Las 5 Mejores Películas de Susan Sarandon

Su nombre es sinónimo de talento, pero también de deseo, belleza, erotismo y fortaleza femenina. Una de las musas más prodigiosas y versátiles del séptimo arte desde su irrupción a mediados de los 70, Susan ha sido durante 5 décadas uno de las mujeres estandartes de la actuación en Hollywood ¿y por qué no aceptarlo? Uno de los iconos sexuales más destacables incluso hasta la pasada década.

Nacida un 4 de octubre de 1946, Susan Sarandon heredó su destino como artista de su padre, un porductor televisivo y publicitario. Obteniendo su título en artes dramáticas en 1968, comenzaría su carrera como actriz directamente en el cine en 1970 en el thriller “Joe” de John G. Avildsen. Comenzaría  a ganar notoriedad después en la televisión, sin embargo por la presión de la producción en cuanto a su adaptación del teatro al cine, Sarandon catapultaría su carrera con la intervención en la cinta de culto, The Rocky Horror Picture Show de 1975, en un papel que marcaría el primer tipo de arquetipo y de personaje que la convertiría en una leyenda, combinando su talento y grande belleza con relatos de cierta índole erótica que le permitían también una expresión corporal imponente.

Ganadora de más de 50 premios y aún en activa con más de 160 créditos en su haber, con el paso del tiempo y la llegada de la adultez Sarandon también se erigiría como una importante fuerza dramática al abordar a la figura materna (biológica o impuesta y/o como guía) como su segundo tipo de personaje, realzando así su versatilidad y gran talento con el pasar de los años.

Celebremos los 74 años de una de las mejores actrices de Hollywood recordando sus 5 Mejores Películas.

 

5 – White Palace (Luis Mandoki, 1990)

La película en la que sin duda luce más hermosa (caí rotundamente embelesado y a sus pies), bien podría decirse que Sarandon madura su joven papel en Atlantic City para llevar a cabo con un mayor rango de maduración dramática, el papel de una mujer que en el amor encuentra la manera sortear su marginada situación económica – social. Aunque la cinta de Mandoki es lo bastante convencional incluso para pasar por una proyección de Hallmark, es Susan la que despliega una presencia histriónica – erótica imponente, poniendo de cabeza no solo al personaje de Spader, sino a toda la audiencia. Con también un discurso de crítica social y homenaje a Monroe incluidos, su protagónico logra con realismo y pasión ser una figura de fortaleza femenina

 

4 – The Client (Joel Schumacher, 1994)

Básicamente Susan aparece en este film para arreglarle todo el drama y toda la química actoral al muy cuestionable Joel Schumacher, en este por momentos híbrido entre un bien interpretado melodrama familiar y un tenso thriller de tonos judiciales. Aunque es notable como el interés narrativo se irá perdiendo entre una serie de torpezas y clichés, una soberbia Susan Sarandon adquiere todo el peso de la película no solo desarrollando con elegancia y mucho carisma al mejor personaje de la cinta, sino de paso augurándose a pesar de toda la mediocridad de su director y cast, uno de los mejores papeles de su carrera. El esfuerzo le regalaría con creces una nominación al Oscar, preparándose para el próximo año en el que firmaría por fin su victoria

 

3 – Atlantic City (Louis Malle, 1980)

Cinco años después de su irrupción en The Rocky Horror Picture Show, a Sarandon le llegaría por fin la oportunidad de sacudirse la suerte y confirmar su gran proyección histriónica – dramática con esta joya, una fábula criminal que narra el ocaso de la figura gansteril con elegancia, humor negro y mucho romanticismo, y en donde muy joven pero con un prominente talento, crea una química conmovedora con el también magnífico Burt Lancaster en un amor de “parias” imposible, electrizante y por supuesto con momentos de elegancia erótica en donde Susan brilla con esa combinada capacidad. Tan tierna como pasional, esa imagen la acompañaría por el resto de su carrera, firmando con esta película también su primera de cinco nominaciones al Oscar.

 

2 – Thelma & Louise (Ridley Scott, 1991)

Uno de los mejores road movies en la historia, pero también uno de los grandes iconos del cine feminista gracias su increíblemente bien desarrollado e interpretado espíritu de libertad, un mensaje que se imprime, se respira y con el que se empatiza de principio y a fin gracias principalmente a la magnífica química entre Davis y Sarandon, esta última ejerciendo quizá la combinación perfecta entre sus dos arquetipos antes mencionados: la sensualidad y la guía maternal. Así pues Scott impregna de un suspenso trágico pero de cierta manera inexplicable a todo su film ¿Qué pasará con estas dos grandes heroínas y amigas? La respuesta obviamente llegará de manera impactante en un clímax – final que incluso hasta la fecha parece surreal.

 

1 – Dead Man Walking (Tim Robbins, 1995)

Con la larga y prolífica maduración a cuestas, Sarando se aleja de su arquetipo sensual para llevar a cabo una actuación dramática portentosa e inolvidable. Como la hermana Helen, Sarandon alcanza el mismo y atípico registro que la narración, uno tan frio pero a la vez tan cálido sobre una cuestionable pero trágica realidad: la pena de muerte, sin duda uno de los temas más polémicos dentro del sistema judicial de Estados Unidos y que este gran drama logra sortear gracias no solo a la naturalidad histriónica entre la química de Sarandon y Penn, sino también a su tono humanizado y que logra permanecer ajeno al propio acto de la ejecución durante la mayoría de su metraje. Uno de esos golpes de suerte directivo de Robbins que enalteció a Sarandon al culto.

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*