una figura a objeto de toda nuestra ternura y amor, fue una increíble evolución artística para Johansson que Coppola y la grandiosa química con Murray pudieron absorber y encausar por el mejor camino. Su actuación, tan poderosamente espontánea y cautivadora, no solo logró decenas de nominaciones y premios internacionales, sino también grabar en todo el colectivo memorial cinéfilo el nacimiento de una nueva estrella millennial de la actuación, una de las más brillantes y por supuesto, más hermosas. Aquella “perdición” y monotonía transformada en una aventura de amor ve afianzar su culto con su poderosa escena final. Scarlett asiente.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


1 Comment

  • A mi parecer faltó su actuación en Her, realiza un trabajo extraordinario con sólo su voz. Y, lo más importante, tiene una gran química con Joaquin Phoenix a pesar de que nunca los vemos juntos en pantalla. Una especie de HAL 9000 de carácter puro, curiosa y siempre deseosa de conocer más el mundo.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*