Momentos Favoritos del Cine: A Clockwork Orange (+18)

La película perfecta ¡No hay más! Imprescindiblemente compleja y divertida, la mística narrativa de Kubrick englobaría todo el quehacer artístico en una sola obra: La libertina concepción desde su adaptación literaria, la cuestión actoral que rebasaba la interpretación para sumergirse en los personajes de manera escabrosa, la teatralidad definitoria de un director obsesionado por la perfección visual y la perspectiva simétrica en cada cuadro, la conjunción musical cuasi divina que aquí alcanza limites oníricos y protagónicos nunca antes vistos tras incluso situar a Beethoven como un testigo accidental de la violencia y redención, y finalmente, su construcción argumental bajo un enfoque de ficción especulativa y toques de comedia, drama y suspenso.

clockwork-orange

A Clockwork Orange, a los ojos de su servidor es la perfección cinematográfica, y con perfección me refiero a que la pieza no denota ni un ápice de error en ningún rubro, ni trastabillo narrativo o rítmico en su desarrollo, ni desempeño histriónico fuera de lo requerido, ni cuadro o secuencia de más; su montaje final es definitorio, inmaculado y al mismo tiempo inquietante gracias a la pulcritud de su imagen e identidad y posicionamiento de culto que a hace una joya atemporal, capaz de situarse en cualquier etapa de tiempo y lograr ser actual, revolucionaria y hasta adelantada al mismo. Aún retadora para cualquier sistema que usted quieran mencionar: religioso, político, social, espiritual, filosófico, médico, artístico, cualquier plano de debate en un ejercicio donde Stanley Kubrick le ha guardado una serie de simbolismos y referencias que en conjunto conforman quizá la broma y situación más irónica (Y real) de la vida: el humano como un pieza y víctima “mecánica” de un sistema capitalista, espiritual y de consumismo.

8485d991af0da47e7601cc2fea07d751

Para el objetivo de esta sección, ustedes ya podrán haber notado que mi  amor por esta obra me dificulta la tarea de seleccionar solo un momento favorito dentro de un compendio de magnificencia audio visual, sin embargo creo que el mensaje final, ese en el que la realidad se muestra tan maligna y al mismo tiempo tan esperanzadora, es  el instante perfecto donde yo solo puedo imaginarme al Maestro Kubrick sonriendo por los resultados.

Alexander DeLarge es un reflejo salvaje de nosotros, él sistema trató de cambiarlo, modificarlo y usarlo, solo para darnos cuenta que la ideología y la esencia personal es la que perdura, no cambia, y la que en realidad es la que crea al sistema, un ciclo interminable que rige esta “Naranja mecánica” y en la que el humano solo debe dejarse llevar y sentirse curado.

Sin duda alguna el mejor cierre en la filmografía de Kubrick. La espectacularidad de su competidora más cercana en la historia (La otrora perfecta oda de Kubrick llamada 2001) palidece ante la frialdad de una narrativa sin libertad de juicios o percepciones. La Naranja es lo que es: armoniosa, amenazadora, obsesiva, perfecta, divertida y… mecánica

Etiquetas:  

Acerca del autor

El Fett   @El_Fett   cinescopia.com

El más realista y cabrón crítico de cine que pueda existir. Ente sin misericordia que tiene el halago de transmitir a los mortales su sentir y sabiduría en el mejor recinto sobre el séptimo arte. Cinéfilo de corazón y crítico crudo por vocación. Alter ego del Licenciado en mercadotecnia y RRPP Oscar M Rodríguez (FB) Sigueme en twitter @El_Fett


4 comentarios

  • Ese momento simbolico donde vemos de pronto dentro de la cabeza de Alex.. (cuando la musica por fin vuelve a darle ese placer que le daba cuando era un hooligan… ), sabes que esta curado y que…. los fotografos de chismes debieron lucrar con la toma a la entrepierna en ese momento… (segun yo la ultima toma es su mayor fantasia.. no?… giving the society a f…)

    Responder
  • Yo agregaría más de una, tales como la primera vez que escuchamos el segundo movimiento de la novena sinfonía, o el método ludovico, o la escena en cámara rápida, o cuando F. Alexander lo encierra en el cuarto y lo tortura con la música. En serio, hay demasiado de dónde escoger (en serio, hay que actualizar los comentarios para que haya una opción de anexar videos e imágenes).

    Por cierto yo (desgraciadamente) soy de los que hubiera preferido el final original. Yo leí el libro y si bien es fiel en el 95% del tiempo, y los cambios no son tan bruscos, siento que el capítulo 21 podría haber estado bien (aunque entiendo el porqué lo sacaron, pero cuando el propio autor afirma esto da en qué pensar).

    Por cierto, estoy pensando hacer una historia de este estilo, a modo de homenaje/parodia (me voy a ir al infierno sólo por pensar en eso). ¿Qué me recomendaría?

    Responder
    • Bueno, igual echela mi estimado y aquí se la revisamos jajaja, no se crea. Creo que mientras tenga una buena exposición paródico no hay ningún problema, pero si debe de ser completamente parodia y no pretender ser otra cosa refiriéndonos a algo tan delicado como abordar este relato de otro punto de vista

      Sañudos estimado

      Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

*