Las 5 Mejores Películas de William Friedkin

William Friedkin es una figura muy contradictoria en el cine; por un lado estamos hablando de uno de los directores claves dentro de la construcción de dos géneros a partir de los 70, pero por otro de un cineasta tambaleante que a pesar de estudiar y proyectar la psique y la maldad humana con singular maestría, cuenta en su carrera con más tumbos que triunfos, causa y consecuencia también de una pobre constancia, trabajos televisivos burdos y un retiro quizá tempranero hace exactamente 10 años.

Nacido un día como hoy, Friedkin comenzó como muchos en su rubro dirigiendo seriales nocturnos y de terror (uno de ellos Alfred Hitchcock presenta), para tras 5 años de picar piedra televisiva, conseguir su debut fílmico en 1967 con la lamentable comedia musical y parodia “Good Times”. Friedkin mejoraría con el tiempo saltando de género en género hasta encontrar una estabilidad con el drama LGBT “The Boys in the Band”, para luego encontrar su proyección definitiva un año después ganando el Oscar con uno de los más influyentes thrillers de acción y policiales.

Para 1973 se haría de su más grande joya, dando al cine la que para muchos es la cinta de terror por antonomasia de todos los tiempos. Quizá estos dos impresionantes hitos marcaron el destino de Friedkin, uno en el que jamás lograría equiparar dicho nivel y en donde evitaría el encasillamiento dirigiendo obras tan dispares como también cuestionables, pero claro, con algunas excelentes excepciones que a continuación nombraremos.

William Friedkin cumple hoy 86 años. Una leyenda viva, celebramos al director del más grande exorcismo con sus 5 Mejores Películas

 

5 – To Live and Die in L.A. (1985)

Tratando de emular su “Conexión francesa”, este rescatable thriller es capaz de equiparar la pericia técnica y la carga de suspenso en sus escenas de acción de aquella ganadora del Oscar (hay otra secuencia de persecución bastante memorable), pero no así su carisma dramático muy a pesar de contar con un naciente Willem Dafoe como uno de los protagónicos. Es de notarse como esta pieza sin duda es la única sobresaliente dentro de toda su carrera dentro de los 80 (donde se dedició más que nada a cortos y videoclips), para algún sector del público y de la crítica  considerada como un baluarte dentro de la extensión de cine policíaco influido por la irrupción televisiva de dichos seriales

 

4 – Bug (2006)

Por Teddye Zapata

Escrita por Tracy Letts y basada en su propia obra de teatro, Friedkin dirige un intenso thriller psicológico con tintes de horror, que captura la esencia del miedo, la paranoia y la ansiedad de manera excepcional, y explora las consecuencias de la soledad, el aislamiento, y la adicción al alcohol y las drogas a través de Agnes (Ashley Judd), una camarera que vive deprimida por haber perdido a su hijo y con miedo de su expareja abusiva que acaba de salir de la cárcel. En medio de ese momento vulnerable, conoce a Peter (Michael Shannon), un hombre misterioso que se presenta como alguien diferente en su vida, pero que a la larga muestra su verdadera naturaleza, derivando en un descenso a la locura de ambos personajes, regalandonos así, un duelo actoral memorable por parte de Judd y Shannon.

 

3 – Killer Joe (2011)

Si alguna vez te atreves a ver esta excelente curiosidad de thrillery última película de Friedkin como director (de ficción), ten en cuenta que en tu vida vas a volver a tragarte un pollo del KFC. Sin reservas en mostrar la crueldad y la ignorancia humana, un peculiar asesino a sueldo aprovecha estas debilidades sociales para torturar a una familia deshumanizada ¿El perpetrador? Un excelente villano texano interpretado por McConaughey. Enfermiza, erótica y violenta, Friedkin busca esa humanización en un ambiente americano retrograda y primitivo, construyendo un thriller que se acerca al horror psicológico  gracias a un magistral manejo de la tensión  en el inminente peligro de meter a un animal salvaje en un cuarto con seres limitados.

 

2 – The French Connection (1971)

Un thriller policíaco que se convirtió en la base narrativa de todo el subgénero, no solo en cuanto al desarrollo de su historia, sino también de los arquetipos y personajes que lo conforman. Quizá Friedkin no ganó el Oscar por su mejor obra, The Exorcist, pero esta decisión de cierta manera marcaba una tendencia innovadora en cuanto a los relatos de los 70, dando una mayor apertura a géneros y variantes que se salían del drama y del Hollywood clásico para ampararse en un suspenso encomiable, con historias más reales y palpables dentro de este cambio de generación. The French Connection bien podría ser también una de las pocas ganadoras del Oscar en catalogarse de igual manera como una cinta “de acción”.

 

1 – The Exorcist (1973)

Por Teddye Zapata

Puede que resulte trillado, pero es que es imposible ignorar una pieza de este calibre cuando de  terror se trata. No solo marcaria época, sino un antes y un después en el género ya que su impacto sería tal, que su fórmula y muchos de los elementos serán los mismos que se intentan recrear todavía -muy pobremente, dicho sea de paso- en el cine en general. Tomando como punto de partida el drama familiar, poco a poco lo sobrenatural desemboca en lo profano, con la confrontación de sus personajes con el demonio mismo en uno de los clímax más intensos que se haya visto, no quedando en el mero susto, sino también permitiendo ahondar en la perdida de la fe, la culpa, el arrepentimiento, el luto por seres queridos y la desesperación de tratar de darle un sentido lógico a una situación que está muy lejos de tenerlo

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 Comments

  • Buenas tardes, creo que Sorcerer es una excelente película de Friedkin y merecía por lo menos una mención por la música, la tensión, y la cantidad de referencias a otras películas.
    Las 5 mejores películas de Friedkin deberían ser 6.
    Saludos

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

*

*