Momentos Favoritos del Cine: 2001 A Space Odissey

Un viaje al infinito, el cosmos visto desde el mismo arte; de la pluma de C. Clarke a la narrativa contemplativa del más grande cineasta de todos los tiempos, de los acordes de Strauss y las odiseas musicales y atemporales de Lygeti2001 es en si la concepción misma del género en su rubro fílmico; el monolito de la ciencia ficción, a donde tenía que llegar aquel 1902 de Melies y de donde se desprenden todas las consecuentes décadas y obras, esta joya metafísica abarca origen, evolución, conquista, inteligencia artificial e infinito, capítulos que bajo la simple comprensión podrían desembocar en una confusión y choque de negación contra la perfección y grandeza, pero que bajo la vista artística y el desprendimiento de todo dogma, resulta un descubrimiento inigualable de estándares narrativos hasta la fecha inalcanzables por otras obras o ensayos ¿A alguien le queda duda todavía de que Stanley Kubrick es el más grande artista cinematográfico de todos los tiempos?

Como una experiencia personal, 2001 es mi ritual de comienzo de año, siendo la primera película que el 1° de enero debe inaugurar mis aposentos y entorno fílmico para de cierta manera expiarme de todos los bodrios vistos y encomendar mi ser y mi esperanza de una buena cosecha a esta conglomeración de “Maestros”; como una oración hacia aquella concepción onírica en la que Kubrick plantea de manera compleja todos los fundamentos del género ya mencionados, ya sea de manera explícita (A.I., aventura espacial, evolución tecnológica y/o humana, investigación científica) o sutil (ficción especulativa, loop infinito), en tonos que abarcan también al suspenso y drama como género o al surrealismo como fuente y corriente visual, mi experimentación como cualquier mortal cinéfilo es siempre encontrar un nuevo significado a 2001, objetivos que C. Clarke y Kubrick comparten y comprenden dejado claro que la exploración espacial y el infinito es hasta cierta manera inexplicable o sujeta a la percepción de cada individuo, incluso alcanzando picos emocionales y tópicos tecnológicos aún vigentes y/o en actual desarrollo.

Pero más allá de su complejo discurso narrativo, 2001 es también una pieza reconfortante y hasta un vehículo de relajación visual y auditiva, al ser testigos de una fastuosa comunión de imágenes y sonidos que ven en El Danubio Azul de Strauss el apadrinamiento ideal para el consecuente viaje al cosmos.

Nuestro momento favorito de hoy y con la perfecta excusa de celebrar su 51° aniversario, Kubrick echa mano de aquella gran pieza musical para construir un vals espacial, que como origen y despliegue de la evolución, conllevará en su montaje una concepción humana – científica explícita, siendo también influencia de muchos otros cineastas y secuencias durante los años venideros.

Me gusta resumir con esta secuencia todo lo que significa 2001: A Space Odissey, una sinfonía fílmica imprescindible y de inalcanzable belleza que aún se encuentra ahí en el infinito, en un punto al que el humano no ha llegado ni comprendido.

 

 

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


2 comentarios

  • Personalmente, el segundo acto, que esta escena abre, me parece el más flojo de toda la película. Y no es que sea malo, pero no es tan interesante como la interpretación muda del Amanecer del Hombre, el duelo intelectual entre HAL y Dave Bowman y el surrealismo de Júpiter y más allá del Infinito. Aún así, me parece una obra maestra.

    Por cierto, conozco a alguien que dice que Blade Runner ¡es mejor que 2001! Dice que la obra de Ridley Scott ha trascendido más que la de Kubrick tanto por el diseño de producción como por sus ideas y temas como la moralidad, la identidad, el derecho a la vida, la distopía gubernamental, la robótica e inteligencia artificial y, por supuesto, qué es lo que nos hace humanos, todos usados actualmente por todo el mundo. ¿Usted qué piensa?

    Responder
    • Mmmm creo que puede ser defendible su punto estimado. Si me lo pregunta creo que 2001 es el 1er lugar de la SF y Blade Runner facilmente podría pasar entre el 2 y el 4. Las dos son trascendentales e influyentes. Aún así no creo que nadie supere esta joya

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*